La Cepal prevé que la economía caerá este año por la inflación, el bajo consumo y el default

La secretaria del organismo señaló además el alza de las tasas de interés y la menor demanda de Brasil, que sólo crecerá 1,4%; Panamá y Bolivia, en primera posición

Martes 05 de agosto de 2014

SANTIAGO, Chile (Reuters).- La economía argentina probablemente se contraiga este año, presionada por un menor consumo, alta inflación y las consecuencias del fracaso de las negociaciones entre el Gobierno y sus acreedores por su deuda impaga, dijo ayer la jefa de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcena.

La secretaria ejecutiva de la Cepal, organismo dependiente de las Naciones Unidas, dijo a Reuters que la Argentina ha tomado medidas como subir las tasas de interés y contener el agregado monetario para apagar los "motores del consumo".

A ello se suma el menor dinamismo de su industria arrastrada por la caída de la demanda de Brasil, uno de sus principales clientes.

Según los datos oficiales, la última vez que el producto bruto interno argentino se contrajo fue en 2002, cuando cayó 10,9%, en medio de una fuerte crisis que gatilló una millonaria cesación de pagos. Sin embargo, según los estudios privados, en 2009 hubo una recesión de entre 2 y 3%. Analistas sondeados por Reuters esperan que el PBI del país retroceda este año un 1 por ciento.

La Cepal ya redujo su pronóstico de crecimiento del PBI argentino a 0,2% para este año, desde un anterior cálculo de 1%. "Nuestra proyección no es la adecuada. Nosotros la hicimos en julio. Realmente la situación hoy día es completamente diferente", aclaró Bárcena.

Agencias clasificadoras de riesgo dijeron que el país cayó en una cesación de pagos selectiva el miércoles de la semana pasada, cuando venció el período de gracia para el pago de un bono, lo que contribuye a mantener a la tercera mayor economía de América latina fuera de los mercados internacionales de deuda.

Bárcena dijo que el país no ha caído en default, sino que enfrenta un "litigio", porque la nación "de alguna forma depositó el pago. El pago está por allí, detenido por un juez. El juez es el que no ha permitido que ese pago se realice. Por eso es una situación inédita".

El Gobierno depositó a fines de junio US$ 539 millones en las cuentas en Buenos Aires de su agente de pagos, el Bank of New York, para honrar los intereses de su título Discount. Pero los fondos nunca llegaron a manos de los acreedores porque el proceso de transferencia fue bloqueado por el juez de Nueva York Thomas Griesa hasta que el país no les pague US$ 1330 millones a los llamados holdouts, que la demandaron para cobrar sus bonos en default.

A nivel regional, el organismo dijo que las economías de América latina y el Caribe crecerán a un promedio de 2,2% este año (frente al 2,7% que había pronosticado en abril) a causa de la debilidad de la demanda externa, un bajo dinamismo de la demanda interna, insuficiente inversión y un limitado espacio para la implementación de políticas que impulsen la reactivación". El crecimiento estará encabezado por Panamá (6,7%), seguido por Bolivia (5,5%), Colombia, República Dominicana, Ecuador y Nicaragua (5%). México crecería 2,5%, mientras que Brasil mostrará una expansión menor, de 1,4%. Venezuela, en cambio, caería 0,5 por ciento.

Ver comentarios
Ir a la nota original