Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El uso sostenido de las pantallas táctiles eleva 30% el riesgo de lesiones en las manos

En el último año crecieron las consultas por dolor; aconsejan tomar precauciones

Jueves 20 de noviembre de 2014
SEGUIR
LA NACION
0

Primero era sólo el pulgar y ahora, también el índice. La aparición de las pantallas táctiles cambió cómo realizamos movimientos repetitivos con las manos y los especialistas ya salen a advertir que el mal uso -sostenido, simultáneo y con una postura inadecuada- aumenta un 30% el riesgo de sufrir una lesión en los dedos, la muñeca, el codo, el hombro y la espalda.

Desde la Asociación Argentina de Cirugía de la Mano y Reconstructiva del Miembro Superior (AACM) dicen que en los últimos años crecieron las consultas, sobre todo por dolor en las manos. "Hace cinco años, la parte de la mano más afectada era el pulgar, mientras que ahora los dispositivos táctiles están sobrecargando el dedo índice -informó mediante un comunicado-. Asimismo, el uso simultáneo de dispositivos crea más trastornos de la postura, dolor cervical y lesiones en la cara externa del codo."

El año pasado, la empresa estadounidense Steelcase difundió un estudio sobre las nuevas conductas laborales asociadas con la tecnología móvil. Tras observar a 2000 personas en 11 países, identificó 9 nuevas posturas causantes de dolor, malestar y lesiones (ver aparte).

En nuestro país, según la AACM, el 15% de las consultas por tendinitis y otros problemas asociados es por el mal uso de los aparatos electrónicos. "En los chicos, el compromiso articular es leve, pero en los mayores de 45 causa un desgaste progresivo de la articulación trapecio metacarpiana o el dedo índice y la recuperación no es tan rápida", explicó el doctor Gabriel Clembosky, que preside la entidad.

Es que los más jóvenes, que usan los celulares, los controles de las consolas de videojuegos y las tabletas tanto o más que los adultos, tienen una capacidad de curación y una plasticidad superior a la de los adultos. "Esto hace que cualquier inflamación no se mantenga tanto en el tiempo. Si uno los mira, ellos suelen tomar el celular con pantalla táctil con ambas manos y así reparten la carga (del uso)", agregó.

Más allá de eso, la doctora Adriana Pemoff, que dirige el Equipo de Miembro Superior del Hospital Fernández y es integrante de la AACM, llamó la atención sobre la necesidad de empezar a prevenir. "En el último año crecieron las consultas de jóvenes con dolores en el dorso del índice", indicó a través de un comunicado. Dolor intenso y la sensación de tener menos fuerza en las manos son los síntomas más comunes. Los diagnósticos incluyen tendinitis, inflamación del tejido que recubre los tendones (vainas sinoviales) de la mano o la muñeca y hasta síndrome de túnel carpiano (por forzar la posición de la mano durante horas o hacer movimientos reiterados con la muñeca).

"Con la aparición de los celulares táctiles, la movilidad del pulgar ya no está limitada a una zona pequeña del teclado, sino a toda la pantalla -comentó Clembosky-. Tiene más movilidad y más velocidad y eso hace que los tendones que permiten ese movimiento se inflamen y pueda aparecer la tendinitis en personas que están casi todo el día usando el celular o que trabajan con estos dispositivos, que hoy los utilizamos para hacer prácticamente todo."

Y el dedo pulgar nunca actúa sin el índice y viceversa. Juntos, nos permiten tomar y mover un objeto o presionar de manera más precisa (pinza fina) que si usáramos el pulgar con los otros dedos. "Al moverse el pulgar, necesita la fuerza de contrarresistencia del índice al sostener el celular, por ejemplo. Y el peso de los dispositivos, aunque cada vez sean más livianos, reposa sobre el índice, mientras el pulgar ejerce presión sobre la pantalla", agregó el titular de la AACM.

¿Cuánto tiempo habría que utilizar la tableta o el celular sin riesgos? Clembosky aconsejó no superar las dos horas continuas. "La actividad repetitiva y sostenida durante el día provoca tendinitis y dolores articulares", indicó. Además de reducir el tiempo de uso y evitar que sea simultáneo, hay que colocar los equipos de modo que el teclado quede por debajo de la altura del codo; relajar las muñecas y los hombros; usar almohadillas de goma al usar un teclado externo o un mouse; apoyar los antebrazos, y hacer pausas periódicas, según aconsejan desde la entidad, que será la anfitriona del Congreso Mundial de la Federación Internacional de Sociedades de Cirugía de la Mano, en el que se tratará este tema.

"Lo indicado es buscar un asiento con un respaldo confortable y sostener el teléfono móvil con ambas manos, a 15 cm de los ojos. No hay que enviar mensajes con la espalda encorvada y la cabeza inclinada hacia abajo por más de 10 minutos", precisó Pemoff.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas