Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Macri lanza un bono para canjear deuda y pagar obras por US$ 890 millones

Lo autorizó la Legislatura, para estirar los plazos de cancelación de títulos que vencen en 2015 y 2017; también aprobó una mayor inversión para este año y la suba del ABL

Viernes 27 de junio de 2014
SEGUIR
LA NACION
0

Un nuevo bono , más presupuesto para este año y un tope del 30% al aumento del ABL para 2015 son las leyes del paquete económico que aprobó ayer la Legislatura porteña.

El bloque Pro consiguió los votos de un sector de la bancada UNEN y de los dos diputados de Confianza Pública para autorizar al Poder Ejecutivo para que emita títulos de deuda por un total de 890 millones de dólares, destinados en su mayoría a canjear bonos con vencimiento en 2015 y 2017.

Según explicó el presidente de la Comisión de Presupuesto, Alejandro García (Pro), los fondos que ingresen mediante la compra del nuevo título por fuera del canje serán utilizados para "infraestructura escolar y sanitaria, y equipamiento hospitalario". Fuentes del Ministerio de Hacienda detallaron que esa recaudación extra se repartirá: un 50% para obras en escuelas, un 30% para obras en hospitales y un 20% para equipamiento médico.

También con el respaldo de legisladores de UNEN, el oficialismo consiguió aprobar las modificaciones en el presupuesto de este año, que estaba pautado en $ 59.500 millones y sumó un disponible de $ 9671 millones; de ellos, más de $ 3600 millones serán destinados al pago de incrementos salariales de los empleados estatales.

Asimismo, el proyecto contempla la ampliación de las partidas para "reforzar los créditos a la educación privada, los subsidios sociales, la asistencia en villas y la entrega de becas". Además se plantea "hacer transferencias a Subterráneos de Buenos Aires para material rodante, subsidios y gastos de funcionamiento por unos 500 millones de pesos".

En los argumentos, el proyecto de ampliación presupuestaria menciona, sin dar detalles, "previsiones para cubrir el incremento del subsidio destinado al hospital Garrahan". Cabe recordar que ese hospital es financiado en partes iguales por la Ciudad y por la Nación.

También se incluye la necesidad de contar con una "previsión presupuestaria para hacer frente al anticipo financiero destinado a la compra de equipamiento y bienes necesarios para dar inicio a la prestación del servicio de recolección de residuos en el marco de la licitación pública nacional e internacional". En este sentido, fija un monto de 1312 millones de pesos, que sería un adelanto a las empresas concesionarias para comprar, entre otras cosas, los camiones que necesitan para la limpieza de las calles porteñas. Éste fue uno de los puntos más cuestionados durante el debate.

Alejandro Bodart (MST) cuestionó todos los proyectos: "Macri quiere aumentar la deuda de la ciudad en 890 millones de dólares sin ninguna necesidad. Además, quiere darles $ 2000 millones más a las empresas de la basura: $ 652 millones para indexarles los precios y $ 1313 millones para financiarles sus camiones. Un negociado escandaloso que espero que rechace toda la oposición".

José Campagnoli, de Nuevo Encuentro, fundamentó su voto negativo al sostener el peligro que significa "ir tomando nueva deuda en dólares y aumentar la deuda en relación con el presupuesto porque la Ciudad se va convirtiendo en rehén".

El kirchnerista Jorge Taiana explicó el rechazo de su bloque al endeudamiento. "La historia de esta ciudad marca que los préstamos anteriores han tenido un patrón común de tasas muy elevadas. Éste es un momento en el que tomar deuda no parece razonable ni oportuno; además, el destino de los mismos préstamos es incierto y, en general, distinto para el que fueron tomados."

Ayer, tal como lo adelantó LA NACION, también se aprobó la aplicación, en 2015, de una nueva suba del la tasa de alumbrado, barrido, y limpieza. Una amplia mayoría de los legisladores votaron positivamente para que los contribuyentes porteños paguen su boleta más cara, con un tope del 30 por ciento.

El incremento aprobado es menor al vigente este año, que tuvo como techo el 40%. Forma parte del plan de revaluaciones y ajustes en el impuesto de ABL aplicado por el gobierno de la ciudad desde 2011. En la Capital, el gravamen integra en una misma boleta el impuesto inmobiliario y la tasa de higiene urbana. Las primeras actualizaciones alcanzaron hasta el 300% de aumento.

Según los autores de la ley, Cristian Ritondo y Carmen Polledo (Pro), el año próximo ese 30% de suba se instrumentará sobre las propiedades más caras; es decir, aquellas con valores fiscales superiores a 300.000 pesos. El resto de los inmuebles recibirá alzas menores.

Fuentes de la Agencia Gubernamental de Ingresos Públicos (AGIP) dijeron ayer a LA NACION que sólo a fines de julio se conocerá el detalle de los porcentajes a aplicar en 2015.

Los números aprobados

Detalles del paquete de leyes económicas sancionadas

US$ 890 millones

El gobierno porteño lanzará un bono por ese monto para canjear deuda con vencimiento en 2015 y 2017. El excedente se invertirá en escuelas y hospitales

$ 9671 millones

Ese total se suma a los fondos disponibles. Irán a aumentos salariales, gasto social, el subte y un adelanto a empresas de basura

+ 30% en ABL

Será el tope de suba para el año próximo

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas