Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Construirán un nuevo túnel para evitar inundaciones en Recoleta

La Ciudad comenzará dentro de un mes con una obra hidráulica sobre el eje de la calle Austria, entre Libertador y el río; el actual caño tiene 100 años, se está desmoronando y desborda con las lluvias

SEGUIR
PARA LA NACION
Viernes 16 de enero de 2015
0

El actual drenaje de aguas de Recoleta, que corre sobre el eje de la calle Austria, entre la Avenida del Libertador y Figueroa Alcorta, será renovado por completo: es uno de los sumideros más antiguos del país y hoy se está desmoronando en distintos tramos de su recorrido. Cuando llueve, el conducto subterráneo desborda y ocasiona inundaciones en la Avenida del Libertador.

La tormenta del martes pasado puso en evidencia la necesidad de una obra de esta naturaleza. El proyecto hidráulico se encuentra en licitación y está previsto que se ponga en marcha el mes próximo. Y los trabajos culminarían dentro de siete meses.

El drenaje que será reemplazado tiene más de 100 años y sus dimensiones ya no son suficientes para cubrir las necesidades hidráulicas que requiere la ciudad. Además, esta obra fue hecha con materiales de otra época, como por ejemplo el ladrillo de barro.

Es por eso que esta estructura ya no resiste y se está desmoronando cada vez más, según indicaron los especialistas consultados. Entonces, la desintegración de la construcción obstruye el paso del agua en distintas partes de su recorrido.

El proyecto hidráulico que presentó el gobierno porteño plantea la construcción de un nuevo conducto rectangular que reemplace el actual, con mayor dimensión y resistencia.

"Lo que estamos haciendo ahora es un nuevo aliviador subterráneo con mayor superficie y mejor estructura. Confiamos en que esto dará la solución final a las inundaciones en esta zona de la ciudad", comentó a LA NACION Edgardo Cenzón, ministro de Ambiente y Espacio Público.

La obra demandará una inversión estimada de 80 millones de pesos. Dentro del plan también se incluyeron otros proyectos en barrios propensos a inundaciones, como en la zona de Belgrano.

Mayor caudal

Hoy, el añoso aliviador de Recoleta tiene un diámetro de uno por 1,32 metros. El proyecto de renovación ampliará esta superficie: tendrá 4,20 por 3 metros.

El conducto subterráneo será construido sobre el eje de la calle Austria desde Libertador y desembocará en el colector principal que cruza a la altura de la autopista Illia. La estructura del conducto reemplazará el ladrillo por el concreto y se utilizarán bloques de una sola pieza, para evitar las filtraciones de agua.

"El nuevo conducto es de cemento; técnicamente, se llama caño sin costura. Se trata de un tubo rectangular que no está soldado en ninguno de sus lados", explicó Cenzón.

Además de su construcción obsoleta, la actual alcantarilla cuenta con otras características que generan los constantes anegamientos en el barrio de Recoleta. La primera es que está situada en una zona con pendiente pronunciada, por lo cual el cauce del agua llega con mucha fuerza y ocasiona fuerte presión contra la estructura. Las aguas que descienden por la calle Austria llegan hasta un conducto sobre Libertador.

Cuando se presenta una fuerte precipitación, el canal llamado Angote sube su caudal y no permite que ingrese el agua que viene desde la calle Austria, ocasionando su desborde hacia la superficie.

Para solucionar estas dificultades, los especialistas encargados del plan de mejoras incluirán trabajos de mantenimiento en otros puntos y en otros canales. De esta manera, las aguas podrían fluir sin dificultad por sus respectivos canales.

Los planes de mantenimiento también apuntan a realizar la limpieza del colector principal, desde la desembocadura de Ugarteche hasta Agote. "Los barrios donde las obras ya están funcionando no padecen las lluvias como en años anteriores y los vecinos valoran el esfuerzo de lo que estamos haciendo", dijo Horacio Rodríguez Larreta, jefe del gabinete porteño.

Si bien esta obra no beneficiará a numerosos vecinos del barrio, ya que no es un lugar enteramente residencial, el valor de esta construcción está orientado a evitar los cortes en la Avenida del Libertador a causa de las inundaciones.

Las construcción obligará a restringir el paso vehicular tanto en Libertador como en Austria. Pero se llevará adelante por tramos para mitigar los efectos que tendrá sobre el tránsito.

También los trabajos de mantenimiento de los demás canales serán ejecutados con aperturas puntuales sobre cada conducto subterráneo. Así, los trabajadores ingresaran allí para hacer el mantenimiento. De esta manera, evitarán los cortes de calles totales para realizar dichas mejoras hidráulicas.

80

millones de pesos

Es el costo que tendrá la obra para mitigar las inundaciones en la zona de la Avenida del Libertador y Austria, en Recoleta

100

años

El conducto subterráneo que será reemplazado es añoso; se está desmoronando y suele desbordarse con frecuencia

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas