Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Adjudican obras del Gasoducto del Noreste, pero hay dudas

El Gobierno invertirá $ 11.300 millones; especialistas advierten que no está asegurado el gas boliviano necesario

Jueves 15 de enero de 2015
SEGUIR
PARA LA NACION
0

Luego de que el gobierno nacional adjudicó ayer el segundo tramo del Gasoducto del Noreste Argentino (GNEA) con una inversión de 11.348 millones de pesos, especialistas consultados por LA NACION mostraron dudas respecto de un pronto inicio de las obras.

Daniel Montamat, ex secretario de Energía, consideró que como ayer se adjudicó solamente un tramo parcial, la terminación de todo el gasoducto quedará para el próximo gobierno. "Es posible que no estén todos los fondos que este tramo demande [para su inicio], con lo que quedaría a mitad de camino; y lo que quieren [en el Gobierno] es llevar adelante algo para comprometer a una gestión de gobierno en el futuro", explicó Montamat.

El ex funcionario cuestionó, sin embargo, que, más allá del inicio de los trabajos, falta saber el rendimiento que tendrá la obra cuando sea concluida.

"La gran duda que hay para este nuevo gasoducto es si Bolivia podrá desarrollar nuevas reservas. Si ese país no lo hace, tiene gas para darnos conforme a lo que se ha comprometido, pero no habrá gas adicional para llenarlo al total de su capacidad", advirtió Montamat.

"Me parece que estamos por construir una obra que tiene que cerrar desde el punto de vista de la capacidad que tendremos para operarlo al ciento por ciento. Antes de dar continuidad a esa obra deberíamos asegurarnos de lo anterior", agregó el ex secretario.

Otras fuentes consultadas comentaron que no hay muchas razones para dudar del inicio de los trabajos. "El primer tramo se adjudicó en agosto de 2014 y se está avanzando, así que podría ocurrir lo mismo con el segundo", dijeron a LA NACION.

Las obras adjudicadas por el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y el ministro de Planificación, Julio De Vido, corresponden al tramo troncal del gasoducto, que comprenderá 667 kilómetros, y a los ramales de distribución, que se extenderán por 1533 kilómetros y a lo largo de 80 localidades.

Del total de la inversión anunciada ayer, 8896 millones de pesos serán utilizados para los trabajos de la construcción y 2452 millones serán dedicados a la compra de cañerías que transportarán el gas.

"Dejó de ser un sueño"

A pesar de que las obras del segundo tramo no se han iniciado formalmente, el jefe de Gabinete sostuvo que la firma de ayer constituye "una verdadera reparación histórica para el noreste [argentino]; es una obra estratégica de una dimensión inconmensurable".

Asimismo, Capitanich señaló que "ya hay veintitrés localidades en la etapa uno, que está en proceso de ejecución; o sea, dejó de ser un sueño y se convierte en realidad".

El gasoducto, expresó el funcionario, es resultado "de un federalismo de acción -y no de palabras-, que repara, con obras, las injusticias que hemos padecido los habitantes del norte argentino y potencia la industrialización, al reducir el costo energético, lo que permitirá el procesamiento de productos en el lugar de origen".

Por su parte, el ministro De Vido ponderó el proyecto y aclaró que todavía queda mucho por hacer para resolver del todo la cuestión energética del país.

"[El gasoducto] durante este año va a haber redundado en 25.000 fuentes de trabajo, mayor actividad económica en los pueblos y, fundamentalmente, la posibilidad de mejorar la calidad de vida de una región que en servicio de gas, por lo menos, fue históricamente desincluida, postergada (...). Había argentinos de primera que tenían gas y tarifas populares, y argentinos de segunda que pagan tarifas eléctricas imposibles de sostener y que no apuntan a la construcción y al fortalecimiento de la infraestructura."

En Formosa, la inversión global será de 3568 millones de pesos, de 4373 millones en Chaco y en Santa Fe se desembolsarán 3406 millones.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas