Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Obligarán a los balnearios de la costa a reciclar su basura

Serán responsables de obtener y transportar sus propios residuos; estiman que las playas generan unas 2850 t de desperdicios por día

SEGUIR
LA NACION
Sábado 29 de noviembre de 2014
0

La separación y el reciclaje de residuos llegó a la costa. Desde esta temporada todos los balnearios del litoral marítimo bonaerense deberán tener un plan para clasificar su basura, así como el transporte para disponerlos correctamente. También tendrán la obligación de mantener limpia la porción de playa que ocupan.

Así lo establece una resolución del Organismo para el Desarrollo Sostenible (OPDS) que los 276 balnearios bonaerenses deben separar su basura y transportar, en un camión contratado por ellos, el material seco. Será necesario también que diseñen un plan de gestión integral que puede incluir el acuerdo con cooperativas de cartoneros.

Lo que hace la nueva normativa es colocar a los concesionarios de las playas como grandes generadores de residuos. En rigor sería el complemento de la norma que el año pasado determinó que los shoppings, super e hipermercados y cadenas de comidas rápidas también se hicieran cargo de sus residuos. Aquella resolución también incluyó a los countries, que comenzaron a aplicar el plan. El criterio que se utilizó obedece a la cantidad de desechos que se generan diariamente en la costa. Según cifras oficiales, superan en conjunto las 2850 toneladas diarias.

"Existe una ley de grandes generadores, mediante las resoluciones se van incluyendo nuevos actores. La metodología para los balnearios es la misma que la de los countries. Deben elegir un responsable ambiental que será el que informe cómo avanza la concreción de esta política", explicó Hugo Bilbao, titular del organismo ambiental de la administración que encabeza Daniel Scioli.

Según el plan de gestión de residuos, incluido en la resolución, los balnearios deberán garantizar el tratamiento y la disposición final del material reciclable y tendrán que asegurar la correcta disposición de la fracción húmeda.

En el OPDS explicaron que se incluyó esta obligación ya que hay muchos concesionarios que están en espacios a los que el camión de recolección municipal no llega. Deberán hacer un esfuerzo para que los residuos húmedos no lleguen a la costa.

El organismo instalará en toda la costa "puntos limpios". Estos lugares están compuestos de dos cestos de 240 litros y uno, de 120 litros, que podrán recibir más de 1500 kilos de residuos, el equivalente a la producción diaria en playa de más de 5000 personas.

"Esos puntos limpios se instalarán en función del índice de ocupación del balneario y nivel de exposición pública, tanto mediática como de afluencia de turistas, datos que fueron relevados con visita a territorio", indicaron en el organismo.

Conciencia

La razón por la cual la exigencia comienza este año es que, según Bilbao, hay un escenario más favorable a estas políticas. "Las leyes tienen que acompañar los cambios culturales. Observamos un estado de maduración en la sociedad. Pimero empezamos en los countries. Parecía que iba a ser difícil; sin embargo, los resultados son sorprendentes y conseguimos un doble objetivo: el reciclado, pero también la inclusión social", indicó el funcionario.

Quienes no cumplan con esta normativa serán pasibles de apercibimientos y multas que van entre 1 y 1000 sueldos básicos de la administración pública provincial, que hoy es de $ 1212,05.

La responsabilidad para los grandes generadores de residuos como shoppings y supermercados comenzó a regir hace poco menos de un año. En el caso de ellos, además del plan de separación deben pagar por el traslado de la fracción húmeda de su basura.

En este caso, y especialmente en el verano, los balnearios son puntos de atracción para millones de personas, lo que se corresponde después con la cantidad de basura que se genera diariamente. Por eso también se obliga en la resolución a mantener el sector de la playa que ocupan limpia.

"Es imprescindible evitar que bolsas, pañales o plásticos vayan a contaminar directamente nuestras costas. No sólo se obedece la ley bonaerense que obliga a separar los residuos, sino también a tener una mirada más atenta a lo que nos rodea. Es por eso que también esta campaña incluirá difusión y se contará con la colaboración de los bañeros de cada parada", agregó Bilbao.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas