Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un millón de argentinos padece de psoriasis: lanzan una campaña nacional

Se trata de una enfermedad crónica inflamatoria de la piel; el lema de la cruzada nacional es "la psoriasis es controlable"; el impacto en la calidad de vida de los pacientes

Miércoles 08 de octubre de 2014 • 16:06
0

Bajo el lema "La psoriasis es controlable. Consulte al médico dermatólogo", la Sociedad Argentina de Dermatología (SAD) realizará del 20 al 24 de octubre la 14º Campaña Nacional de Educación e Información sobre Psoriasis, iniciativa declarada de interés público y auspiciada por el Ministerio de Salud de la Nación.

La psoriasis es una enfermedad crónica inflamatoria de la piel, que compromete las mucosas, uñas, articulaciones y se caracteriza por presentar lesiones rojas, cubiertas de escamas blanquecinas que se desprenden fácilmente y pueden sangrar o doler.

Durante la campaña, que cuenta con la participación de la Asociación Civil para el Enfermo de Psoriasis (AEPSO), se distribuirá material informativo en hospitales y centros de salud de todo el país, donde, además, especialistas en dermatología responderán todas las preguntas referidas al diagnóstico, medicamentos y tratamientos para esta patología que en la Argentina afecta a alrededor de un millón de personas.

"La psoriasis no debe ser responsable de tu calidad de vida", aseguran desde la SAD. Para ello, "es importante que además de enfocarnos en el paciente grave, trabajemos sobre la detección temprana, el día a día de la enfermedad; la psoriasis bien controlada tiene manifestaciones leves", explicó uno de los coordinadores de la campaña, Jorge Laffargue.

En mayo pasado, la lucha que llevan adelante las asociaciones de pacientes alcanzó un alto reconocimiento. La Organización Mundial de la Salud (OMS) aprobó una resolución que describe a la psoriasis como "una enfermedad crónica, no contagiosa, dolorosa, desfigurante e incapacitante para la que no hay cura". Con esta declaración, se espera que mejore el acceso al tratamiento y la atención sanitaria que las personas con psoriasis necesitan y merecen.

No hay que olvidar que esta enfermedad tiene un alto impacto en la calidad de vida de los pacientes, quienes pueden presentar cuadros depresivos, aislamiento, rechazo estético, social y laboral o sensación de impotencia, dependiendo el grado y visibilidad de las lesiones.


Psoriasis: una enfermedad que avergüenza

Al tratarse de una enfermedad crónica y no contagiosa de la piel, está muy lejos de ser la consecuencia directa de un problema psicológico como sugiere uno de los tantos mitos creados por la sabiduría popular para intentar definir las causas de esta patología.

La psoriasis es una enfermedad multifactorial. "Existe una predisposición genética que puede combinarse con factores desencadenantes como el estrés, infecciones, medicamentos, traumatismos en la piel producidos por ejemplo por heridas, piercings o tatuajes y el alcohol, el tabaco o la obesidad como variables que empeoran el curso de la enfermedad", resaltó Alberto Lavieri, quien también coordina la campaña organizada por la SAD.

Para Roberto Glorio, otro de los especialistas que coordina la campaña, "es fundamental remarcar que el profesional indicado para el control y tratamiento de esta dermatosis es el médico especialista en dermatología, ya que lamentablemente existen oportunistas que no están debidamente acreditados ni capacitados para la atención médica que prometen curas milagrosas y ofrecen productos que son un auténtico fraude".

Características

En la piel normal, las células epiteliales basales maduran luego de 28 a 30 días, desde la parte más profunda de la epidermis hasta la parte más superficial, y luego se descaman en forma casi imperceptible. Por un desorden multifactorial, en el caso de la psoriasis se acelera este proceso, y provoca que en 3 o 4 días, nuevas células inmaduras lleguen a la superficie determinando una descamación anormal.

Las zonas más comúnmente afectadas por placas eritematosas (rojas) y escamosas, son los codos, las rodillas, el cuero cabelludo y la región sacra, aunque puede desarrollarse en cualquier otra parte del cuerpo e incluso en las uñas.

En general, quienes registran algún antecedente familiar, comienzan su enfermedad antes de los 40 años. Aquellos pacientes que tienen un comienzo posterior tienen menor prevalencia genética.

"La psoriasis -agrega la médica dermatóloga Julia Talanczuk, quien también participa de la campaña- puede aparecer en niños y, como es algo crónico, es muy importante lograr la adhesión al tratamiento desde muy pequeños para acompañar de la mejor manera el desarrollo de la enfermedad".

Preguntas habituales

¿La psoriasis, es contagiosa?

La psoriasis no es contagiosa.

¿Sirve el tratamiento psicológico?

Es de utilidad para mejorar la calidad de vida y las relaciones sociales de los pacientes.

¿Es bueno exponerse al sol?

Si en la mayoría de los casos, pero la exposición debe ser cuidadosa y controlada respetando las indicaciones del médico dermatólogo. Evite las camas solares.

¿Hay que hacer dieta?

No existe una dieta para la psoriasis. Es bueno en toda circunstancia realizar una dieta sana y equilibrada, mantener un peso adecuado y hacer actividad física. El sobrepeso, la obesidad, alteraciones del metabolismo graso, la hipertensión arterial y la diabetes deben ser consideradas y tratadas por el especialista.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas