Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Protesta de manteros en Avellaneda y Nazca

Hicieron un piquete y cortaron el tránsito para evitar un operativo de desalojo

SEGUIR
LA NACION
Miércoles 15 de octubre de 2014
0

Un grupo de manteros del barrio de Flores interrumpió ayer durante un par de horas la circulación en la intersección de las avenidas Avellaneda y Nazca para protestar contra un operativo del gobierno para desalojarlos. Los manifestantes advirtieron que repetirán la medida si hoy se reanudan los procedimientos, como está previsto que ocurra al menos hasta el viernes próximo.

Alrededor de las 7 de la mañana, unos 30 inspectores de la Secretaría de Atención Ciudadana de la ciudad, acompañados por representantes de la comuna 7, se hicieron presentes en las veredas par e impar de Avellaneda, entre Nazca y Helguera. Parados frente a los manteros, los controladores intentaron evitar que los vendedores ilegales armaran sus puestos y desplegaran la mercadería. "No nos dejan trabajar tranquilos", se quejaban los manteros.

Pero el procedimiento de control montado por el gobierno porteño apenas avanzó. Unos pocos manteros acataron el pedido de no ocupar las veredas. Otros, en un clima bastante enardecido, decidieron montar un piquete en la esquina de Avellaneda y Nazca , cortar el tránsito y hacer un nuevo aporte al caos que ya de por sí generan todos los días con la ocupación del espacio público.

Un auto estacionado en la esquina de Avellaneda y Helguera sirve de escaparate para la venta ambulante
Un auto estacionado en la esquina de Avellaneda y Helguera sirve de escaparate para la venta ambulante. Foto: Anibal Greco

Minutos antes del mediodía, cuando se retiraron los inspectores, que dijeron haber sido "corridos" por los vendedores ambulantes, el tránsito volvió a ser liberado y los manteros retomaron la venta callejera como todos los días.

Según el registro que lleva la Asociación de Comerciantes de la Avenida Avellaneda, en la zona hay 1500 manteros los días hábiles y la cifra se duplica de manera "preocupante" los fines de semana.

Es tanta la cantidad de este tipo de vendedores que coparon el centro comercial de Flores que las veredas ya no dan abasto. Luis Caballero, por ejemplo, tiene su puesto de remeras repartido entre la vereda y el asfalto de la calle.

Como esa esquina de Avellaneda y Helguera, todas las ochavas del barrio fueron ocupadas con cajas que contienen todo tipo de mercadería. Tanto los peatones como los automovilistas que transitan por allí tienen dificultades para movilizarse sin rozar a un comerciante.

"Son muchos los trastornos que se generan, además del económico que representa para quienes alquilamos un local y pagamos los impuestos. Que haya tanta gente en la vereda es un caldo de cultivo para la delincuencia. También se hace imposible caminar. Y, como si fuera poco, se desvalorizó la zona", se quejó ante un cronista de LA NACION Ricardo Martínez, integrante de la asociación que agrupa a comerciantes debidamente habilitados de la avenida Avellaneda.

Años atrás, ese centro comercial se destacaba por la venta al por mayor; hoy se transformó en minorista, según sostuvo Martínez.

En principio, el operativo para el desalojo se reiteraría hoy y hasta el próximo viernes, inclusive, aunque desde el gobierno de la ciudad no lo confirmaron a LA NACION.

En un año se duplicó la venta ilegal

De acuerdo con el último informe de la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad de Buenos Aires (Fecoba) publicado en agosto pasado, se duplicó en un año la cantidad de puestos de venta ilegal en Flores. Sobre la avenida Avellaneda se registraron 661 puntos de venta callejeros, contra los 343 detectados en el mismo mes de 2013. Según Fecoba, esa cifra ya representa un 20% del total de mercadería ilegal que comercializa en toda la ciudad, más que en los barrios de Liniers y Once.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas