Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Movistar da la campanada de largada para el 4G en la Argentina

La compañía dice que el lunes comenzará a dar servicio comercial en el microcentro porteño; habrá que cambiar el chip y tener un teléfono compatible

SEGUIR
LA NACION
Miércoles 17 de diciembre de 2014 • 15:54
0

Movistar anunció hoy que a partir del lunes comenzará a ofrecer su servicio de telefonía 4G en nuestro país. Estará inicialmente disponible en un puñado de antenas que dan servicio al microcentro porteño (donde el servicio de las operadoras locales es notoriamente malo ) y desde allí a lo que se conoce como el corredor Norte (la zona costera de la ciudad que abarca desde el centro hasta Nuñez). Luego se irá extendiendo, paulatinamente, a otras zonas, a medida que vayan actualizando los equipos de su red.

Pasarán varios meses, no obstante, para que una parte sustancial de la ciudad tenga 4G, y más tiempo para que se extienda al resto del país. De hecho, la compañía ofrecerá una aplicación para que sus clientes puedan ver cómo se van habilitando zonas con servicio 4G, ya que la cobertura inicial será mínima.

La compañía confirmó que ya tiene algunas antenas en funcionamiento modo de prueba, y que activó el servicio luego del pago de 209 millones de dólares que hizo ayer para hacerse con un lote de frecuencias que le permiten usar la tecnología LTE para dar servicio 4G en el país.

Foto: LA NACION

Personal (que hoy, en teoría, hará el pago correspondiente) también está encendiendo algunas antenas LTE, según reportes de algunos usuarios, aunque no hizo ningún anuncio formal. Claro pagó US$ 281 millones la semana pasada para acceder a las frecuencias que le permitirán dar servicio.

Cambiar el chip, tener un teléfono moderno

Según la compañía, para acceder al servicio de telefonía 4G, los clientes de Movistar deberán cambiar el chip (que gestiona a qué redes se puede conectar un teléfono) y se deberá contar con un teléfono compatible con estas redes LTE; en el país se vendieron unos pocos hasta ahora, pero esto cambiará el año próximo a medida que los fabricantes comiencen a ofrecer teléfonos 4G en el país.

Los clientes de Claro también deberán hacer el cambio, según le confirmó la compañía a LA NACION; la mayoría de los de Personal, en cambio, podrán acceder a las redes 4G de esa empresa sin cambiar el chip, ya que Personal viene suministrando SIM compatibles a sus clientes hace tiempo.

No es necesario cambiar el plan de telefonía; alcanza con que incluya conectividad (con un bloque de megabytes mensuales o una conexión nominalmente ilimitada ), ya que el servicio 4G ofrece un acceso a Internet más veloz, antes que un servicio diferente.

No obstante, Movistar confirmó que ofrecerá planes especiales de conectividad para usuarios intensivos de 4G.

La puesta en funcionamiento del 4G no invalida el 3G (ni el 2G), que seguirán funcionando. No es una migración obligatoria, sino una opción adicional de conexión a Internet. Quienes no tengan interés en el 4G podrán seguir usando sus teléfonos 3G.

De hecho, el 4G de Movistar es sólo para la conexión a Internet; las llamadas y SMS se seguirán cursando por las redes 2G o 3G.

Cómo son las etapas de despliegue estipuladas por la Secretaría de Comunicaciones
Cómo son las etapas de despliegue estipuladas por la Secretaría de Comunicaciones.

Las ventajas del 4G

La puesta en funcionamiento de las redes 4G ofrece dos ventajas palpables . Por un lado, para quienes tengan un teléfono compatible, la promesa es una conexión de banda ancha móvil más veloz que la actual.

Movistar habla de diez veces más que ahora, pero sin especificar el ancho de banda base. La tecnología permite velocidades muy altas, pero la que define cuánto ofrece -qué tanto abre la canilla- es la operadora; en el mundo oscilan entre los 10 y 20 megabits por segundo.

La otra ventaja del 4G es que, al permitir que algunos usuarios migren a esta nueva tecnología permite descomprimir el 3G, que hoy funciona muy mal en el país porque está saturado. Es como ampliar una autopista con carriles más rápidos: a medida que algunos usuarios se suban a ellos, los que transitan por los carriles de velocidad media tendrán más espacio.

Foto: LA NACION

Lo que falta

Cuando se hizo la licitación para dar servicios 4G en la Argentina, se subastaron dos lotes de frecuencias: las denominadas AWS (2100 y 1700 MHz) y la de 700 MHz, compartida con la televisión digital. Esto permite que el país pase de 170 MHz disponibles a 380 MHz para dar servicio. Hay una relación directa entre los megahertz disponibles y la cantidad de usuarios a los que puede abastecer; por lo que el cambio permitirá, en teoría, dar un mejor servicio.

La Secretaría de Comunicaciones sólo asignó, por ahora, frecuencias AWS, pero no de 700 MHz. Este es un punto importante a largo plazo, porque es la frecuencia que mejor se adapta a las zonas con poca población como pueblos y zonas rurales, aunque también sirve para áreas suburbanas.

Y es una pieza importante para cumplir con la exigencia de la Secretaría de que los licenciatarios de 4G en el país (Claro, Movistar y Personal) ofrezcan el servicio de conectividad 4G en todo el territorio poblado del país antes de 2020. Del cuarto oferente (ArLink) no hubo novedades hasta ahora.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas