Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Sony presentó un teléfono para dar rienda suelta a las selfies

El Xperia C3 tiene una cámara frontal de 5 MP con 80 grados de visión de campo; su pantalla es muy generosa, de 5,5 pulgadas

Sábado 19 de julio de 2014
SEGUIR
PARA LA NACION
0

"El crecimiento de las selfies no muestra señales de retroceso. Su uso se ha incrementado en 17% desde 2012, con el término oficialmente incluido en el Diccionario de Oxford en 2013", dijo Calum MacDougall, ejecutivo de Sony Mobile Communications, en el marco de la presentación global de Xperia C3, la más fresca novedad en el catálogo de la firma.

El smartphone hace su aparición en el segmento medio con un ítem destacado en su ficha técnica: una cámara frontal de 5 megapixeles que ofrece una visión de campo de 80 grados.

Aquella prestación es advertida como un elemento distintivo para un componente por lo general considerado secundario y que, en tanto, acostumbra estar bastante por debajo de los megapixeles de la cámara principal. Tal como se adelantó, esta característica propone un incremento en la calidad final de las selfies, término del inglés que se ha popularizado para referirse a las autofotos capturadas usualmente por la cámara de un teléfono móvil.

Cuando el mencionado Oxford English Dictionary la escogió como término de 2013, señaló en un comunicado que "al tiempo que los teléfonos inteligentes se han convertido en una norma para muchos, no sólo para los amantes de la tecnología, se aseguró que estas fotografías sean más fáciles de crear y compartir".

Herederas de los clásicos autorretratos de la pintura y la fotografía, la manifestación más moderna de este hábito narcisista se ubicó en el mismísimo centro de la escena cuando, en la más reciente ceremonia de los Oscar, la presentadora del evento, Ellen DeGeneres, publicó en Twitter una selfie en la que sonríen Brad Pitt, Angelina Jolie y Meryl Streep, entre otras estrellas de Hollywood.

El mensaje se convirtió pronto en el más popular en la historia de aquella red social; al momento de este repaso excede los 3,4 millones de retuits y los 2 millones de favoritos. Subiéndose a esta ola, Sony dijo que el Xperia C3 es su puerta de acceso al fenómeno global de las selfies.

En un ecosistema que la firma nipona denomina PROselfie cam, el Xperia C3 añade un flash LED al frente, que permite capturar las autofotos incluso en condiciones lumínicas poco favorables. El usuario puede tomar estas fotografías mediante dos toques en la cara posterior del equipo o gracias al reconocimiento automático de sonrisas, una función conocida en otros productos del sector. El equipo incluye por defecto una serie de aplicaciones afines al boom selfie para añadir filtros, animaciones, marcos y efectos a las imágenes.

Un par de observaciones finales para este apartado. Por un lado vale recordar que otros smartphones también incluyen una cámara frontal de 5 megapixeles; por traer un botón de muestra, el modelo One M8 de la firma taiwanesa HTC.

Por otra parte, a modo comparativo, tres teléfonos inteligentes de la gama alta como Galaxy S5 de Samsung, iPhone 5s de Apple y Lumia 1020 de Nokia cuentan con cámaras frontales que no superan, en ninguno de los casos, los 2 megapixeles.

No sólo autorretratos

Los componentes del móvil lo ubican en la gama media del segmento. En relación con el insignia de la casa japonesa, el Xperia Z2, que fue presentado en la más reciente edición del Congreso Mundial de Móviles que tuvo lugar en febrero último, el modelo que nos convoca en este repaso llega con una ficha técnica más escueta y, en tanto, es su predilección por las selfies el signo más destacado del producto. En su interior cuenta con un procesador Qualcomm Snapdragon de cuatro núcleos a 1,2 GHz; procesador de gráficos Adreno 305; 1 GB de RAM, y 8 GB para almacenamiento interno, volumen que puede estirarse hasta los 32 GB vía microSD. Su pantalla es de 5,5 pulgadas con resolución de 1280 x 720 pixeles, cifra que lo ubica entre las phablets, equipos a medio camino entre un smartphone y una tablet, modalidad de la que aparecen cada vez más ejemplares dentro de la industria de los smartphones. Con un cuerpo de 7,6 milímetros de grosor y un peso de 150 gramos, añade conectividad 4G, además de NFC, y ofrece una alternativa para utilizar dos tarjetas SIM. Su batería es de 2500 mAh, con la promesa de 24 horas de autonomía utilizándolo frecuentemente para hablar y más de mil horas en stand by.

En términos de software, corre con Android KitKat, la última versión disponible del sistema operativo que desarrolla Google. Habrá que aguardar anuncios oficiales en lo que se refiere a una eventual y oportuna actualización del equipo a la nueva edición de Android, mostrada durante el último Google I/O y que se espera vea la luz hacia septiembre. Según informó el fabricante, Xperia C3 comenzará su recorrido hacia agosto en el mercado chino, para luego iniciar su expansión en el nivel global. Se ofrecerá con carcasas en blanco y negro, además de una particular variante del verde. "Menta", según anota Sony.

Para dar cierre a este repaso, nos detenemos en la cámara que usualmente es mencionada como principal y que en este caso aparece relegada ante el protagonismo de su compañera frontal. Como es costumbre ubicada en la espalda del equipo, es de 8 megapixeles con sensor Exmor RS, flash LED y capacidad para grabar video en 1080p.

Un smart con toda la onda

Los destacados del nuevo Xperia C3 de Sony

Cámara frontal

De 5 megapixeles (usualmente son de 2) y con flash LED es lo más saliente del equipo, pensado para hacerse las mejores selfies

Pantalla

Aunque es un teléfono de gama media tiene un gran display de 5,5 pulgadas, lo que lo coloca en la categoría de las phablets

CPU + RAM

El cerebro electrónico es un Snapdragon de 4 núcleos a 1,2 GHz. Su memoria RAM es de 1 GB. Los de alta gama vienen con 2 GB

Doble SIM

Un punto muy destacado: este smartphone admite 2 SIM y, por lo tanto, dos líneas telefónicas simultáneas

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas