Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Volvió a caer la venta de propiedades y cierra el peor año en décadas

En noviembre, hubo una caída interanual de 18,1% en el total de escrituras; 2014 terminó con la mitad de las operaciones que se hicieron en 2002

SEGUIR
LA NACION
Viernes 09 de enero de 2015
0

Con la estrepitosa caída de noviembre, el mercado inmobiliario se encamina a cerrar el peor año en ventas de las últimas décadas. El Colegio de Escribanos porteño informó ayer que en noviembre pasado se firmaron en la ciudad de Buenos Aires apenas 2717 escrituras de compraventa de propiedades, lo que implica una baja de 18,1% frente al mismo mes de 2013 y lo convierte en el segundo entre los peores meses del año que acaba de terminar (el primero fue marzo, con una caída interanual de 18,5 por ciento).

En noviembre, el número de escrituras también cayó 13,1% frente a octubre y la baja también se sintió en el monto de las operaciones, con un total de ventas por 2407,8 millones de pesos, frente a los $ 3246 millones del mes anterior (lo que implica un retroceso en la facturación del sector del 25,9 por ciento).

El dato más preocupante, igualmente, no es tanto la magnitud de la baja interanual en términos porcentuales, sino que la comparación se está haciendo contra meses que ya de por sí eran muy malos. De hecho, con un total de 35.959 escrituras, 2013 era el año que mostraba los peores resultados para el mercado inmobiliario desde 1998 -cuando se inicia la serie que elabora el Colegio de Escribanos porteño-, pero ahora todo indica que tendrá que resignar este título a manos de 2014.

A menos que se haya producido un cambio de tendencia muy marcado en diciembre, se descuenta que el mercado inmobiliario porteño terminará en torno a las 34.000 escrituras firmadas, es decir, menos de la mitad de las operaciones que se realizaban en la ciudad hace apenas siete años y muy por debajo de las 61.361 ventas que se concretaron en Buenos Aires en 2002 y las 54.493 de 2001, en medio de la crisis económica más profunda de la historia argentina.

En términos absolutos, noviembre además fue el peor mes de 2014, tras el parate que todos los años se genera en el primer trimestre del año por las vacaciones de verano.

El mayor impacto en las ventas se sintió en el segmento más bajo del mercado inmobiliario y en la franja de precios por debajo de los 500.000 pesos, donde la caída en el número de operaciones superó el 40% interanual.

A la hora de explicar el derrumbe en las ventas, está claro el impacto negativo que tuvo el cepo cambiario en este negocio. Más allá de lo que diga el Gobierno -esta semana el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, aseguró que el cepo cambiario "no existe"-, desde la puesta en marcha de las restricciones para acceder a la compra de divisas la demanda de propiedades en la ciudad de Buenos Aires sufrió un fuerte cimbronazo. Y, de hecho, en noviembre de 2011 -el mes en el que el Gobierno empezó a implementar las primeras medidas para trabar la venta de dólares- en la Capital se habían concretado 6134 operaciones de compraventa, es decir, un 126% más que en noviembre del año pasado.

En la plaza porteña, las perspectivas de cambio no son muy grandes. "La verdad es que no vemos un 2015 mucho mejor", se sinceró Roberto Arévalo, presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA). "Al menos para el primer semestre de este año, creemos que el mercado va a ser parecido al de 2014 y sólo después de las PASO, en agosto, puede empezar a repuntar", agregó el dirigente empresarial.

"Es muy difícil ser optimista cuando se analizan las estadísticas oficiales. 2013 había sido muy malo para el sector, pero 2014 resultó peor. Lo más grave es que lejos de mostrar alguna señal de recuperación, si se toma únicamente lo que pasó a partir de agosto último la situación del mercado tiende a empeorar", coincidió Germán Gómez Picasso, director de la consultora Reporte Inmobiliario, especializada en el rubro.

Apuesta al blue

La nota más positiva en medio de la crisis es la tranquilidad que vivió el mercado cambiario en las últimas semanas, con el dólar paralelo en baja, y que ya se tradujo en una leve recuperación de la demanda de inmuebles.

De todas formas, este repunte en las ventas sólo se verá reflejado en las estadísticas de escrituras dentro de un par de meses, por el tiempo que generalmente transcurre entre el cierre de una operación y la inscripción del nuevo dueño de una propiedad en los registros oficiales.

"Acá todo pasa por el blue. En las últimas semanas, que estuvo todo más tranquilo, se empezó a mover de nuevo el mercado y los que tienen los dólares guardados se muestran un poco más dispuestos a desprenderse de ellos. La clave para los próximos meses va a depender de que el Gobierno pueda mantener el dólar blue por debajo de los catorce pesos", señaló el empresario Armando Pepe.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas