Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

YPF cerró un acuerdo similar al de Chevron

Invertirá con la malasia Petronas US$ 550 millones

Viernes 29 de agosto de 2014
0

Una videoconferencia de calidad pobre, pero aceptable, transmitió ayer al mediodía la imagen del presidente de YPF, Miguel Galuccio, en la madrugada de Kuala Lumpur. Acababa de firmar un acuerdo de inversión con Tan Sri Dato' Shamsul Azhar Abbas, su par de Petronas, la petrolera estatal de Malasia, que cuadruplica en tamaño a la compañía local, la mayor empresa de la Argentina.

El convenio es similar al que YPF cerró con Chevron el año pasado y despertó una fuerte polémica. Estipula que un eventual conflicto entre las partes se definirá en tribunales de Francia, se rige por legislación internacional (del estado de Alberta, Canadá) y no se difundirá públicamente.

A cambio, YPF activará en 2015 un proyecto de inversión de hasta US$ 550 millones en Vaca Muerta, de los cuales la compañía extranjera pondrá US$ 475 millones.

Con corbata, sin saco y un tono de voz de tarea cumplida, Galuccio habló desde Malasia con la prensa. "Recibimos al default, o como quieran llamarle, con un acuerdo de inversión", resumió el presidente de YPF.

"Es un indicio importante de la mentalidad que tiene la gente dedicada al petróleo", agregó Galuccio.

YPF anunció ayer que acordó con Petronas "los principales términos y condiciones para el desarrollo conjunto de un piloto [un programa inicial] de shale oil [petróleo no convencional] en tres fases anuales, con una inversión conjunta de hasta US$ 550 millones". Pero para acceder a ciertos beneficios fiscales (como la posibilidad de exportar en cinco años el 20% de la producción sin retenciones y contar con el libre giro de las divisas que provengan de esas operaciones), el desembolso deberá ser mayor a los US$ 1000 millones en cinco años.

Petronas pondrá US$ 475 millones en los primeros tres años, entre otras cosas, para comprarle la mitad del yacimiento a YPF, que se hará cargo de otros US$ 75 millones. Todo se cerró luego de la conversación que mantuvo ayer Cristina Kirchner con el primer ministro de Malasia, Najib Tun Razak.

La inversión se destinará al área La Amarga Chica, en Neuquén. En lo que resta del año, YPF tendrá que eliminar algunos escollos. Entre ellos, la provincia deberá concederle a la empresa la titularidad de la concesión por 35 años, así como un marco impositivo y tributario estable. Todas tareas que liderará el gobernador Jorge Sapag, quien hasta la semana pasada mantenía una pelea con el Gobierno por su intención de hacer una nueva ley de hidrocarburos, pero parece haber dado vuelta esa página (ver aparte).

YPF le comprará a Neuquén el 10% del área que tiene la empresa provincial Gas y Petróleo del Neuquén (GYP). Galuccio reconoció que su empresa se hará cargo del desembolso, aunque evitó dar los números. Luego le entregará la mitad a Petronas, se quedará con igual proporción y retendrá la operación del negocio.

La flamante socia tiene cláusulas que le permiten salirse del proyecto.

Si los trámites en Neuquén marchan según lo previsto (el año pasado la aprobación del acuerdo con Chevron produjo múltiples disturbios), la inversión comenzará al principio de 2015. Y con él, la llegada de dólares.

Galuccio cerró su tercer anuncio de inversión con una empresa internacional (antes firmaron Chevron y Dow) en un país que en los últimos años se caracterizó por sus dificultades para atraer capitales extranjeros. Se trata de iniciativas que no sólo pesan en la economía, sino también en la política. Un ejemplo: ayer por la mañana, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, entraron al mismo tiempo al salón VIP del Hotel Alvear, donde se realizó el encuentro del Consejo de las Américas. Se cruzaron con Doris Capurro, vicepresidenta de Comunicación y Relaciones Institucionales de YPF. El jefe de PRO fue a la carga: "Ahora [con el default] se le va a complicar a tu jefe [por Galuccio] para traer dólares", le dijo. Capurro puso cara de póquer. Minutos después le entregó a Capitanich la gacetilla de prensa con el anuncio de inversión, que luego la empresa comunicó a la Comisión Nacional de Valores (CNV). Le dijo que tenía que esperar hasta después de las 9 para comunicarlo. Capitanich le hizo caso. Y frente a los empresarios, en el mismo estrado que Macri, anticipó que la empresa estatal había conseguido un nuevo socio que ingresará dólares al país pese al default. Aunque no especificó las condiciones especiales que rigen para el sector petrolero.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas