Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Atendido por sus dueños

Locales porteños que sobreviven al paso del tiempo, de eso se trata el proyecto fotográfico del colectivo Artigas86: honrar los sitios que siguen en pie más allá de las modas

Domingo 14 de septiembre de 2014
0

Están en calles perdidas o galerías semiabandonadas, casi nunca en una esquina ni en avenidas centrales. No tienen carteles luminosos ni llaman demasiado la atención. No hacen promociones ni suelen aceptar tarjetas de ningún tipo. Existen y resisten apretados entre maxiquioscos, edificios de departamentos o agencias de lotería. La mayoría de la gente no los ve. Sobrevivientes en un mundo que cambia y se tecnifica cada día más, su mobiliario, decoración e iluminación son de otra época; sin embargo, allí están.

Los dueños y dependientes son parte fundamental: conocen la vida del barrio y casi siempre están ligados al negocio a través de sus padres o hermanos, y traen consigo historias de barcos e inmigración. Saben los nombres de los clientes, mayormente sus vecinos: como los parroquianos de un bar, muchas veces entran a conversar y se van sin haber comprado nada.

Atendido por sus propios dueños es un proyecto fotográfico que retrata estos emblemas porteños que sobreviven al paso del tiempo y reflejan un pasado que los autores de este trabajo decidieron honrar. Con el apoyo del Fondo Nacional de las Artes, el colectivo Artigas86, formado por Julieta Bilik, Pablo Gabian e Ileana Ochoa, expone estas fotografías en el marco del Festival de la Luz. Hasta el domingo 2 de noviembre se pueden ver en el Centro del Conocimiento, Posadas, Misiones. Para próximas fechas, ver www.facebook.com/colectivoartigas86

La búsqueda, elección y fotos de estos sitios demandó más de dos años. Parte de la tarea de scouting estuvo a cargo de Gabian y Ochoa, que suelen trabajar en el arte de películas.

Vinoteca Vicente

Foto: Artigas86

Vicente Nigro, italiano oriundo de Calabria, llegó en 1954 al país y empezó a trabajar como cadete y vendedor de verduras

en el Mercado del Progreso (Av. Rivadavia 5430). En 1978 compró dos locales allí y desde entonces comanda diariamente su propia vinoteca, donde vende también productos regionales y gourmet, pastas italianas y salsas

Camisería Ángela

Foto: Artigas86

Ángela, de 78 años, nacida en la Argentina, hija de italianos y viuda de Manuel López Folgueiro, quien llegó desde Galicia a los 14 años. Juntos compraron en 1964 el local de Av. Caseros 2847 y, si bien al principio confeccionaban indumentaria, luego se dedicaron sólo a la compra-venta de camisas, pañuelos, ropa interior y vestimenta para hombres. Ella sigue al frente del lugar

Yiyo el xeneize

Foto: Artigas86

En Av. Eva Perón y Ameghino, Parque Avellaneda, la actividad comercial de este local comenzó en 1923: sus fundadores Egidio Zoppi

y César Vadda servían comidas a los gauchos que llevaban las vacas a los mataderos. Luego, el negocio se transformó en almacén y bar, y hoy se dedica a la venta de embutidos y bebidas. Es atendido por Bautista y Egidio Luis (foto), hijos de Zoppi

Acordeones Anconetani

Foto: Artigas86

En Chacarita (Guevara 478), Giovanni Anconetani instaló este negocio en 1942. Actualmente, la tercera y cuarta generación argentina de la familia Anconetani está a cargo de la venta, reparación y fabricación de acordeones. También tienen allí un pequeño museo donde le rinden tributo al instrumento musical

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas