Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

En septiembre se profundizó la baja del consumo en todos los rubros

Las ventas bajaron 1,8%, la segunda caída entre las mayores del año; alimentos congelados y artículos de cosmética son los más golpeados por el freno de la demanda

SEGUIR
LA NACION
Viernes 31 de octubre de 2014
0

Por noveno mes consecutivo, las ventas de alimentos y el resto de los productos de la canasta básica cerraron con números en rojo en septiembre. La baja además fue la segunda entre las más pronunciadas del año y atravesó a todos los rubros de consumo masivo, desde los productos de almacén hasta los congelados y los artículos de cosmética.

De acuerdo con el relevamiento de CCR, en septiembre la baja en las ventas medidas en unidades llegó al 1,8%, y de esta manera en los primeros nueve meses del año la caída acumulada se ubicó en 1,2 por ciento.

Los números de septiembre confirman la tendencia negativa del consumo y permiten adelantar que será prácticamente imposible revertir la caída en el último trimestre, con lo cual éste será el primer año del kirchnerismo con una baja en las ventas de productos de primera necesidad.

"Ya estamos en tres cuartos del año, lo que implica que debería haber un cambio sustantivo en el último trimestre que no parece viable", señaló José Amodei, director de CCR.

El impacto de la caída en la demanda se tradujo en una pequeña desaceleración en los precios. Según CCR, en promedio los artículos que integran la canasta básica en septiembre registraron un aumento interanual de 37,3%, mientras que hasta hace unos meses venían creciendo a una tasa superior al 40 por ciento. El efecto Precios Cuidados, en el que el Gobierno tiene puestas todas las esperanzas para frenar la inflación y reactivar el consumo, hasta ahora sólo logró un objetivo no buscado, que fue la canalización de las compras hacia las grandes superficies.

Según los datos de CCR, en septiembre se repitió la tendencia de que los hiper y supermercados lograran sobrellevar mejor la caída en las ventas, con una baja de 1,6%, frente al retroceso de 1,8% que sufrió el llamado canal tradicional (almacenes, negocios de barrio y pequeños autoservicios).

Con los datos de septiembre, los supermercados acumularon en los primeros nueve meses del año una baja de 0,9% en las ventas, contra 1,5% de los almacenes.

Subas y bajas

Por rubros, la categoría que peor viene sobrellevando la crisis es la de los alimentos congelados, con una caída en unidades de 5,8 por ciento.

La menor demanda, a su vez, también explica que los aumentos de precios acumulados en los congelados en los últimos doce meses (27,3%) hayan estado claramente por debajo de la evolución de la inflación real.

Diferente es el panorama de lo que sucedió con los productos de almacén (aceite, arroz, yerba, farináceos). En este caso, la baja en las ventas fue mucho menor (0,7% en los últimos doce meses), lo que se tradujo en un aumento de precios promedio superior al de la inflación: 45,4 por ciento.

El Indec admite la caída

El mal momento del consumo fue confirmado por las cuestionadas estadísticas oficiales. El Indec informó ayer que las ventas de los supermercados en septiembre cayeron 8,1% frente al mes anterior en la medición a precios constantes.

La caída fue aun más pronunciada en los shopping centers, que en septiembre sufrieron una baja en volumen de 11%.

Tanto en los supermercados como en los shoppings los datos oficiales son muy controvertidos y no permiten una comparación interanual porque el Indec no realizó el empalme correspondiente luego del último cambio de metodología.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas