Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Boudou fue procesado por segunda vez y se complica su situación judicial y política

El juez Bonadio detectó numerosas irregularidades en la compra de un auto particular; afirmó que el vicepresidente fue "partícipe necesario" de una maniobra para transferir un Honda de 1993 con el motor cambiado y documentación apócrifa

Sábado 09 de agosto de 2014
SEGUIR
LA NACION
0

Amado Boudou quebró otro récord. No sólo es el único vicepresidente de la historia procesado por corrupción; desde ayer, es el único vicepresidente en ejercicio con dos procesamientos en su contra. Todo en menos de dos meses.

El juez federal Claudio Bonadio firmó ayer un fallo en el que afirmó que Boudou fue responsable de la falsificación de los documentos de su Honda CRX del Sol, una cupé roja de 1992.

Boudou le cambió el motor en 1995 -cambio nunca registrado- y la tuvo diez años sin hacer la transferencia, que finalmente se realizó con documentación apócrifa. En los papeles presentados ante el registro hay firmas apócrifas (una de Boudou) y se declara un supuesto domicilio del vicepresidente que en realidad no existe, acreditado con la fotocopia de una página falsa (inventada) de su documento de identidad.

Bonadio sostuvo que el vicepresidente ni siquiera puede demostrar que haya comprado el auto. No presentó un solo papel que así lo acredite, afirmó el juez.

Según informó Boudou en sus declaraciones juradas, lo compró en julio de 1992 en una concesionaria de Mar del Plata hoy cerrada, pero la Justicia constató que en ese momento el auto todavía no había sido importado. Estaba en el medio del océano, viajando desde Japón. Y Boudou no fue su primer dueño. La primera mujer de Boudou, en cambio, dice que lo adquirió en 1993 y que, por ende, era un bien ganancial. Con este argumento, hoy le reclama la mitad.

Este nuevo procesamiento se suma al del caso Ciccone -mucho más grave porque supone un hecho de corrupción- y golpea al vicepresidente en su momento de mayor debilidad política. Minutos después de conocido el fallo, la oposición intensificó ayer su reclamo de que Boudou deje la vicepresidencia (ver aparte).

Fue un procesamiento que no sorprendió al Gobierno, que lo esperaba desde hacía días y ayer lo recibió en silencio. Anteayer, como una respuesta por adelantado, la mayoría kirchnerista del Consejo de la Magistratura reactivó una vieja causa contra Bonadio y lo citó a declarar por haber dejado prescribir un expediente. El oficialismo no tiene los votos para someterlo a juicio político, pero cree que la guerra está declarada y no dejó pasar la oportunidad de contraatacar. Durante años, Bonadio y el kirchnerismo convivieron sin mayores conflictos, pero en los últimos meses este juez ordenó la captura de Ricardo Jaime (ex secretario de Transporte), allanó la Unidad de Información Financiera (UIF), y procesó a Guillermo Moreno (ex secretario de Comercio), Alfredo Scoccimarro (vocero presidencial) y Juan Manuel Abal Medina (ex jefe de Gabinete). La citación de anteayer a Bonadio es la segunda que le hace el Consejo este año.

Un fallo duro

El fallo de ayer contra Boudou es muy duro. Bonadio no sólo lo responsabiliza de haber sido "partícipe necesario" del delito de "falsificación ideológica" de documentos, sino que además traza un paralelismo con el caso Ciccone y sostiene que el vicepresidente tiene una tendencia a "victimizarse" y a culpar a otros de sus conductas. En cuanto al caso del auto, el juez insiste en que "no se sabe si efectivamente era de Boudou". Bonadio dice que nadie lo denunció como robado y no ofrece ninguna hipótesis de cómo podría haberlo adquirido si no lo compró. El argumento de su advertencia es la absoluta informalidad.

El formulario 08 del Honda (necesario para la transferencia) nunca apareció. El que se presentó en el registro automotor era falso. Según el vicepresidente, hubo un original que se lo perdieron los mismos gestores que contrató su segunda mujer, Agustina Seguín (procesada ayer junto con él), para regularizar la situación del auto. Ellos son Alberto Soto y Rodolfo Basimiani (también procesados). De acuerdo con Boudou, ambos orquestaron esta maniobra de falsificación para cubrir su error.

Para Bonadio esta explicación no tiene sentido. "No debe olvidarse que Amado Boudou es la única persona beneficiada por la irregular transferencia -afirmó el juez en su fallo-, logrando con ello al fin regularizar, de una vez por todas, la situación de un automóvil que según dice adquirió en el año 1993, y que, por algún motivo, no inscribió hasta diez años después, pese a haberle cambiado el motor y circulado con documentación en la que dicho cambio no se encontraba consignado."

Bonadio advierte incluso que si Boudou hubiera querido registrar el nuevo motor no hubiera podido, porque la factura que presentó está a nombre de "Aimé Boudou", que no es su verdadero nombre, y no cumple los requisitos legales. Además dice que es "poco creíble" que los gestores hayan asumido semejante riesgo "a escondidas de los beneficiarios". El delito de falsificación de documentos, por el que ahora Boudou está procesado, tiene una pena de uno a seis años de prisión.

La historia de la causa de los papeles truchos

La denuncia

La causa se inició en 2009, por una denuncia de la titular del registro donde se hicieron los trámites, Graciela Taboada, que sólo fue a la Justicia tras una inspección de sus superiores

El fallo

El juez procesó ayer a Amado Boudou, a su ex mujer y a Taboada. Antes había procesado a los dos gestores que intervinieron

La apelación

La defensa de Boudou apelará el fallo. Sostiene que el juez no logró adjudicarle, en concreto, hecho alguno.


Del editor: qué significa. El vice fue desprolijo tanto en los negocios grandes, como Ciccone, como en los pequeños, como la compra del Honda. A este ritmo le costará resistir.
En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas