Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El Camino del Inca, Patrimonio de la Humanidad

Esta red magistral de comunicación vial, que se extendió por seis países de América Latina, fue declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco, una distinción que reconoce el ingenio de un sistema prehispánico.

Lunes 23 de junio de 2014 • 12:42
0

Los senderos, que servían al Inca para controlar su imperio, conectaron a seis países que se extienden desde Argentina a Chile, Bolivia, Perú, Ecuador y Colombia, y estaban unidos por un entramado de caminos que constituían el Qhapaq Ñan, en quechua Camino Inca.

Tras anunciarse la noticia, la ministra peruana de Cultura, Diana Álvarez, saludó el "reconocimiento (de) la grandeza del Camino Inca". "Para los peruanos significa el reconocimiento del mundo a la cultura Inca, que construyó una infraestructura uniendo kilómetros de camino para organizar todo su mundo andino", dijo la ministra.

"Este extraordinario sistema de caminos se extiende por una de las zonas geográficas del mundo de mayores contrastes", entre los Andes, la selva tropical, las costas del Pacífico y desiertos, destacó el comunicado de la Unesco. "La denominación significa para los seis países el reconocimiento de uno de los monumentos más importantes del mundo andino", dijo Luis Lumbreras Flores, arqueólogo del Proyecto Camino Inca del Ministerio de Cultura peruano.

El camino del Inca se extiende por 6 países de América Latina. Foto: Archivo / Julián Bongiovanni
El Camino del Inca junto al río Urubamba. Foto: Archivo / Julián Bongiovanni
El Camino del Inca conectó las poblaciones del vasto imperio inca. Foto: LA NACION / Rodrigo Santos
La construcción prehispánica fue distinguida por la Unesco. Foto: LA NACION / Rodrigo Santos
Uno de los tramos más conocidos es el que lleva a la ciudadela de Machu Picchu. Foto: LA NACION / Rodrigo Santos

El Qhapaq Ñan, la red de caminos más antigua de América, recorría longitudinalmente todo el Tahuantinsuyo a lo largo de la Cordillera de los Andes, desde el occidente de Argentina hasta el sur de la actual Colombia. La vía principal tiene unos 6.000 kms de sur a norte.

Este camino de montaña paralelo al océano Pacífico estaba unido por tramos transversales que incluso llegaban hasta las selvas y al Gran Chaco en Argentina y Bolivia. "Existen otros tramos por donde la población aún transita. Tiene zonas empedradas, con piedra laja o rellenos de tierra, y en algunos sitios se pueden ver muros de contención en ambos lados del camino", dijo el arqueólogo peruano Cristian Vizconde.

La distinción permitirá conseguir financiación de organismos internacionales para la conservación y restauración de los senderos y santuarios que se levantaron en torno a la vía, afirman optimistas los arqueólogos. Toda la red en costa, sierra y selva, totalizaba una extensión de 30.000 kms, que interconectaba los cuatro puntos cardinales del imperio, con la mítica capital, Cusco (en quechua, "ombligo" o "centro").

El trecho más famoso, y al que llegan millones de turistas de todo el mundo, parte de Cusco hasta la ciudadela de Machu Picchu. Son 43 kilómetros entre bosques, con escalones de piedra milenarios. El camino llega hasta la Puerta del Sol donde ofrece majestuosas vistas de las ruinas de Machu Picchu.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas