Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Otro avasallamiento a la Justicia

Es ilegal la designación de un secretario -que además no es idóneo- como juez subrogante en el Juzgado Federal N° 1 de La Plata, con competencia electoral

Lunes 05 de enero de 2015
0

Pese al abierto y masivo rechazo de la oposición política y varias reconocidas ONG, el Gobierno no tuvo ningún reparo en llevar a cabo la designación ilegal de Laureano Durán como juez federal subrogante del juzgado federal N° 1 de La Plata, un tribunal con competencia electoral en la provincia de Buenos Aires, decisiva en toda elección por su caudal de votos, equivalente al 40 por ciento del padrón electoral nacional. Cabe aclarar que Durán está vinculado con la agrupación oficialista Justicia Legítima y que es secretario de vocalía en la Cámara Federal de La Plata.

Como bien remarcaron los legisladores de la oposición, existen fallos de la Corte Suprema que prohíben la designación de secretarios para ocupar juzgados vacantes hasta tanto se cumpla con el procedimiento constitucional del concurso y la elevación de una terna por el Consejo de la Magistratura al Poder Ejecutivo para que éste proponga a un candidato y lo apruebe el Senado.

Pese a ello, durante años los secretarios fueron designados por el Consejo de la Magistratura como subrogantes de los jueces. Estas designaciones no eran legítimas pues en ellas actuaba sólo el Consejo sin el concurso de los otros poderes del Estado.

No hay dudas de que el nuevo juez subrogante fue designado por el Consejo a instancias del oficialismo en abierta violación de la ley. En 2007, la Corte Suprema de Justicia determinó que esas designaciones eran inconstitucionales pues no seguían el procedimiento previsto en la Constitución al no intervenir el Consejo de la Magistratura, el nombramiento del Poder Ejecutivo y el acuerdo del Senado.

Debido a ese fallo, el Congreso sancionó una ley de subrogancias que establece que debe recurrirse a otros jueces para las subrogaciones y, en su defecto, designar a un abogado por sorteo entre una lista de conjueces elaborada por el Ejecutivo y con acuerdo del Senado.

Sin embargo, el Consejo de la Magistratura estableció en su reglamento que cuando no se pudiera contar con jueces titulares para cubrir subrogaciones, se podrá designar a un secretario entre los mejor calificados en el último concurso convocado para cubrir cargos.

No es éste el caso de Durán, designado al aplicarse esa excepción, pues este funcionario quedó en el puesto 22 en el concurso para el juzgado federal N° 3 de La Plata. Además, existen jueces titulares y experimentados que temporalmente se hicieron cargo del juzgado federal vacante y se hallaban dispuestos a continuar con las funciones. No obstante, el Consejo designó a Durán, que había sido secretario contratado en una vocalía y fue efectivizado sólo un día antes de su designación, realizada con los siete votos oficialistas en el Consejo y los votos en contra de los seis miembros de la oposición, quienes denunciaron, con razón, que se violó el proceso de designación.

A las duras críticas de la oposición se sumaron las de la Asociación de Magistrados y varias entidades de la sociedad civil ligadas al quehacer judicial, como Poder Ciudadano, la Asociación por los Derechos Civiles y la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia.

No contento con la drástica reforma del Código Procesal Penal, que otorga un enorme poder a los fiscales en detrimento de los jueces, el Gobierno, en abierta ilegalidad, ha nombrado juez subrogante para el distrito de la provincia de Buenos Aires a un funcionario oficialista que no sólo carece de independencia sino de la idoneidad requerida, a juzgar por el rezagado puesto en el que quedó en el concurso mencionado.

Este nuevo y flagrante caso de manipulación y avasallamiento de la Justicia representa otro enorme retroceso institucional. Le tocará a la propia Justicia poner las cosas en su lugar cuando resuelva el pedido que ya efectuaron representantes de cinco partidos políticos para que se anule la designación de Durán.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas