Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los porteños eligieron prohibir a los cuidacoches

Ese proyecto fue uno de los más votados en la web de la Legislatura

Jueves 20 de noviembre de 2014
0

Si los porteños pudiesen sentarse en las bancas de los legisladores de la ciudad, uno de los tres temas a los que le darían prioridad es a la prohibición de la actividad de los cuidacoches y limpiavidrios. Dicho debate sigue postergándose dentro de la Legislatura por las diferencias entre los bloques y sus propuestas, pero se mantiene vivo como una de las principales preocupaciones de los vecinos.

Así se desprende de los resultados de la primera etapa del sistema Demos, un mecanismo online de participación ciudadana en los asuntos públicos que, por primera vez, se instrumentó en la ciudad. Casi 4000 personas se sumaron a la iniciativa virtual, en la que 16 proyectos elaborados por distintos bloques fueron puestos al alcance de los vecinos en la web de la Legislatura para que opinen, intercambien ideas con sus autores y los voten de acuerdo a su interés.

La propuesta de Marcelo Ramal, del Frente de Izquierda y de los Trabajadores, que consiste en establecer una jornada laboral de seis horas para el personal de enfermería de los hospitales, fue la que mayor puntaje recibió. Luego se ubicó el proyecto de Maximiliano Ferraro (Coalición Cívica), con la intención de dotar de mayor presupuesto a las áreas de educación, ciencia y tecnología de la ciudad. Y en tercer lugar se situó la prohibición de los "trapitos" y cuidacoches, una idea del vicepresidente 1° de la Legislatura, Cristian Ritondo (Pro).

La primera etapa de preselección culminó el martes y ayer se abrió una nueva instancia, que culminará el 3 de diciembre. En estas dos semanas los vecinos podrán acceder al sitio www.demos.legislatura.gov.ar, donde encontrarán las tres propuestas más votadas. En cada una de ellas se podrá ver el proyecto general y dar un voto afirmativo, negativo o una abstención.

"Los resultados finales les darán cierta prioridad a los proyectos para ser tratados en el recinto. Los diputados debemos comprometernos con la gente que participó", dijo Ritondo a LA NACION. "En el caso de nuestro proyecto, la gente no hizo más que volcar su preocupación por un tema en el que venimos trabajando hace mucho tiempo. Los "trapitos" hicieron que estacionar en la vía pública sea, tal vez, más caro que el precio de una entrada a una cancha de fútbol o de la cuota social de un club", agregó.

El sistema se implementó mediante el software de código abierto DemocracyOS, una plataforma online diseñada para la información, deliberación y votación de propuestas que se encuentra disponible en el sitio de la Legislatura para que los usuarios puedan bajarla y utilizarla en forma gratuita.

El desarrollo fue realizado por la fundación Democracia en Red, con el desafío de que los políticos se acerquen a los vecinos por medio de las herramientas digitales. "Nuestra democracia debe ir de la mano con el siglo en que vivimos", explicó la ex legisladora Florencia Solimeni, de Democracia en Red. "La idea es montar una discusión parlamentaria en la Red, que se genere un diálogo entre los diputados y los vecinos", agregó.

Los proyectos se sometieron a un sistema de puntajes, según la importancia que tuvo para cada votante. Las cuatro opciones y los puntos con los que se podía calificar cada propuesta eran: nada (0 puntos), poco (3), bastante (7) y mucho (10). Así, las iniciativas más votadas lograron prioridad.

¿Qué pasará con las restantes? Todas cuentan con estado parlamentario y los bloques que las presentaron están trabajando para que sean aprobadas. Entre ellas se encuentran proyectos para regular la publicidad oficial, soluciones para el alquiler de la primera vivienda, alcoholemia cero, regulación de centros culturales, prohibición de la canilla libre en boliches y normas que alcanzan a los motociclistas para evitar la acción de los llamados motochorros.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas