Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Las amenazas a periodistas ponen bajo la lupa al servicio de transporte on line Uber

Valuada en 17.000 millones de dólares, la plataforma móvil de coches con choferes particulares está envuelta en una polémica tras develarse una estrategia de presión y espionaje ante miembros críticos de la prensa especializada

Miércoles 19 de noviembre de 2014 • 11:52
0

Uber, la compañía que conecta a conductores particulares con potenciales pasajeros, está en el ojo del huracán después de que uno de sus ejecutivos amenazase con represalias a los periodistas críticos con la empresa.

Emil Michael, vicepresidente de negocios de Uber, aseguró durante una cena privada la noche del lunes que la empresa planeaba contratar a un equipo de investigadores para que indagasen en las vidas privadas y en las familias de periodistas críticos con Uber, según publicó hoy en exclusiva el sitio web BuzzFeed.

Según Michael, ese plan podría ayudar a Uber a "luchar contra la prensa" al indagar en las vidas privadas de los periodistas y permitirles así que probasen su propia medicina.

Sus comentarios se centraron en una periodista en concreto, Sarah Lacy, que dirige el sitio web de tecnología Pando y famosa por sus críticas abiertas a Uber y al consejero delegado de la compañía, Travis Kalanick.

Según el artículo de BuzzFeed, Uber habría tenido acceso a los datos de viaje personales de Johana Bhuiyan, una periodista de BuzzFeed, cuando esta trabajaba en un artículo sobre la compañía de vehículos compartidos.

Uber aseguró que la política de la empresa prohíbe indagar en los datos de viajes personales de sus clientes, incluidos los periodistas que utilizan el servicio.

Kalanick, por su parte, publicó en su cuenta personal en Twitter una disculpa pública en nombre de la compañía, y dijo que las declaraciones de Michael muestran una falta de liderazgo y humanidad, y que se alejan de los valores de Uber.

A su vez, Michael pidió disculpas por sus comentarios al señalar que las palabras pronunciadas durante un debate informal reflejaban su "frustración con la cobertura sensacionalista de la empresa" y no sus puntos de vista o los de la empresa.

"Fueron erróneos independientemente de las circunstancias y lo lamento", afirmó el ejecutivo.

A sus disculpas se sumaron este martes las del consejero delegado de Uber, quien calificó los comentarios de "terribles" y quien insistió en que esas palabras muestran "falta de humanidad y se alejan de los valores e ideales de Uber".

Conocida por responder agresivamente a los reportajes críticos en los medios, la compañía diseñó una aplicación muy popular que permite a ciudadanos particulares brindar servicios de taxista con sus vehículos privados, valorada en más de 17.000 millones de dólares. Uber fue prohibido en varias ciudades europeas, un mercado que enfrentó fuertes protestas de parte de los taxistas, que acusaron a la firma de plantear una competencia desleal.

Agencia EFE

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas