Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Temor a los saqueos entre los damnificados en Luján

Alerta roja: el río superó los 4,30 metros y seguía creciendo; en la periferia había 150 evacuados, una gran mayoría se resistía a dejar sus hogares

SEGUIR
LA NACION
Jueves 30 de octubre de 2014
0

LUJÁN.- Las campanas de la Basílica de Luján anuncian el inicio de una nueva hora y el agua acumulada sobre el río sube de manera lenta, pero inexorable, desde los puentes de la periferia. El río, desbordado por más de cuatro metros en su caudal, es una amenaza silenciosa para toda la comunidad.

La cripta de la Virgen ya está acondicionada para recibir caudales de agua a borbotones. Los vecinos de los barrios bajos ya tienen medio metro del líquido negro que escupió el río dentro de sus casas, pero se niegan a dejar las pertenencias mojadas. Uno de ellos es Toti, un hombre de pelo largo y pantalón corto que camina descalzo, con las zapatillas en la mano, por la calle French, en el barrio Santa Elena o El Quinto. Toti tiene 80 centímetros de agua en su casa, pegada al puente Muñiz, y en la calle hay un metro de agua, pero Toti no se va. "Acá si te vas te sacan todo. No te queda nada. Voy a pasar la noche en el techo", asegura.

Pablo, otro vecino de la calle French, asiente. "Si te vas, cuando volvés encontrás la mitad de las cosas", sostiene mientras mira el agua subir.

Los vecinos de Luján reclaman obras y denuncian que se inundaron cuatro veces en lo que va del año
Los vecinos de Luján reclaman obras y denuncian que se inundaron cuatro veces en lo que va del año. Foto: LA NACION
El río Luján no para de crecer: el nivel del agua ya superó los 3,90 metros. Foto: LA NACION / Santiago Filipuzzi
El río Luján no para de crecer: el nivel del agua ya superó los 3,90 metros. Foto: LA NACION / Santiago Filipuzzi
El río Luján no para de crecer: el nivel del agua ya superó los 3,90 metros. Foto: LA NACION / Santiago Filipuzzi
El río Luján no para de crecer: el nivel del agua ya superó los 3,90 metros. Foto: LA NACION / Santiago Filipuzzi
El río Luján no para de crecer: el nivel del agua ya superó los 3,90 metros. Foto: LA NACION / Santiago Filipuzzi
El río Luján no para de crecer: el nivel del agua ya superó los 3,90 metros. Foto: LA NACION / Santiago Filipuzzi

Ana, en cambio, no va a esperar la crecida, que puede superar los 5 metros durante la madrugada. Ella le pidió una camioneta a un amigo y subió los peces, el perro, un colchón, el ventilador de pie y el plasma. "Que entren y encuentren agua sucia", desafía ante el temor de robos y saqueos que cunde entre los vecinos de la cuadra. En cambio, Sergio espera que la alerta roja enviada por el intendente Oscar Luciani y replicada por el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, sea exagerada, "como el Indec", dice. Y no se va.

Ellos no entran en las estadísticas de 150 evacuados que difunde el municipio. A ellos tampoco los visitó ayer el ministro de Desarrollo Social bonaerense, Eduardo Aparicio, ni el ministro de Infraestructura, Alejandro Arlía, que estuvieron con el intendente en el municipio local.

Ellos viven cerca del cementerio, detrás del parque Las Gárgolas, todos inundados por los 110 milímetros de lluvia caída ayer. Ya se inundaron cuatro veces y saben que la lluvia sólo es el inicio. No tienen paz.

En el descanso de El Peregrino, que une las calles principales de la basílica con los patios de recreo, el agua anuncia una noche incómoda. La noche también se anticipa dura en los barrios El Gallito, El Parque, Olivera, Santa Marta, San Fermín, Padre Varela y La Loma. "No vaya de noche. Se pone difícil", advierte un funcionario municipal.

Para evitar robos, el intendente pidió refuerzos de seguridad: Gendarmería saldrá de la basílica, que acostumbra custodiar, para expandir sus área de acción a las calles céntricas. La policía bonaerense se abocará a los barrios. Los más de cien bomberos recibieron refuerzos de San Miguel del Monte, Riestra, Mercedes y Suipacha, entre otras localidades vecinas.

El ministro Arlía sostiene que el caudal del río escurre con mayor velocidad debido a una obra de limpieza y desmalezamiento a lo largo de 27 kilómetros del cauce del agua que insumió 70 millones de pesos. Otra obra similar se hará con ayuda de la Nación, asegura. A los vecinos de la calle French les suena a promesa vacía. "Acá hace falta un dragado del río. No que desmalecen unos pocos metros. Nuestras casas se inundaron cuatro veces este año", dice Sergio, que anda sobre la calle con unas botas de goma y un abrigo prestado, porque su ropa la mandó a casas de amigos para salvarla de la mugre que trae el agua.

El intendente Luciani explica que el agua llegó a subir "unos 20 centímetros por hora", y por eso decidió declarar la alerta roja en el distrito.

Luciani informa que los evacuados son 150. Los autoevacuados no se calculan. Son los que se quedan en la casa de amigos o parientes y vuelven cuando no aguantan el miedo a perder lo poco que pudieron dejar dentro de sus casas. Son los que se van de manera espontánea cuando cierran los puentes que unen la periferia con el centro histórico y empedrado de la ciudad. Hasta anoche habían cerrado cinco puentes: Muñiz, Mitre, Brown, Las Tropas y la bajada de la autopista, que ahora deriva en una inmensa laguna sobre la autovía. En cada uno de ellos están los bomberos o los agentes de Defensa Civil.

Hasta anoche no se habían registrado muertos ni heridos. Una suerte, porque el hospital sucumbió por el agua que cayó durante la madrugada y tuvo que ser cerrado de manera provisoria. El agua entró al archivo y arruinó las historias clínicas de los pacientes. También entró al laboratorio. Pero eso fue durante la madrugada de anteayer, cuando cayeron los 110 milímetros. Por la tarde cayeron unos milímetros más de agua, y los pluviómetros llegaron a registrar 160 milímetros acumulados en menos de un día.

Por la tarde el cielo estaba gris oscuro. El agua del río seguía subiendo de manera inexorable. Como el paso de las horas que anuncian las campanas.

Bragado, con graves secuelas

La ciudad de Bragado, en la provincia de Buenos Aires, fue una de las más afectadas por el temporal: la tormenta provocó graves destrozos en viviendas, voladura de techos y derrumbes de árboles. En esta ciudad se evacuaron unas 130 personas, según informó la prensa local, y en las calles azotadas por una suerte de tornado hasta se vieron refrigeradores y muebles que volaron de algunas casas.

Qué se dijo en Twitter

6:45 hs. Fue uno de los picos más importantes de la tormenta de viento y lluvia que ayer azotó la Capital, el conurbano y varias ciudades bonaerenses

@MarceloRossi: "#Tormenta Se voló un pedazo del techo del estadio único por segunda vez. Las escuelas nuevas no se volaron porque no las hizo"

@GimenaMagali: "#MiercolesdeTormenta en Gregorio de Laferrere se inundó como siempre, desde las 6 levantando todo!"

@SantyDbApache: "No necesito ir a Chascomús para ver la laguna la tengo en mi casa, en Ranchos partido de General Paz"

@Iesillem: "Recorrido por Saavedra Villa Cerini Cuenca arroyo Medrano, anegaciones e inundación con poca lluvia".

Comentarios en Facebook

Elys Escalante

Bajo agua otra vez... siempre la misma historia... estamos hartos ya de esta situación... Beethoven al 6900 (Barrio Don Juan, en Laferrère)

Norma Beatriz Ursino

Avellaneda, ahora. El intendente puso estatuas en la avenida, pero hace mucho que no limpia las alcantarillas. Está todo inundado.

Carla Micaela Caeman

En Lanús, calles inundadas, clases suspendidas, y sigue lloviendo... Se puede pedir más???

Javier Noches

Según mi vieja que vive en San Martín, el rayo ese que cayo cerca... parece que le jodió el televisor LED... (podes creerla esa???). A alguien más le pasó lo mismo? Tienen la dirección de alguien de confianza que arregle por el barrio? Gracias

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas