Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Llega a la Corte un juicio contra Google y Yahoo!

Una modelo reclama un resarcimiento económico por haber sido vinculada con contenido sexual

Miércoles 21 de mayo de 2014
0

La Corte Suprema realizará hoy una audiencia pública en el contexto de una causa en la que está en discusión la responsabilidad de los motores de búsqueda de Internet, como Google y Yahoo! , en el contenido de las páginas web a las que remiten.

Se trata de una vieja discusión en tribunales, relacionada con los presuntos " daños y perjuicios" que sufren actrices y modelos publicitarias cuyos nombres y fotografías aparecen, falsamente, en sitios de contenido erótico o de oferta de servicios sexuales. Y es también una de las discusiones más relevantes sobre libertad de expresión a nivel global de este tiempo.

La audiencia convocada para mañana por la Corte está relacionada con la modelo María Belén Rodríguez, pero en distintas instancias judiciales hay al menos medio centenar de expedientes en los que está en juego la supuesta "existencia y alcance de la responsabilidad aplicable a los buscadores de Internet, cuya actividad permite la vinculación o enlace con sitios o páginas web en los que se suministran contenidos que pueden afectar la dignidad, honor, intimidad o imagen de las personas".

El fallo que la Corte dará, probablemente semanas después de la audiencia de mañana, es trascendental para fijar un criterio definitivo en la materia, puesto que existen en el fuero civil, civil y comercial federal y comercial, sentencias contradictorias, algunas de las cuales atribuyen responsabilidad a los buscadores y otros los eximen de ella.

De hecho, en este caso, Rodríguez ganó el juicio en primera instancia, en un fallo que condenó a los buscadores a indemnizarla con 120.000 pesos y a retirar de sus resultados de búsqueda los sitios que la vinculasen con pornografía u oferta sexual.

La Cámara Civil redujo la indemnización a menos de la mitad, pero revocó la medida de retirar los sitios de sus búsquedas. La audiencia se realizará a las 10 en la sala del cuarto piso del Palacio de Justicia.

Exposición y preguntas

Allí fueron convocados los apoderados legales de Rodríguez, por un lado, y de los buscadores Google y Yahoo!, demandados en la causa, quienes dispondrán de diez minutos para exponer y luego podrán ser sometidos a preguntas por parte de los jueces de la Corte.

Las audiencias públicas son un mecanismo diseñado por la actual Corte Suprema para resolver causas de alto interés, como por ejemplo el saneamiento de la cuenca Matanza-Riachuelo o el último expediente resuelto con el uso de este recurso, la validez constitucional de la ley de servicios de comunicación audiovisual.

La Corte escuchará a expertos argumentar sobre el tratamiento que deben tener viejos derechos en el entorno digital y el papel que juegan los distintos actores. Pero el debate también rondará nuevos derechos que empiezan a ser considerados en otros ámbitos, como el derecho al olvido, recientemente reconocido por un tribunal europeo.

Hace pocos días, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, con sede en Luxemburgo, falló en favor de un hombre que en 2010 pidió que se borrara de Internet una información sobre la subasta de una de sus propiedades por impago de impuestos en 1998.

En concreto, el tribunal dispuso que el principal buscador en Internet del mundo está obligado a retirar resultados de búsqueda a petición de un ciudadano si los sitios web a los que se enlaza contienen datos personales del solicitante, incluso si el sitio web de origen no elimina esa información o ésta es lícita.

Esta sentencia se convirtió en el principal antecedente jurídico del llamado derecho al olvido, es decir, la posibilidad de un ciudadano de borrar sus datos personales y su "rastro" en la Red.

EL DERECHO AL OLVIDO

En una audiencia pública similar a las que convocó por la contaminación del Riachuelo o la ley de medios, la Corte Suprema tratará hoy la demanda de una modelo contra los buscadores de Internet a los que responsabiliza por el contenido difamatorio publicado en sitios indexados por aquéllos.

La discusión atraviesa el derecho a la libertad de expresión y al honor, y alcanza nuevos derechos, como el derecho al olvido, recientemente reconocido un el máximo tribunal europeo.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas