Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Alquilar en la Capital será hasta 30% más caro que el año pasado

Según operadores inmobiliarios, la tendencia la marca el ritmo de la inflación, sin llegar a ese límite para que el contrato se concrete; muchos ajustan el precio cada seis meses

SEGUIR
PARA LA NACION
Lunes 12 de enero de 2015
0

Alquilar una casa o un departamento este año será entre 25 y 30% más caro. Expertos y corredores inmobiliarios coincidieron en la variación de precios en la ciudad de Buenos Aires para el año que se inicia y estimaron que el factor determinante es la inflación.

"Los alquileres aumentaron, entre noviembre de 2013 y el mismo mes de 2014, un 28,5 por ciento; así que hoy por hoy, si los nuevos alquileres residenciales continúan ajustándose con esa tendencia, las subas para 2015 no excederán el 30 por ciento, con ajustes semestrales de 12 por ciento", explicó a LA NACION Roberto Arévalo, presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina.

En ese mismo sentido se pronunció Marcelo Goldstein, director de Goldstein Propiedades: "Nosotros prevemos que durante 2015 la variación con respecto al año pasado será de entre 25 y 30%. En ello influye, sin duda, la perspectiva de la economía nacional, aunque el deseo de los operadores es que tanto la actividad de alquileres como de ventas se encamine a una mayor tranquilidad".

En un bien básico como la vivienda, la inestabilidad de los precios es un condicionante que los inquilinos no están dispuestos a avalar sin intentar antes un cambio
En un bien básico como la vivienda, la inestabilidad de los precios es un condicionante que los inquilinos no están dispuestos a avalar sin intentar antes un cambio.

Para Ariel Champanier, broker de Re/Max, "los precios suben mucho menos que la inflación, con lo cual yo estimo que para 2015 habrá una variación de entre 20 y 30% en los precios de alquiler residencial".

"En alquileres, lo que marcó el incremento en los precios durante 2014 fue la inflación. La realidad es que hace dos o tres años se alquilaba como fuera: el propietario estaba dispuesto a todo con tal de alquilar. Después el mercado empezó a movilizarse un poco más, y eventualmente los departamentos se alquilaron con expensas a costa del inquilino, ya que la inflación y los impuestos municipales golpearon muchísimo a los propietarios, lo cual afectó al inquilino, porque no puede sostenerse entre expensas y aumentos", dijo Dina Crusizio, directora de la División Residencial de la inmobiliaria L. J. Ramos.

Además de la inflación, Germán Gómez Picasso, cofundador de Reporte Inmobiliario, estimó que "los precios también suben porque los propietarios quieren ganar más frente a una rentabilidad que es cada vez más baja. Hemos visto que el mercado de alquileres atraviesa un momento dinámico, con mucha actividad, pero las propiedades se desocupan muy pronto, justamente por esos precios".

Toribio Achával, director de la inmobiliaria que lleva su nombre, consideró que indudablemente habrá subas, pero no cree que sean considerables. "La gente no tiene adónde ir porque no hay créditos inmobiliarios, así que alquila. Entonces, en el segmento de inmuebles más chicos, de menos de 70 metros cuadrados, se está produciendo una sobredemanda, por lo que puede haber recalentamiento de precios. Pero no veo un aumento drástico en los precios para este año", comentó.

Impacto en los inquilinos

En un bien básico como la vivienda, la inestabilidad de los precios es un condicionante que los inquilinos no están dispuestos a avalar sin intentar antes un cambio.

Pilar García, 22 años, estudiante de abogacía, tuvo que dejar su departamento de Recoleta, adonde se había mudado en 2011, por los aumentos en el alquiler y en las expensas. "Cuando llegué pagaba 2000 pesos por mes de alquiler y 300 de expensas; el año pasado, que me tocó renovar contrato, me informaron que el nuevo precio sería 4500 pesos y 1700 de expensas, y eso no lo puedo pagar, así que ahora comparto un departamento en otra zona, porque sólo así lo puedo sostener", sostuvo.

Otro caso es el de Yolanda Valdespino, dueña de un emprendimiento gastronómico, 30 años, quien renovó el contrato de alquiler de su departamento la semana pasada y que confirma que los ajustes dentro del período del contrato de dos años ya son moneda corriente. "Hasta diciembre pagué 2500 pesos por mes; ahora que firmé de nuevo, pago 3500 y habrá un ajuste de 25 por ciento anual aplicable cada seis meses", contó Yolanda.

Angélica Traverso es dueña de un departamento en Palermo. Decidió alquilarlo y acordó con su inquilino un contrato de dos años de plazo con un ajuste de 30 por ciento anual aplicable cada seis meses.

Según información de Reporte Inmobiliario, que condensa datos de gran parte de las inmobiliarias en la Capital Federal, las ubicaciones más buscadas son: Palermo, con el 15,8% de la demanda; Belgrano, con el 11,1%; Barrio Norte, con el 8,6%; Caballito, 8,5%, y Recoleta, con 6,8 por ciento.


Del editor: qué significa. Los contratos que se renovaron el año pasado aumentaron hasta 40%; ahora muchos propietarios dudan de aplicar el índice de inflación completo.
Compartilo
En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas