Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Combatir el narcotráfico desde la universidad

PARA LA NACION
Sábado 05 de julio de 2014
0

El narcotráfico y las organizaciones criminales transnacionales constituyen un flagelo con consecuencias cada vez más graves para la sociedad. Aún no somos totalmente conscientes de las graves secuelas de los procesos a través de los cuales las mafias logran enquistarse en los mecanismos formales de poder de las instituciones, tanto públicas como privadas. Menos aún de los grandes esfuerzos y costos (humanos y económicos) que supone revertir esta situación. Por lo tanto, es necesario actuar con urgencia ahora, cuando todavía es posible tomar medidas de prevención.

Se suele pensar que estos problemas deben ser abordados exclusivamente por las fuerzas de seguridad. La batalla contra el narcotráfico pareciera, desde el sentido común, que se libra en la calle, con cientos de policías, o incluso otras fuerzas de seguridad, recorriendo barriadas con perros y armas largas. Sin embargo, el problema del narcotráfico y de las organizaciones criminales en general está lejos de ser un problema que pueda erradicarse sólo mediante la acción de las fuerzas de seguridad.

La forma más eficaz de combatir el narcotráfico no se asienta en el uso legítimo de la fuerza que detenta el Estado. Hay intervenciones mucho más importantes que detener a la "mula" o arrestar al dealer: la clave está en bloquear el uso del dinero mal habido por esta actividad ilícita. Si el dinero producto de este tipo de actividades no se puede utilizar, se elimina el principal incentivo al narcotráfico. El objetivo primigenio de estas organizaciones es el lucro; si los resultados de la actividad quedan bloqueados y no se pueden gastar, esta actividad ilegal pierde sentido. Además, si las mafias no pueden financiarse, tampoco pueden operar.

Por eso, el papel de las universidades en la lucha contra el narcotráfico y las organizaciones criminales es crucial, aunque mucho menos evidente que el de las fuerzas de seguridad. Todas las carreras, pero especialmente las de Ciencias Económicas, Informática, Derecho y Gobierno, deberían incorporar una formación transversal en contenidos vinculados a la prevención del lavado de dinero. Si a las organizaciones criminales se les dificulta el uso del dinero mal habido, el golpe al narcotráfico habrá sido mucho más grave que cualquier gran secuestro de drogas. Para que esto sea posible, es indispensable que haya formación en prevención del lavado de dinero que permita limitar el accionar ilícito.

También es importante tener en cuenta que los carteles ya se están valiendo de los servicios de estudiantes avanzados de distintas especialidades de ingeniería y de química para perfeccionar sus métodos de producción y traslado de sustancias prohibidas. Es necesario que desde las universidades se tome conciencia de este problema y se arbitren medidas para evitar que sus estudiantes ingresen en este tipo de organizaciones (de las que luego no podrán salir, aunque quieran).

Además de prevenir que los estudiantes sean cooptados por estas organizaciones criminales para la prestación de servicios técnicos, las universidades también deben formar a todos sus alumnos para que puedan identificar dinero o bienes producto del lavado, saber a qué organismos notificar y cómo actuar. Ésta es la manera más efectiva para que las organizaciones criminales no terminen instalándose en el seno de la sociedad civil y también del Estado.

No son necesarios grandes cambios en los planes de estudio: simplemente hay que incluir estos temas en los programas analíticos de las materias afines y formar a los estudiantes universitarios en temas específicos de prevención y detección de lavado de dinero. Es necesario que cuenten con herramientas para poder identificar operaciones sospechosas y saber cómo denunciarlas. La formación en este campo entre los alumnos de grado generará en el mediano plazo un beneficio de grandes magnitudes que hoy no podemos cuantificar. En el corto plazo, la respuesta está en la formación específica de posgrado en estos temas.

Articulando la capacitación universitaria con la actuación de unidades federales de control patrimonial tanto financiero como no financiero coordinadas a nivel nacional, y coordinando el accionar con organismos internacionales, se podrá realizar un aporte en la lucha contra el narcotráfico de mucha más relevancia y eficacia que la acción puramente militar o policial.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas