Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Reinventarse para crecer

General Automation, el conocimiento y la adaptación como factores clave

Martes 23 de diciembre de 2014
SEGUIR
LA NACION
0

General Automation (GA) pertenece al selecto club de sobrevivientes en la cambiante Argentina. La empresa, que nació hace 16 años, ganó el Premio Mentores 2014, otorgado por MateriaBiz, Banco Galicia, la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA, Microsoft y CN23 (el certamen busca reconocer el potencial de crecimiento sostenible de pequeños y medianos emprendimientos).

Cada año, el 12% de los argentinos económicamente activos crea una empresa. Pero 4 de cada 10 fracasan en el primer año. De los 6 que sobreviven, otros 5 quedan en el camino en los siguientes 9.

GA es el fruto de la unión de un grupo de profesionales técnicos a fines de los '90. Lo que arrancó como un emprendimiento dedicado a la industria plástica (en particular al sector automotriz) sufrió grandes transformaciones. Fue así que, como cuenta Sergio Magistrali, el Departamento Comercial además de la promoción de las firmas que representan (principalmente italianas), empezó a ocuparse de la búsqueda de soluciones integrales.

"Colaboración con el cliente y trabajo en equipo", son los valores que el resto de los socios -Alberto Marchesi, Néstor Leguízamo y Santiago Sottocasa- coinciden en destacar cuando se les pregunta por el principal valor agregado de GA. Explican que el cambio fundamental fue cultural, y se dio cuando vieron que el tipo de servicio de asistencia técnica que se brindaba -especialmente para la industria- no era lo que las empresas necesitaban. "El cliente estaba cautivo del conocimiento de los técnicos y de sus tiempos. Además de ofrecer disponibilidad las 24 horas empezamos a compartir nuestros conocimientos con ellos que son quienes operan las máquinas en el día a día", dice Magistrali.

"Nos transformamos en una firma técnico-comercial que brinda soluciones integrales: desde la generación comercial de un proyecto, a la instalación, asistencia técnica de posventa y capacitación, hasta el desarrollo de productos y sistemas a medida del cliente", detallan.

Hoy desarrollan manos de robot para la industria plástica que extraen productos de máquinas inyectoras o para el sector del packaging.

¿Cuál es el gran desafío para 2015? "Ensamblar nuestros propios robots y hacia fin de año fabricar en la Argentina un robot que en un 80% será nacional", responde. Luego, menciona otro tema que suele generar preocupación: el desplazamiento de mano de obra que produce la tecnología. "A diferencia de lo que ocurría hace algunos años, cuando la robótica excluía a las personas, hoy mejora la productividad, pero también las condiciones laborales", explica.

Una frase atribuida a Charles Darwin resulta ideal para entender por qué GA integra el grupo de pymes que logró superar las pendulares políticas argentinas: "Las especies que sobreviven no son las más fuertes, ni las más inteligentes, sino aquellas que se adaptan mejor a los cambios".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas