Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Las firmas amplían sus beneficios para pasar el verano

Es frecuente que se otorguen días libres adicionales, descuentos para el gimnasio o menús saludables

Domingo 18 de enero de 2015
SEGUIR
PARA LA NACION
0

De la misma manera que el salario o la comunicación con los jefes, los días de vacaciones siempre parecen escasos para cualquier adulto que trabaja, sin importar la generación a la que fielmente pertenece.

El agobiante calor de la ciudad, las fotos de otros colegas en la playa posteadas en las redes sociales, las publicidades promocionando cruceros, todo atenta contra la motivación de quienes siguen en su box.

Para hacer el verano más llevadero, las empresas afinan al máximo sus políticas de flexibilidad laboral con el objeto de sacar horas libres de donde se pueda. Ayudan a sus colaboradores a mantenerse en forma recordando, en cuanta cartelera exista en la oficina, que están disponibles los abonos –gratuitos o con descuentos–para el gimnasio.

El período estival es ideal para trabajar los beneficios asociados a la salud y la flexibilidad horaria: las alianzas con gimnasios, el armado de grupos de corredores o torneos de fútbol, o la incorporación de canastas de fruta en las oficinas son acciones muy fáciles de implementar, que además de impulsar hábitos saludables permiten generar un vínculo diferente con los colaboradores y fidelizarlos. Este tipo de acciones "tienen un alto valor percibido por parte de los empleados y un costo relativamente bajo para la compañía", precisa Ezequiel Palacios, director asociado de Glue Consulting, una boutique de head hunting, especializada en top management.

La clave para que estas iniciativas sean realmente efectivas es que se alineen a la cultura de la empresa: "El colaborador debe poder hacer uso de estos beneficios sin sentir culpa ni correr el riesgo de que su jefe directo considere que por utilizarlo está descuidando su trabajo", ejemplifica Palacios.

Las actividades físicas –sobre todo las grupales– ofrecen una excelente oportunidad para fomentar vínculos más fuertes en el trabajo de equipo, un aspecto sumamente relevante, ya que mejora el desempeño en los proyectos asignados.

En el marco del programa Construí tu equilibrio, durante enero y febrero Microsoft permite a sus empleados elegir entre ingresar los lunes a las 13 o retirarse los viernes a esa hora y utilizar ese tiempo en actividades personales o tomarse fines de semana largos.

"Por su política de compensación de feriados, los empleados pueden gozar de días libres durante la semana laboral, de modo compensatorio a días feriados nacionales que coincidan con fines de semana. También ofrecemos la posibilidad de trabajar de manera remota hasta dos días por semana", cuenta María Inés Calvo, directora de Recursos Humanos de la firma tecnológica para la Argentina y Uruguay.

Puntualmente, durante las Fiestas de fin de año decidieron ofrecer el 24 y 31 de diciembre como no laborables. Asimismo, cada empleado pudo optar por tomarse dos días adicionales entre el 22 de diciembre y el 30 de marzo de 2015, "en conformidad con su manager, asegurando una distribución balanceada en cada grupo de trabajo y que la operación del sector quedará cubierta y representada por parte del equipo durante ese período", completa.

En el verano, Accenture –que cuenta con un programa sofisticado de opciones de flexibilización horaria que incluye desde políticas para entrar más tarde y evitar el tráfico hasta un banco de horas– agudiza el ingenio y organiza al personal en equipos para que los colaboradores disfruten de más tiempo libre: para Navidad y Año Nuevo, dos semanas muy particulares a nivel laboral, la firma permite a los equipos organizarse para que una mitad trabaje desde la oficina una de las semanas de las Fiestas, y lo haga desde su casa, la semana alterna.

Durante enero y febrero sus empleados trabajan menos horas, las que recuperan en las siguientes estaciones.

Un beneficio novedoso de Accenture se llama Vuelta a la realidad (Back to Reality). El programa permite que cuando los empleados regresan de vacaciones puedan trabajar el primer día desde la casa; el segundo día, mitad y mitad, y recién el tercer día retomar la modalidad de jornada completa desde la oficina.

Estas iniciativas –enmarcadas en el programa Accenture Flex– sólo están vigentes para aquellos empleados que tienen un año de permanencia en la firma, "siempre que no afecten el trabajo ni los objetivos del proyecto asignado", advierten en el departamento de RR.HH.

La aseguradora Prudential, en continuidad con la política que implementa en invierno, autoriza a sus empleados a tomarse dos medio días del viernes por mes entre el 1° de diciembre y 31 de marzo. Sumando esto al trabajo remoto, los empleados pueden organizarse sus propios fines de semana largos, sin esperar los oficiales. Al ser una empresa de servicios, esta iniciativa es fácil de implementar e involucra a los 153 trabajadores de la casa central.

El trabajo remoto, otra manera de hacer más digerible el verano, es sólo para los empleados de categoría senior en adelante, lo que representa el 45% de la compañía, aproximadamente, previa solicitud al supervisor.

Los cambios en la forma de trabajar no están instalados en todas las empresas, pero lentamente se imponen, producto de los avances tecnológicos y la incorporación de nuevas generaciones al mercado de trabajo, que reclama mayor flexibilidad y algunos beneficios de los llamados blandos como la flexibilidad en el horario o las vacaciones.

Este año, bajo el leitmotiv El trabajo ya no es un lugar, es una actitud, Cablevisión comenzó a flexibilizar su política laboral: incluyó no sólo el trabajo en casa como opción, sino también la posibilidad de cambiar de sede y hacerlo en otras empresas del grupo, cuyas oficinas queden más cerca del domicilio del empleado.

En esta transformación lanzó los viernes de verano para tener una jornada reducida de siete horas, "siempre y cuando se hayan compensado previamente las dos horas", explicaron en el departamento de Recursos Humanos de la empresa.

Si bien en algunas organizaciones aún subsiste el banco de horas y la idea de reponer el tiempo de ausencia, cada vez resulta más barato conceder esos días libres o el trabajo remoto que invertir en el control y la administración. "Salir temprano el viernes es algo casi generalizado. Y por más que se inicien en los veranos, en muchos casos luego quedan instaladas para todo el año", comenta Liliana Moya, consultora en RR.HH. y docente de la Universidad Di Tella.

Iniciativas similares –con matices– adoptaron LoJack, Unilever, Sony y SAP, entre otras compañías.

El laboratorio Roche está orgulloso de la llamada Semana Roche por la que otorgan como vacaciones todos los días hábiles que van entre Navidad y el primer día hábil de enero del año siguiente. En 2015 el beneficio fue de dos semanas libres. De esta manera, todos los empleados de la empresa cuentan –como mínimo– con un mes corrido de vacaciones, sin importar su antigüedad.

P&G –además de los viernes flexibles, vigente desde hace años en la compañía para el personal no operativo– ataca el verano con una batería de beneficios como el gimnasio (externo y cuyo abono paga en un porcentaje la empresa) y las sesiones de yoga y shiatsu. ¿En el comedor? Menús light con más variedad de ensaladas, frutas y bebidas diet.

Si bien los días de vacaciones están estipulados por ley es muy común que a partir de la gerencia media se concedan días por encima de lo dictado. En muchos casos, el otorgamiento de días extras suele figurar en la propuesta inicial que se le hace al ejecutivo al ingresar a la empresa, aunque no en la liquidación mensual.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas