Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Conmoción en Henderson por el suicidio de la madre de Claudio Cannigia

Información general

En la mira: varios familiares del futbolista dijeron que su esposa, Mariana Nannis, es la responsable de la depresión de la madre del jugador.

Ante la mirada conmocionada de los vecinos de Henderson, comenzó ayer por la tarde el velatorio de la madre del futbolista Claudio Caniggia en esa localidad bonaerense, situada a 440 kilómetros de la Capital, donde será enterrada hoy. Nélida Tomasa Iglesias de Caniggia se quitó la vida al arrojarse anteanoche desde el balcón del quinto piso de su departamento, situado en O`Higgins 1810, en el barrio de Belgrano, que compartía con su esposo, Hugo, y el menor de sus hijos, Diego.

La gente comentaba en las calles de Henderson la trágica noticia. El suicidio de la mujer, de 60 años, implica la desaparición de un ser muy querido en todo Henderson, que además le dio la vida a la personalidad más popular que nació en el pueblo.

Aunque ayer se esperaba su presencia, el ex delantero de Boca arribará a la Argentina esta mañana y llegará a Henderson a tiempo para el sepelio de su madre. Quien no lo acompañará será la mujer a la que todos apuntan la mira en Henderson: Mariana Nannis, la esposa del jugador.

Disparos contra Nannis

Varias versiones que circularon ayer adjudicaron la depresión de la mujer a la mala relación que mantenía con su nuera quien supuestamente alejó al futbolista de su familia y habría negado a sus padres, Hugo y Nélida, la posibilidad de visitar a sus nietos en Roma. En tal sentido, la otra nuera de los Caniggia, Anabelle, manifestó a gritos ante el periodismo: "¡Mi suegra era una santa! Y miren cómo terminó. La mataron entre Claudio y la p... de su mujer: no le dejaban ver a los chicos".

El ex jugador de Boca Juniors fue, durante años, el ídolo de Henderson. Pero con el correr del tiempo, la relación con su atractiva esposa mujer fue quitándole apoyos en su propia tierra, según vecinos del lugar.

Cada una de las picantes declaraciones de la esposa del jugador "colaboró" para que su reputación en su pueblo natal no sea precisamente alta.

El héroe se fue cayendo, pero su familia sigue siendo una de las más respetadas entre los más de 9000 habitantes de la localidad.

Sufría depresión

Según declaraciones del padre de Caniggia, "Nélida estaba muy deprimida y sufría pozos emocionales desde joven". Aquellos que la conocían aseguran que a partir de que la relación con Claudio y su mujer se cortó, allá por 1991, su problema se incrementó y era frecuente verla triste y angustiada.

"No era feliz, el amor de sus otros hijos no compensaba el dolor por la ruptura con Claudio y con sus nietos", sentenció ayer la abuela del jugador Nancy de Caniggia.

Volvió Maradona

Diego Maradona, reconocido amigo de Caniggia, regresó ayer al país y se enteró de lo sucedido. "Esto que le pasa a Claudio es tremendo. Quiero estar con él lo más pronto posible", dijo notablemente consternado. "Quizá me voy a Henderson", deslizó. A su arribo a Ezeiza, el astro hizo silencio, pero unas horas después se refirió al suicidio de Nélida Iglesias de Caniggia. "Me dieron la peor noticia de todas. Al morirse una madre, mueren las palabras y muchos se acuerdan de ellas cuando ya no están", afirmó.

Hablan los vecinos

Después del mediodía, cuando Hugo Caniggia ya había emprendido -en compañía de sus hijos Marcelo y Diego- el viaje hacia Henderson para velar e inhumar a su esposa Nélida, el departamento B del quinto piso del edificio situado en O`Higgins 1810 permaneció con las persianas de madera completamente cerradas.

Los testimonios recogidos en el lugar, de vecinos que no mantenían un vínculo demasiado cercano con la familia, refirieron comportamientos tranquilos de los Caniggia.

Así se expresó una señora mayor que saca a pasear a su perro cocker a la plaza de Barrancas y les despacha cartas a Italia en la estafeta de la vuelta de su casa. Los describió como un matrimonio que realiza viajes al interior y al exterior a menudo, con dos hijos que acompañan permanentemente a sus padres y un tercero que viene de visita sólo cuando trabaja en el país.

Reflexión de un amigo

Sólo las palabras de un caballero de los pagos de Henderson objetaron ese panorama. De visita en Buenos Aires, no quiso dar su nombre, pero aseguró ser un amigo íntimo de los Caniggia."Desde que Nélida y Hugo perdieron a su hija de dos años - la primera que tuvieron-, el ánimo de ella no era muy estable. La chiquita murió en una especie de desagüe que tenemos allá junto a las casas, en un momento de descuido", expresó a La Nacion.

El hombre, de unos 55 años, reflexionó luego: "Mariana Nannis dijo tantas cosas de nuestro pueblo. . . Pero nosotros no podemos criticarla porque no la conocemos. Lo que no entendemos es cómo Claudio no reacciona".

Finalmente, aseguró que "los otros dos hermanos vienen por acá a cazar y el matrimonio siempre come en casa cuando va a Henderson".

Menos conocidos en Belgrano

El portero del turno mañana del edificio de O`Higgins contó: "No había ningún problema entre ellos. La señora vivía de manera normal; inclusive, unas horas antes de suicidarse, sacó a pasear a su perrita y yo no noté nada extraño". Respecto de la relación entre Claudio y sus padres, sostuvo que "él venía prácticamente día por medio cuando estaba jugando en el país. Estuvo acá el día anterior a su partida", rumbo a Italia, a mediados de agosto.

"El matrimonio Caniggia vive aquí con su hijo Diego; Marcelo se mudó cuando se casó, unos veinte días atrás", expresó el empleado.

Directo de Roma a Henderson

Claudio Caniggia regresará hoy, a las 7.45, a nuestro país, en un vuelo de Alitalia procedente de Roma y, una vez en Buenos Aires, se embarcará directamente en un avión privado a Henderson, donde asistirá al sepelio de su madre.

La imprevista noticia precipitó su regreso a la Argentina. Los allegados dicen que "fue un golpe muy duro en su vida y que será difícil su recuperación anímica".

Caniggia quiso viajar cuanto antes, pero al saber del fallecimiento de su madre -se enteró telefónicamente a las tres de la madrugada hora italiana por medio de su representante, Settimio Aloisio-, pese a sus intenciones le fue imposible embarcarse de inmediato porque ya no había vuelos a Buenos Aires.

Aloisio, quien debió suspender su viaje a Inglaterra -donde se iba a encontrar con el jugador para gestionar su transferencia a un club de ese país- comentó: "Fue un impacto muy grande para Caniggia y todo su entorno. Claudio está muy conmocionado, al igual que nosotros y en lo único que piensa en este momento es en llegar a tiempo al país para despedir a su madre".

Coincidentemente con la tragedia, esa misma noche la comisión directiva de Boca -en reunión extraordinaria- dentro del orden de temas por tratar, resolvió mantener el ofrecimiento de 2.400.000 dólares, por tres años de contrato, para reincorporar a Caniggia.

La información de la muerte de la madre del delantero se conoció en medio de la sesión y conmocionó a toda la dirigencia de la entidad de la Ribera.

Roberto Digón, el secretario general de Boca, sólo atinó a decir: "Nos habíamos reunido con Aloisio para que le comunicase personalmente a Caniggia nuestras intenciones de contarlo en el plantel. Esto nos paralizó a todos... Si bien mantenemos nuestra oferta inicial, consideramos que es primordial que Caniggia resuelva su delicada situación".

Su actualidad profesional arrastra una prolongada indefinición desde la culminación del último campeonato Clausura de fútbol. Sus deseos de estar cerca de su grupo familiar lo inclinan hacia el mercado europeo. Aquí, Boca, Independiente y River están a la espera de su pase, previa resolución de la radicación definitiva de su familia en el país. .

TEMAS DE HOYCristina KirchnerEl caso de Lázaro BáezElecciones 2015Torneo Primera División