Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Vuelta a la Calma

Adriana Scarponi (46)

Domingo 18 de mayo de 2014
SEGUIR
LA NACION
0

Servicio: Actividad física para personas no deportistas

Año de inicio: 2010

Inversión inicial: $ 25.000 de ahorros personales

Facturación anual: $ 190.000, proyección para este año

Equipo: Adriana, junto con tres profesoras

Lugares de entrenamiento: La propuesta es al aire libre. Actualmente, se dan clases en Martínez y Palermo, y planean empezar en Punta Chica, en junio.

4 RESPUESTAS

1 –¿Cuánto puede costar un entrenamiento de Vuelta a la Calma? –Por ejemplo, entrenar en grupo, en Martínez, dos veces por semana, cuesta $ 400 al mes.

2 –¿Hubo acceso a algún crédito para desarrollar el emprendimiento? –No, pero no descartan la posibilidad de hacerlo.

3 –¿Recibió capacitación para llevarlo adelante? – Sí. Hizo el Programa NEO en Inicia.

4 –¿Qué elementos se usan? –Fitball, bosu [media pelota], trx [para suspensión], almohadillas de relajación y otros.

La idea

Actividad física para no deportistas

Como profesora de Educación Física, Adriana trabajó largo tiempo en colonias de vacaciones y colegios. Mientras, despuntaba el vicio de emprender en un rubro ajeno, el gastronómico. Hasta que al fin unió su verdadera pasión con un proyecto independiente. Lo llamó Vuelta a la Calma. Surgió por el pedido de una amiga. Buscaba algo distinto, porque no le gustaba ir el gimnasio ni salir a correr. "Descubrí que, como ella, había muchos que no se sentían atraídos por las propuestas convencionales", cuenta la profesora. "El desafío, entonces, era buscar métodos y estrategias inclusivas." De eso se trata la iniciativa, "romper el círculo vicioso que genera el sedentarismo y convertirlo en un círculo virtuoso", explica Adriana. El fin es que la actividad física sea un medio para conseguir un mayor bienestar.

El secreto

"Antirrutinas" contra sedentarios

La independencia tiene una base de bajos costos fijos y una agenda flexible. Pero, a veces, trae aparejada la dificultad de no contar con un sueldo fijo. "El indicador de éxito es a cuántas personas logramos despertarles el gusto por la actividad física, ayudar a incorporarla como hábito de vida y, fundamentalmente, cuántas pudieron sostenerla en el tiempo", señala la emprendedora. Las clases, agrega, es hacer "trajes a medida". Las clases son individuales o grupales, según las necesidades y posibilidades. También se brinda atención a empresas. "La actividad se adapta a la persona y no a la inversa", aclara Adriana. Con objetivos claros, se arman "antirrutinas". Así define los planes de entrenamiento variados, y con distintos elementos complementarios, para que no pierdan atractivo.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas