Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

En Uruguay buscan la caja negra de la avioneta

Pasado el mediodía pudieron retirar los cuerpos del piloto y otro de los pasajeros; Sebastián Vivona Y Paula Buery ya regresaron al país

Miércoles 28 de mayo de 2014 • 20:32
SEGUIR
Corresponsal en Uruguay
0

Los efectivos de la prefectura y del cuerpo de bomberos de Uruguay trabajan en la avioneta caída ayer en el Río de la Plata , en procura de hallar la "caja negra" de la aeronave, para cumplir el pedido de la justicia que pretende investigar las causas del accidente.

Hoy pasado el mediodía, los que trabajan en la zona pudieron retirar los cuerpos del piloto y otro de los pasajeros , los que ya fueron derivados a la morgue de la ciudad de Carmelo, a efectos de que los médicos forenses puedan realizar la autopsia. En el lugar siguen trabajando efectivos de la Dirección Nacional de Bomberos de Uruguay y el Cuerpo de Buzos Tácticos de la Prefectura Nacional Naval.

La jueza del caso, María Alexandra Facal, inició ayer la investigación sobre la muerte de cinco pasajeros del avión, que se produjo como consecuencia de la caída de la avioneta "Beechcraft Super King Air B200", que se produjo en el mediodía de ayer.

Los sobrevivientes

Sebastián Vivona fue traído hoy desde Uruguay y se encuentra internado en el Hospital Britanico. El parte brindado por ese centro asistencial indica: "El paciente se encuentra en una situación clínica estable. Presenta fractura de tibia y peroné derechos, fractura de muñeca izquierda y fractura anterior de 6 arcos costales izquierdos con contusión pulmonar secundaria". Indica además, que dado el origen de sus traumatismos se encuentra bajo observación clínica.

Por otro lado Paula Buery que ayer había quedado internada debido a un traumatismo cráneo encefálico, hoy regresó al país desde Colonia, donde estaba internada, y fue traslada al sanatorio Los Arcos en terapia intensiva. Aún no hay parte médico, pero su padre informó a TN que está consciente y con quebradura de cadera y piernas.

Las dos víctimas menos comprometidas regresaron ayer y fueron derivadas por el sistema de salud de San Fernando al hospital de Agudos. Allí fueron atendidos Ignacio Llosa, de 34 años, con algunos politraumatismos leves, y Santiago Villamil, de 37, con fracturas en sus antebrazos. Ambos están fuera de peligro y fueron trasladados a La Trinidad de San Isidro y la clinica Olivos respectivamente.

El accidente

En el avión iba el piloto y ocho pasajeros: cinco fallecieron, otros dos fueron rescatados y llevados a centros de salud de Argentina, y los otros dos fueron internados en Uruguay pero ya fueron trasladados a Buenos Aires.

El director de Relaciones Públicas de la Armada, Gastón Jaunsolo, dijo que "la cabina quedó bastante aplastada por el impacto" lo que determinó que la maniobra de rescate de cuerpos exigió la remoción de parte del interior del fuselaje que complicaba el acceso al lugar donde quedaron los fallecidos.

Esas tareas llevaron más tiempo del previsto, incluso por la necesidad de ser extremadamente cuidadosos en la tarea, de modo de facilitar el trabajo judicial posterior, dijeron los que estuvieron a cargo de este operativo.

cerrar

En tanto, familiares de los fallecidos llegaron desde Argentina y estuvieron a la espera de esas maniobras y de lo que establezca la justicia.

Ayer sobre las diez de la noche, los tres cuerpos que habían sido rescatados fueron sometidos a la autopsia requerida por la magistrada. Los médicos identificaron heridas y fracturas, extrajeron fluidos para examen toxicológico. Posteriormente los cuerpos quedan a disposición para el reconocimiento de los familiares.

Los restos del avión también van a ser retirados pues van a ser objeto de pericia por parte de los técnicos accidentólogos areonáuticos para determinar causas del accidente.

Sebastián Vivona fue el primero de los testigos que pudo dar testimonio a la jueza, antes de volver a Uruguay. Pero su relato sirvió de poco a la magistrada ya que el pasajero dijo que no recordaba lo que había sucedido.

La jueza Facal convocará a Santiago Villamil e Ignacio Llosa para que viajen a Carmelo para declarar. En caso de que esa posibilidad no sea factible, se podría concretar una declaración por la vía de exhorto, a través de la justicia argentina.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas