Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La ópera del siglo XXI canta temas de actualidad

Sábado 10 de mayo de 2014
SEGUIR
LA NACION
0

Las últimas semanas se estrenaron dos óperas basadas en historias relacionadas con hechos sucedidos durante el siglo pasado, pero con enlaces claros con el presente.

La obra El juez (los niños perdidos) es la ópera con la que el tenor José Carreras volvió a los escenarios líricos luego de mucho tiempo. "No quiero acabar mi trayectoria profesional sin pisar de nuevo un escenario con un personaje; no como un señor vestido de traje, frac o esmoquin que canta un concierto. Quiero volver a mis raíces como artista: la ópera, el teatro, las candilejas, los colegas y el coro", contó Carreras a LA NACION, el año pasado, durante su última visita al país. Prometió y cumplió, con el estreno que se realizó en el teatro Arriaga de Bilbao. La ópera del austríaco Christian Kolonovits contó con libreto de la dramaturga Angelika Messner, dirección escénica de Emilio Sagi y musical de David Giménez. Pero la noticia no fue sólo la vuelta de Carreras a un personaje sino la historia de El juez, que habla de la apropiación de niños durante el franquismo.

A 10.000 kilómetros de España se estrenó en Buenos Aires Ultramarina, ópera con música de Pablo Mainetti y libreto de Edgardo Cozarinsky (basada en el libro El rufián moldavo, de este escritor) con puesta en escena de Marcelo Lombardero. La historia toma parte del relato del libro de Cozarinsky, que tiene relación con la zwi migdal, la red de trata de personas que tenía su sede en Buenos Aires. Si bien Ultramarina y El juez (los niños perdidos) no abordan directamente temas de tapa de los diarios de hoy, mantienen un link con temas del presente.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas