Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Semblanza de Celia Gámez

Domingo 30 de noviembre de 2014
SEGUIR
LA NACION
0

La Celia / Autor: Santiago Castelo / Dramaturgia y dirección: Emilio Sagi / Intérpretes: Ivanna Rossi, Jimena González, Virginia Kaufmann, Virginia Módica, Pilar Rodríguez Rey / Músicos: Santiago Rosso, Juan Pablo Togneri, Natacha Tello / Coreografía: Sibila / Vestuario e imagen: Renata Schussheim / Diseño de espacio escénico: Daniel Bianco / Música, arreglos y dirección musical: Jordi López / Idea y producción artística: Lino Patalano / Asistente de dirección: Griselda Martínez / Sala: Maipo Kabaret, Esmeralda 443 / Funciones: de martes a sábados, a las 21; y domingos, a las 19 / Duración: 60 minutos.

Nuestra Opinión: Muy Buena

Encontrarse con Ivanna Rossi en la escena es siempre un motivo de disfrute, de vínculo con la excelencia interpretativa en teatro musical. Esta vez, la actriz y cantante se sumerge en el universo de Celia Gámez, legendaria figura del espectáculo nacida y muerta en la Argentina, pero con una intensa y exitosa carrera en España, donde brilló en la primera mitad del siglo pasado.

La pieza se estructura en base a las reflexiones y memorias en primera persona que el personaje hace sobre su vida personal y su trayectoria artística. Así desfilan recuerdos sobre amores, engaños, éxitos, vínculos con la política y con la realeza española, sobre su relación con otras celebridades de la época, el desarraigo, la fortuna y los pesares por la falta de dinero. En definitiva, la vida. Intercalado con estos soliloquios, aparece el repertorio de La Celia en una selección cuidada y de puro disfrute para la platea. Legendarios chotis y hasta algún tango cobran vida en un logradísimo equilibrio de gracia y profundidad gracias a la interpretación de la protagonista, acompañada con precisión por una orquesta en vivo sobria y efectiva.

El punto más desparejo reside en un esquema de dramaturgia que se convierte en repetitivo. Cierta monotonía resta hondura y emoción a algunos pasajes trascendentes en la vida de la actriz abordada. Rossi tiene todas las condiciones para transitar márgenes más jugados como actriz, algo que sí logra a la hora de cantar. De todos modos, los monólogos también despiertan interés y permiten al espectador recordar, y hasta ilustrarse, sobre determinados momentos de la historia española y argentina.

Cuatro actrices y cantantes ofician de una suerte de ensamble de Celia Gámez, pero, a la vez, preparan la escena para que Rossi pueda ir cambiando su vistoso vestuario y pasar de una situación a otra. Quizá, los paneles móviles resulten un recurso un tanto añejo.

La Celia es una propuesta elegante, sobre todo en lo musical. Un repertorio cuidado, una cantante con técnica y gracia, una bella puesta de Emilio Sagi y una orquesta a cargo de Jordi López que aporta todos los matices, hacen que la hora del espectáculo resulte de lo más agradable.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas