Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Informe

Según la CTA oficialista, hay 7,7 millones de pobres y en 2013 aumentó la indigencia

Economía

La central sindical advierte sobre la pérdida del poder adquisitivo del salario; más de 200.000 personas habrían caído en la indigencia el año pasado

Por   | LA NACION

A la espera de que el Indec resuelva sus "problemas metodológicos y de empalme" -tal fue la explicación del jefe de Gabinete, Jorge Capitanich , para justificar por qué no se difundieron las cifras oficiales de pobreza e indigencia en el día previsto- siguen apareciendo nuevos informes que demuestran que la cantidad de personas que no pueden cubrir sus necesidades básicas es mucho mayor que la que el Gobierno parece dispuesto a admitir.

Ayer fue la CTA conducida por Hugo Yasky, cercana al Gobierno, la que puso en cuestión las estadísticas oficiales. Según Cifra, el centro de estudios de la central sindical, al cierre de 2013 la pobreza en la Argentina afectó al 18,2% de la población , es decir, alrededor de 7,7 millones de personas. La tasa es casi cuatro veces mayor que la que el Indec calculó para el primer semestre de 2013 (4,7%), que fue la última que se dio a conocer.

También las estimaciones sobre el número de indigentes -es decir, las personas cuyos ingresos no les alcanzan ni siquiera para cubrir sus gastos de alimentación- muestran discrepancias significativas. Según la CTA, en el cuarto trimestre de 2013 el 4,4% de los argentinos calificaban como indigentes, mientras que para el Indec a mediados de año apenas el 1,4% de la población entraba en esa categoría.

Las estimaciones de la CTA sobre indigencia muestran, además, una tendencia preocupante: según sus cálculos, la tasa de indigencia aumentó de 3,9% en el cuarto trimestre de 2012 al 4,4% en el mismo período del año pasado. Es decir, para la central oficialista, durante el año pasado más de 200.000 personas cayeron en una situación de indigencia. La tasa de pobreza, en tanto, mostró una leve baja en el mismo período, de 18,5 a 18,2 por ciento.

El informe, sin embargo, advierte que "probablemente la aceleración de los precios tras la devaluación de enero de 2014 provoque un incremento en las tasas de pobreza e indigencia".

Semanas atrás, la Universidad Católica Argentina (UCA) dio a conocer sus propias estimaciones de pobreza e indigencia, que muestran un panorama aun más grave que el presentado por la CTA. Según la UCA, en el cuarto trimestre de 2013 el 27,5% de los argentinos (11,6 millones de personas) estaban en situación de pobreza y el 5,5% (2,3 millones de personas) eran indigentes.

Si bien el informe de la CTA, en coincidencia con el discurso oficial, destaca las "mejoras en las condiciones de vida" respecto de 2003, advierte también sobre el "proceso inflacionario" que sufre la Argentina. En este sentido, el estudio señala que en 2013 "la aceleración del ritmo de incremento de los precios [que para la central fue del 25,5% anual] llevó a que el salario mínimo sea en diciembre del año pasado un 4,7% inferior al del mismo período del año anterior". Y añade: "Del mismo modo, el aumento del poder de compra del salario mínimo tras su incremento nominal del 9,1% en enero de 2014 fue rápidamente erosionado por el aumento de los precios al consumidor del primer trimestre del año [10%, según el Indec]". Frente a marzo de 2013, el poder adquisitivo del salario mínimo mostró, según la CTA, una baja de 7 por ciento.

De acuerdo con las estimaciones de FIEL para la Capital Federal, el costo de la canasta básica de alimentos -que marca la línea de indigencia y que el Indec dejó de publicar cuando sacó el nuevo IPC nacional urbano- aumentó 17% sólo en el primer trimestre de este año, muy por encima del aumento del salario mínimo. Asimismo, el costo de la canasta básica total (que marca la línea de la pobreza) aumentó 18 por ciento. Las tasas de pobreza e indigencia correspondientes al primer trimestre deberían, por tanto, mostrar un salto frente al trimestre inmediatamente anterior.

Respecto al impuesto a las ganancias, el informe de la CTA asegura que la aceleración de la inflación en el primer trimestre de 2014 "erosiona" las "recomposiciones del mínimo no imponible" que se aprobaron el año pasado. Para la central sindical, el mínimo no imponible "debería ajustarse por el nivel inflacionario" y, además, se deberían revisar "las escalas que determinan el monto del impuesto a pagar".

Yasky adelantó a LA NACION que plantearán una propuesta en este sentido a la AFIP, y sobre la situación del mercado laboral, dijo: "Vamos a plantear, en línea con lo que han presentado gremios de la CGT, un pedido para extremar los esfuerzos para evitar llegar al despido. Que se pueda asistir con recursos públicos a las empresas que enfrentan una merma en la demanda para que logren un puente hasta el momento de la reactivación"..

Del Editor: qué significa.Los datos de la CTA aliada del Gobierno confirman la falsedad de las estadísticas oficiales y la necesidad de que el Indec muestre cómo las elabora.

TEMAS DE HOYCopa SudamericanaEl caso de Lázaro BáezCristina KirchnerElecciones 2015Superclásico