Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Valdo Sciammarella

Una vida dedicada a darles vuelo a las voces

Miércoles 10 de septiembre de 2014
SEGUIR
LA NACION
0

Murió Valdo Sciammarella, un músico relevante y multifacético. Nacido en Buenos Aires, fue compositor, director coral, pianista formado con los maestros Vicente Scaramuzza, Antonio De Raco y Julián Bautista. Graduado en el Conservatorio Nacional de Música y Arte Escénico Carlos López Buchardo, se vinculó al Teatro Colón de Buenos Aires y se integró al conjunto de los maestros preparadores de la entidad, asumiendo la formación y dirección del Coro de Niños durante un largo período. Ingresó en el Colón en 1958; allí tuvo a su cargo la dirección de los coros del Instituto Superior de Arte, Coro de Niños y Estable del Teatro Colón, con los cuales desarrolló una intensa actividad artística. Dirigió también los coros de la Asociación Wagneriana de Buenos Aires, de la ópera internacional de Caracas y del Teatro Nacional de la Zarzuela, en Madrid. Se perfeccionó en piano con Roberto Caamaño y posteriormente, en Italia, estuvo en contacto con Goffredo Petrassi y Luigi Dallapiccola. Se perfeccionó en técnica vocal con Pietro Tabanelli y con el cantante Eugenio Valori.

Hombre de fino humor, luchador incansable, supo ganarse el respeto de quienes lo rodeaban, alumnos y amigos. A partir de 1952 comenzó a dedicarse a la creación a través de obras para solistas vocales, corales e instrumentales, así como música para teatro y cine. Recibió premios por varias de sus composiciones, tal como sucedió con su Díptico para orquesta de cámara, que ganó el Carlos López Buchardo de la Asociación Wagneriana de Buenos Aires en 1954; Marianita Limeña, ópera de cámara sobre texto de Francisco Javier escrita por encargo del Teatro de Ópera de Cámara de Buenos Aires, por el que recibió el Primer Premio Nacional de la Argentina de 1958; las Canciones de amor, canto y piano con textos de coplas populares argentinas, que obtuvo el premio Homenaje a Carlos López Buchardo de Radio Municipal de Buenos Aires, en 1979; el Concierto para piano y orquesta (Primer premio "Malvinas Argentinas" de Sadaic, 1982) y la Sonata en Mi, para violoncello y piano (Primer premio municipal de música de cámara, en 1995).

Entre su numerosa producción se destacan Cantigas de amigo, para canto y piano (1952), las Canciones para la vida y para la muerte con acompañamiento de cuatro guitarras, estrenadas en la Biblioteca del Congreso de Washington y llevada en giras por numerosos escenarios de Estados Unidos (1969-1970); la Cantata para la fundación de Buenos Aires, para bajo solista, coro, orquesta de metales y percusión, de 1956, realizada sobre la base del texto del Acta de la Fundación de Buenos Aires; las Rimas del agua, para soprano y placas; las Canciones de melancolía, Homenaje a Juan José Castro; el Cuarteto Credo, la sinfonía Verrà la morte? y, una de las más recientes, la ópera de cámara Oh, el amor, el amor? (2008), estrenada por la Ópera de Cámara del Teatro Colón, con dirección de Bruno D'Astoli, en la que domina el espíritu burlesco y ocurrente.

Valdo Sciammarella fue miembro de número de la Academia Nacional de Bellas Artes desde 1985; recibió los diplomas Premios Konex 1989 y 2009; y el Manuel de Falla 2000 por su "sobresaliente calidad artística". Asimismo el Premio a la Trayectoria Honorable a directores de coro, instituido por la Comisión de Cultura del Senado de la Nación Argentina en 2001; el premio Arte y cultura 2001, otorgado por la Asociación de entidades educativas privadas argentinas (ADEPA). En 2010 fue declarado Personalidad destacada de la cultura por el gobierno de la ciudad de Buenos aires.

Su actividad profesional se desarrolló en torno de la educación y la dirección coral. Desde 1956, se desempeñó como profesor de piano y de composición en institutos oficiales como el Conservatorio Nacional Carlos López Buchardo, el Manuel de Falla, el Instituto Superior de Arte del Teatro Colón y la Facultad de Arte de la Universidad de La Plata.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas