Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Las "reservas líquidas" del Banco Central son de U$S 10.556 millones

Son los fondos de la entidad que no surgen de endeudamiento, canjes o bien que no están comprometidos a ningún pago; representan el 36% del total de reservas declaradas

Martes 09 de diciembre de 2014 • 18:11
SEGUIR
LA NACION
0

Las "reservas líquidas" –el monto de dólares que es cien por cien propiedad de la autoridad monetaria y no está sujeto a compromisos de pago– son 10.556 millones de dólares. Esta cifra representa el 36,5% del total de 28.923 millones que informó el Banco Central (BCRA) el viernes pasado.

No todos los dólares que el BCRA imputa como reservas son recursos "reales", dado que la mayoría se compone de fondos que deberá devolver a sus dueños en el futuro (deudas) o que están afectados a algún fin específico (y se convierten en indisponibles).

El grupo referenciado suma unos 18.367 millones y se compone por:

Encajes = U$S 8399 millones

Son depósitos en dólares que están bajo custodia del Banco Central, el informe del último 28 de noviembre los ubica en 8399 millones de dólares.

En la práctica es dinero que corresponde a terceros y la entidad no puede utilizar de modo directo.

Importaciones no pagadas = U$S 5000 millones

Actualmente hay importaciones ingresadas al país y pendientes de cobro por un valor aproximado de 5000 millones de dólares, según estimó el economista Luis Secco a fines de octubre pasado. Otras consultoras económicas manejan cifras similares. El monto surge como consecuencia de retrasos en las autorizaciones de compra de divisas para pago de estos compromisos.

El monto corresponde a venta de divisas que en algún momento deberá cursar el BCRA a partir de sus propias reservas. En este caso es dinero que está, estaría o estará afectado a un destinado específico, aunque físicamente esté depositado como reserva.

DEGs = U$S 3035 millones

Los Derechos Especiales de Giro (DEGs) son activos cedidos por el Fondo Monetario Internacional convertibles a divisas que sirven para completar las reservas internacionales de sus países miembro.

El BCRA tiene DEGs (no pagan intereses) por 3035 millones, que en definitiva ofician de una suerte de préstamo que se deberá devolver al organismo multilateral de crédito. Estos aparecen reflejados en el balance de reservas al 31 de octubre de 2014.

Swap con China = U$S 1314 millones

El 30 de octubre pasado, la nueva conducción del Banco Central activó un canje de monedas con su par de la República Popular de China y embolsó U$S 814 millones. Luego, el 17 de noviembre requirió un segundo tramo por U$S 500 millones.

En total, la entidad acumula un swap (tal como se dice en la jerga financiera) por U$S 1314 millones que deberá devolver a su emisor en un plazo de 12 meses.

Argentina está autorizado a requerir hasta 11.448 millones de dólares a China a medida que los necesite en las reservas.

Nación Fideicomisos = U$S 619 millones

Los pagos de bonos reestructurados bajo legislación extranjera que no pudieron ser cobrados por sus tenedores todavía se siguen imputando como parte de las reservas internacionales.

Son aproximadamente 619 millones de dólares que están depositados en un fideicomiso de Nación Fideicomisos SA por mandato de la Ley de pago Soberano y se componen de intereses de bonos Discount y Par que se abonaron entre junio y septiembre pasado.

Esta cuenta se compone de los servicios de interés que están impedidos de cobro por el juez Thomas Griesa. Asimismo, no se computa los pagos de títulos públicos bajo legislación local ni el monto parcial que se autorizó a pagar Citi por única vez por U$S 85 millones.

Dinámica de las reservas

El economista Amílcar Collante, del Centro de Estudios Económicos del Sur (Cesur), es uno de los analistas que sigue de cerca el nivel de reservas líquidas del BCRA y concluye que "a precios actuales equivalen a más o menos dos meses de importaciones, dado que el promedio mensual está en 5593 millones de dólares".

Por otra parte, Collante agrega que "el swap de monedas lo tenemos con un país que tenemos déficit comercial estructural y tiene como objetivo apuntalar el pago de esas importaciones". De acuerdo con las estimaciones de Cesur, "lo preocupante es la dinámica a futuro. Hay que considerar que la venta de dólar turista y ahorro promedian unos 450 millones en conjunto y entre diciembre, enero y febrero se registraría la demanda más fuerte".

La venta de dólares para ahorro y viajes supondría una demanda de en torno a U$S 5000 millones para el 2015 si se mantiene el ritmo actual de ventas y el tipo de cambio no sufre una devaluación brusca. Asimismo, la salida de divisas por pagos con tarjeta de crédito se ubicó en torno a 1300 millones en el tercer trimestre del año, aunque refleja una baja del 30% interanual.

En parte, el Gobierno nacional busca un pago anticipado y canje voluntario del bono Boden 2015 porque, de no realizarlo, el año que viene tendría que pagar deuda por casi la mitad de las reservas.

Por otro lado, anunció que realizará una emisión de bonos Bonar 24 por U$S 3000 millones que, en parte y de modo indirecto, morigerarán la presión sobre las reservas del Central.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas