Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los 10 puntos más destacados de Windows 10

Presentado en una edición orientada para los desarrolladores, esta versión marca el regreso de la plataforma a las tareas productivas basadas en el teclado y el mouse junto al menú Inicio y la tradicional vista de Escritorio

Jueves 02 de octubre de 2014 • 00:22
SEGUIR
LA NACION
0
Windows 10 estará disponible para las diferentes versiones de equipos, sea un teléfono, tableta, computadora personal o pantalla de TV
Windows 10 estará disponible para las diferentes versiones de equipos, sea un teléfono, tableta, computadora personal o pantalla de TV. Foto: EFE

Con un antecesor caracterizado por fuertes cambios en su forma de uso, la nueva versión preliminar del sistema operativo de Microsoft tomó nota de varias de las quejas y pedidos de los usuarios de Windows, tales como el regreso del botón Inicio o una forma más sencilla de configurar la vista del tradicional escritorio.

A su vez, la presentación (dirigida en principio a empresas y desarrolladores) estuvo marcada por una constante referencia a las tareas productivas realizadas mediante el teclado y el mouse, sumado a las menciones hacia Windows 7, una versión que supo mantenerse como una de las preferidas de los usuarios, aún tras la llegada de Windows 8 y su posterior actualización a la versión 8.1.

Vamos a recorrer las características más destacadas del nuevo Windows 10.

El regreso del botón Inicio

El botón de Inicio recupera las funciones conocidas en Windows 7, y suma las vistas de aplicaciones utilizadas en Windows 8
El botón de Inicio recupera las funciones conocidas en Windows 7, y suma las vistas de aplicaciones utilizadas en Windows 8. Foto: Archivo

A diferencia del tímido regreso que tuvo en la actualización 8.1 de su antecesor, el botón Inicio vuelve en Windows 10 con todas las prestaciones conocidas en Windows 7, la última versión que tuvo esta característica.

Asimismo, el botón Inicio en Windows 10 ofrece los habituales atajos y accesos directos, pero ganó en tamaño al incorporar las baldosas dinámicas distintivas de Windows 8.1 y Windows Phone.

El regreso del escritorio tradicional

En esta nueva versión de Windows 10 el Escritorio volvió a ganar el protagonismo central del sistema operativo para computadoras personales, junto a la barra de tareas y el mencionado botón Inicio. Por su parte, la interfaz conocida como Metro fue relegada a una versión más integrada dentro de esta interfaz, pero sin la presencia insistente que tenía en la versión previa del sistema operativo.

El teclado y el mouse recuperan su protagonismo

Junto al botón Inicio, la vista tradicional de escritorio recupera el protagonismo en Windows 10
Junto al botón Inicio, la vista tradicional de escritorio recupera el protagonismo en Windows 10. Foto: EFE

Productividad fue una de las palabras claves de la presentación de Windows 10, caracterizada por las constantes menciones al uso del teclado y mouse. El uso de gestos en la interfaz táctil sigue vigente ante formatos de equipos como ultrabooks convertibles, computadoras 2 en 1 y tabletas, pero en este rediseño Microsoft marcó la dirección que tendrá la nueva versión de su sistema operativo, más orientado al estilo que habían utilizado en Windows 7; en teoría, el sistema detectará si el monitor es táctil o no y privilegiará un tipo de uso por sobre el otro.

Una nueva interfaz táctil

El cambio de Windows 7 a Windows 8 implicó un cambio radical en la forma de interactuar con una computadora personal de la mano de una interfaz táctil moderna, pero que requería de un proceso de aprendizaje que no todos los usuarios asimilaron. En Windows 10, esta prestación sigue presente, pero desde un lugar conocido: el tradicional escritorio.

Conocida como Continuum, esta interfaz táctil se ubica en la intersección de lo mejor de Windows 7, su escritorio, con lo más relevante de Windows 8.1, las baldosas dinámicas y el diseño moderno de sus aplicaciones. Asimismo, esta vista se activa de forma inteligente si la pantalla adopta algún comportamiento que prescinde del teclado, como ocurre con las tabletas Surface o con los equipos 2 en 1. Por ejemplo, cuando se desengancha el teclado en un equipo híbrido.

Un único Windows multiplataforma

Microsoft remarcó la intención de simplificar el uso de su sistema operativo en todas las versiones de equipos y en todos los tamaños de pantalla, sea un dispositivo para la Internet de las cosas, un teléfono móvil de 5 pulgadas, una tableta de 10'' o un televisor de 80''. Todos los dispositivos comparten el mismo código y la misma interfaz, aunque con cambios en función del tamaño de pantalla. Sigue el soporte para procesadores x86 y ARM, y la intención es que sea lo más transparente posible.

Según Hernán Rincón, presidente de Microsoft para América latina, la intención es facilitar el mantenimiento a las empresas, que tienen que administrar dispositivos con un solo sistema operativo, escribir aplicaciones para un solo grupo de bibliotecas, etcétera. Y tendrá actualizaciones automáticas, pero no sólo de parches -como tiene ahora- sino de nuevas funciones, al estilo de lo que sucedió con Windows 8.1, pero más sencillo, aunque no precisó cómo será este nuevo proceso de actualizaciones.

Aplicaciones universales

En este proceso de integrar todos los dispositivos electrónicos bajo una misma plataforma, Windows 10 tendrá una única tienda de aplicaciones comunes a un teléfono, tableta, computadora personal o consola de videojuego. De esta forma, al adquirir una aplicación en este entorno (sea paga o gratis), el usuario podrá volver a instalarla y actualizarla en el resto de sus equipos, algo sobre lo que la compañía viene trabajando hace ya algún tiempo.

Múltiples escritorios

De vuelta, el uso del teclado y el mouse vuelven a ganar protagonismo en dos de las funciones que presentará Windows 10: el uso de múltiples escritorios para organizar mejor las aplicaciones y tareas en ejecución, una característica que estaba presente en diversas distribuciones de Linux.

Mejoras en el uso de ventanas simultáneas

Sea una aplicación tradicional u otra moderna, ambas pueden compartir la pantalla en la renovada vista tradicional de Windows 10
Sea una aplicación tradicional u otra moderna, ambas pueden compartir la pantalla en la renovada vista tradicional de Windows 10. Foto: EFE

Windows 10 también permite organizar mejor la vista simultánea de diversas aplicaciones mediante la función Snap, que ajusta de forma automática las ventanas, y que permite reordenarlas en uno o varios escritorios.

Asimismo, las aplicaciones al estilo Metro no ocuparán toda la pantalla ni pasarán a una interfaz enteramente táctil, sino que permanecerán como ventanas en la vista tradicional de escritorio de Windows 10. En esto se le parece el Chrome OS de Google, que incorporó la posibilidad de correr aplicaciones Android como ventanas en su escritorio.

Disponibilidad

Windows 10 no estará disponible en el mercado hasta fines de 2015. Mientras tanto, la compañía ofrecerá una versión preliminar orientada a los desarrolladores a través del Programa Windows Insider. Para más información http://preview.windows.com. La versión que se presentó ahora es para darle a las empresas un adelanto de lo que viene, el llamado Technical Preview; de hecho, Microsoft reunió esta semana a 300 CIOs (gerentes de sistemas) de empresas tecnológicas en Estados Unidos para mostrarles lo que está preparando. Después habrá un adelanto para consumidores (el Consumer Preview) y una presentación de cómo se verá Windows 10 en smartphones.

No hubo menciones sobre el costo del sistema operativo, ni tampoco se confirmó si este sistema operativo estará disponible para aquellos usuarios de Windows 8.1. Se espera que hayan más novedades sobre Windows 10 en la próxima conferencia de desarrolladores Build, que se llevará a cabo en abril del próximo año.

El nombre

Cuando Microsoft anunció que su próximo sistema operativo se llamaría Windows 10, las reacciones fueron de las más variadas. Algunos se apresuraron en intentar corregir los diversos anuncios que daban por sentado este nombre, mientras que otros elaboraron diversas teorías sobre los motivos que llevaron a la compañía a pasar de la versión 8.1 a la 10.

No hubo explicaciones claras de parte de Microsoft sobre este tema, pero el antecedente señala que no siempre hay una continuidad al momento de darle un nombre a sus lanzamientos. Por mencionar un caso, esto ocurrió con los sucesores de la Xbox, que se llamaron 360 y One en su segunda y tercera versión, respectivamente.

Otra teoría, sugerida por un supuesto desarrollador de Microsoft en Reddit, es porque hay aplicaciones modernas que se niegan a correr en Windows 95 o 98, y el código que lo verifica podría confundir a Windows 9 con alguna de esas dos versiones.


Bonus track: la presentación oficial de Windows 10 (en inglés)

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas