Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Este mes ya se vendieron más dólares para ahorro que en abril y mayo juntos

Disparó la demanda el nivel que alcanzó la brecha entre el valor del dólar oficial y el paralelo, que se mantuvo ayer por encima de los $ 15; también repunta la demanda de divisas por viajes al exterior

Viernes 19 de septiembre de 2014
SEGUIR
LA NACION
0

No quedan dudas. La creciente y persistente brecha abierta entre la cotización del dólar oficial y la del dólar paralelo, establecida esta semana en torno al 75%, hizo resurgir el apetito de los argentinos por esa moneda.

En apenas 14 días hábiles que lleva el mes, los ahorristas ya compraron US$ 286 millones por ventanillas de bancos o casas de cambio, una suma 5% superior a la demandada en las 42 jornadas hábiles de abril y mayo juntos (US$ 274 millones en total), es decir, están adquiriendo a razón de US$ 20 millones por día. Además, la cantidad de autorizaciones de compra validadas por la AFIP no deja de crecer: recibieron visto bueno del organismo 19.700 pedidos por día en la semana anterior.

Pero la nueva disparada que ensayó el paralelo esta semana (al superar el nivel de los $ 15 por primera vez) dio un nuevo empujón a los pedidos cursados, que promedian los 21.650 por jornada esta semana, casi 10% por encima de los ingresados en la semana previa.

Los analistas insisten en que el cada vez mayor trecho que separa la cotización de ambas versiones de la divisa no hace más que agravar el cuadro de escasez de dólares que la economía argentina transita desde hace tres años. Porque a la vez que exacerba el apetito por dolarizar tenencias, hace cada vez más reticentes a vender divisas por la ventanilla oficial a quienes las tienen.

De allí el renovado cuadro de presión que se registra sobre las reservas del Banco Central (BCRA). La entidad perdió unos US$ 1500 millones en los últimos 50 días (tenía 29.700 millones una semana antes del fin de julio y atesora menos de US$ 28.300 millones hoy), pese a mantener bloqueados buena parte de los pagos de importaciones y hasta haber desempolvado disposiciones para aumentar la penalidad a quienes tienen declaradas ventas al exterior, pero no liquidaron en tiempo y forma las divisas (se habla de atrasos por US$ 2000 millones) y prefieren hacer frente a las penalidades antes que soltar esos dólares.

"Con una brecha cambiaria creciente y con expectativas de devaluación en aumento, es de esperar que los productores agrícolas, habiendo asumido ya la pérdida que significó la abrupta caída de los precios internacionales, prefieran postergar las liquidaciones. De hecho, desde principios de agosto [después del default de fin de julio] el promedio diario de liquidaciones cayó 35% en la comparación interanual, caída que se profundizó al 50% en la segunda semana de septiembre, aun con una cosecha que, en el caso de la soja, fue 10% superior", evaluó la consultora LCG en un informe.

"Al priorizar el stock de reservas, el BCRA está condicionando el pago de las deudas comerciales contraídas por las empresas locales, algo que no se observaba desde los 80", alertó ayer un informe conjunto de Quatum y Econométrica, que analiza los crecientes incentivos que algunas firmas están teniendo para obtener esas divisas por medio del contado con liquidación, para no dañar sus relaciones comerciales.

Este tipo de maniobras son las que están detrás de los persistentes récords que, medidos en pesos, marcan los precios de los activos que las facilitan en la plaza local. Pero, a su vez, mantienen elevados los tipos de cambio implícitos que surgen de esas transacciones (el contado con liqui subió 0,5% a $ 13,60 ayer) y tornan estéril cualquier esfuerzo oficial por desinflar al paralelo, en un círculo muy pernicioso para la economía.

En igual sentido deben leerse los esfuerzos que algunas aerolíneas hacen por aplanar la demanda de pasajes al exterior. Es que la diferencia del 32% que ya le sacó la cotización del paralelo (cerró ayer a $ 15,03) al dólar-tarjeta (promedia $ 11,38 tras sumarle el 35% de anticipo impositivo al valor del oficial) hace que muchos vuelvan a ver con buenos ojos la posibilidad de vacacionar fuera del país.

Tal vez por eso la demanda de dólares para viajes (promedia los US$ 2,3 millones por día en lo que va de septiembre) ya se acerca a los niveles que mostraba en febrero (US$ 2,7 millones/día), es decir, en plena temporada.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas