Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Baño de sangre en el sur de Gaza: murieron más de 120 palestinos

El fracaso de la tregua desactivó el diálogo entre Israel y Hamas; el ejército israelí busca intensamente a un soldado desaparecido, creen que fue secuestrado por el grupo islamista

Sábado 02 de agosto de 2014 • 10:21
Un joven palestino recorre esta mañana los escombros de un edificio tras un bombardeo israelí en Rafah, en el sur de la Franja de Gaza. Foto: AFP
Israel está hoy en plena operación de rastreo de túneles en una zona de Gaza próxima al paso de Rafah, en la frontera con Egipto. Foto: AFP
Chicos palestinos caminan sobre los escombros de un edificio en el sur de Gaza. Foto: AFP
Tras el fracaso de un alto el fuego de 72 horas, que finalmente duró sólo dos, las esperanzas de una tregua duradera parecen alejarse. Foto: AFP
Israel está inmerso en encontrar a Hadar Goldin, un subteniente israelí de 23 años; creen que fue secuestrado por Hamas ayer a la mañana cerca de Rafah. Foto: AFP
En un comunicado emitido esta madrugada, el brazo armado de Hamas aseguró que no tienen información sobre el oficial israelí. Foto: AFP
El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, dijo que “Israel tomará todos los pasos necesarios contra quienes reclaman su aniquilación y aterrorizan a sus ciudadanos”. Foto: EFE
Más de 120 palestinos murieron durante los bombardeos tras el fracaso de la tregua. Foto: AFP
Con la muerte de dos soldados ayer, Israel ha sufrido 63 bajas militares y tres civiles (desde el 8 de julio). Foto: EFE
El ejército de Israel impuso un toque de queda ayer a la tarde en la localidad de Rafah y sus inmediaciones. Foto: EFE
Soldados israelíes toman posiciones en una locación sin identificar cerca de la frontera entre Israel y Gaza. Foto: EFE
El ejército de Israel ordenó a los ciudadanos que “no se muevan de sus casas” ni utilicen la carretera que une Rafah con la ciudad de Jan Yunis. Foto: EFE
0

Baño de sangre. La tregua humanitaria de tres días entre Israel y Hamas duró apenas 90 minutos y aleja la posibilidad de un diálogo. El alto el fuego que habían anunciado anteanoche Estados Unidos y Naciones Unidas se transformó en poco tiempo en un baño de sangre en el sur de la Franja de Gaza, con más de 120 palestinos y dos militares israelíes muertos, y la desaparición de un soldado israelí, que creen que fue secuestrado por el grupo islamista.

Según Israel, una hora y media después del comienzo de la tregua, Hamas capturó a Hadar Goldin, un oficial de la brigada de infantería, de 23 años, cerca de Rafah, al sur de la Franja.

Tras la desaparición del joven subteniente, la respuesta de Israel no se hizo esperar: lanzó un feroz ataque, con intensos bombardeos sobre Rafah, y más de 120 palestinos murieron.

En un comunicado emitido esta madrugada, el brazo armado de Hamas (las brigadas Ezzedine al Qassam) aseguró que no tiene información sobre el oficial israelí, según informó Reuters.

Además, el ejército israelí informó que un terrorista se inmoló y mató a dos soldados israelíes que intentaban destruir un túnel de Hamas.

En el norte. El ejército israelí comunicó hoy a los residentes del barrio de Beit Lahia, en el noroeste de la Franja de Gaza, que pueden regresar a sus casas.

Hace más de dos semanas, Israel había pedido a unos 100.000 palestinos de la zona norte de la Franja de Gaza que abandonaran sus hogares "por su propia seguridad". Unos 18.000 palestinos dejaron entonces Beit Lahia.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas