Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un padre condenado por violar a su hija recibió arresto domiciliario

Se trata de Marcelo Girat, un suboficial de contrainteligencia de la Armada, que deberá cumplir una condena de 14 años; pese a su baja edad y a no estar enfermo se le da ese beneficio que fue cuestionado

Miércoles 24 de septiembre de 2014 • 17:36
0

Marcelo Girat, un suboficial de contrainteligencia de la Armada que deberá cumplir una condena de 14 años porque se lo encontró culpable de abusar sexualmente durante cuatro años de su hija, tendrá el beneficio de estar arrestado en su domicilio, con monitoreo satelital. Pese a que no es mayor de 70 años ni tiene ninguna enfermedad probada, esta situación se le concedió durante todo el proceso.

Girat abusó de su hija durante 4 años y por esto el Tribunal en lo Criminal Nª 3 de Mar del Plata lo condenó hoy por el delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo. Sin embargo, una vez más, la Justicia volvió a sorprender negativamente y le concedió al violador la prisión domiciliaria con monitoreo satelital. La Cámara de Apelaciones y Garantías ordenó esto hasta que el fallo quede firme, algo que podría suceder recién en seis meses.

Su hija Rocío Girat, víctima de abuso de parte de su padre biológico, dijo en declaraciones a TN que él no presentó nada que acreditara una enfermedad. "No tiene enfermedad. Está con prisión domiciliaria porque nos amenazó de muerte a todos. Los policías salieron de testigos, dijeron todo lo que habían oído y la defensa de él presentó un hábeas corpus a la cámara. Por eso está con arresto domiciliario", dijo.

cerrar

Aclaró que esto será hasta que la condena quede firme. " Tenemos que llegar a Casación. Mientras tanto él está con arresto domiciliario y pulsera. Mi familia, desamparada, con un 911 que es nada", dijo, visiblemente afectada por la situación, con la voz entrecortada.

Rocío dijo que no encuentra el modo de rehacer su vida, se seguir después de lo vivido. "No puedo. Hasta que no esté preso no voy a poder. Es mucho dolor. Lo de hoy me pareció una pisoteada. Tiene que cumplir 14 años y estaba en su casa. En la audiencia ni se presentó. No esperó la resolución", contó.

Ella relató que padeció la primera violación a los 13 años. "El usó el método de decirme que iba a ser mi instructor sexual. Me violó desde los 13 hasta los 17 años. A los 16 me violó en la Base Naval", dijo. Ese es su lugar de trabajo hasta el día de hoy, ya que no lo expulsaron de la Fuerza. "Yo ingresaba a las 12 de la noche hasta las 3 de la mañana. Estaba ahí adentro, me veía personal militar, nadie dijo nada. Es más, en este momento todavía no se presentó nadie de la Armada a preguntar o a decir 'lo siento mucho".

Rocío tuvo dos intentos de suicidio. "Él para que confiese por qué me había querido matar, me ató a una silla y me quemó con una cuchara caliente", dijo la joven. Luego, todo se desencadenó cuando la madre de Rocío descubre las cartas que él le enviaba a su hija. Allí reconocía que estaba enamorado de ella, que le hacía recordar a su mamá, con quien se había casado. "Mi mamá encuentra las cartas. El decía estar enamorado de mí, que le recordaba a cuando mi mamá era joven. Una perversión total. Esas cartas encuentra ella. Con esas cartas me encara a mí y me dice que ya sabía la verdad".

Entonces, hicieron juntas la denuncia. Esto fue en 2011 y hasta hoy siguen pidiendo prisión efectiva del abusador. "Seguimos luchando y mientras tanto este hombre está libre. El arresto domiciliario no es nada. Es culpable y sigue siendo militar. Cobrando su sueldo. Es muy grave", concluyó Rocío.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas