Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un investigador con fuerte compromiso con los sectores más débiles y vulnerables

Domingo 14 de septiembre de 2014
0

"La UCA hizo una convocatoria abierta para estudiar la deuda social a fines de 2000 y principios de 2001. Había que presentar el CV y un proyecto. Me llamaron para dirigir el área de Economía y Empleo, y formé un equipo interdisciplinario. Comenzamos a trabajar en octubre de 2001, antes de la crisis", dice Agustín Salvia desde su escritorio en las oficinas del Observatorio de la Deuda Social Argentina, en el edificio San Alberto Magno de la Universidad Católica Argentina.

Este observatorio ha sido, especialmente desde la intervención del Indec, en 2007, una valiosa fuente de información para conocer las cifras de la situación social en el país, a través de mediciones con sustento estadístico.

Pero Salvia comenzó su carrera mucho antes de ser director e investigador de proyectos en temas de trabajo, desarrollo humano, pobreza, desigualdad social, inserción social de los jóvenes, estrategias de los hogares y evaluación de políticas sociales.

Atravesando un camino largo de aprendizaje y siempre involucrado con el estudio de los sectores vulnerables, "mi primera línea de formación profesional fue un profesorado de enseñanza primaria en Banfield. Tenía desde muy joven una vocación docente, en 1974, con un perfil de compromiso social. Al mismo tiempo comencé a estudiar Historia en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires. En 1975 el gobierno constitucional de Isabel Perón decidió la intervención dada la fuerte politización que tenían las universidades."

Militancia pacífica

Salvia se define como militante social en aquellos tiempos. "Yo era militante universitario, militante barrial, presidente del centro de estudiantes en el profesorado; estaba muy cerca de los grupos de la juventud peronista de izquierda que no proponían una salida armada, sino democrática. Era una Argentina muy convulsionada, donde era muy difícil tener una posición fundada en la toma de conciencia."

Su militancia estuvo siempre "comprometida socialmente con un cambio pacífico y democrático. Mantenía un compromiso de base en villas o asentamientos precarios. Uno entendía que había injusticias y desigualdades, y creíamos merecer un país más justo y soberano. Pero la realidad social argentina de ese momento era maravillosa comparada con el país que dejó la dictadura e incluso la democracia posterior. Teníamos 2 o 3 por ciento de pobres y 4 por ciento de desempleo".

Su perspectiva de aquella época y también la actual es que los cambios deben generarse para reglas democráticas a través del consenso y por toma de conciencia, no a través de vanguardias esclarecidas, sino a través de una sociedad con dirigentes comprometidos con los sectores más débiles.

En este contexto tuvo la necesidad de salir del país. Lo hizo unas semanas antes del golpe militar en 1976. Primero estuvo en Perú y luego, en México. Si bien no perdió contacto con lo que estaba ocurriendo en el país se dedicó varios años a formarse en la vida académica estudiando en la Universidad Autónoma de México, y poniendo en marcha proyectos educativos y sociales innovadores y comprometidos con un ideario de justicia social.

Amplio currículum

Volvió al país primero en 1984 y más tarde en 1987 como docente e investigador en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires, así como becario y luego investigador del Conicet. En México hizo la licenciatura en Sociología en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México, tiene un posgrado en Ciencias Sociales y Políticas de la misma universidad, y otro doctorado en el Programa en Ciencias Sociales en el Centro de Estudios Sociológicos de El Colegio de México.

Su currículum es extenso y prolífico. Es hoy investigador independiente del Conicet, director del Programa de Cambio Estructural y Desigualdad Social con sede en el Instituto de Investigaciones Gino Germani, Facultad de Ciencias Sociales de la UBA; profesor en Metodología de la Investigación Social en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires; profesor confirmarde Doctorado en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires y en la Universidad Nacional de San Martín, y de Maestría en la Universidad de Bologna, Universidad Tres de Febrero y Flacso

También es consultor de organismos nacionales e internacionales, coordinador de programas de investigación aplicada, extensión, divulgación y formación de Recursos Humanos en temas de trabajo, población y condiciones sociales de vida. Tiene una importante producción escrita en libros, artículos e informes.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas