Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Enfoque

Matías Corral un Puma suelto en Boston

Deportiva

Después del Mundial se instaló en los Estados Unidos para dedicarse a sus estudios de posgrado; el rugby es hoy un grato recuerdo para el ex pilar del SIC.

En la voz de Matías Corral no se advierte remordimiento alguno cuando confiesa: "Desde que me instalé en Boston en septiembre no toqué nunca una pelota de rugby; ni siquiera salí a correr un poco". Cuesta creer que un fanático del deporte como él se haya entregado tan mansamente a una vida sedentaria.

Sin embargo el ex pilar izquierdo de los Pumas tiene sus motivos. "A los 27 años debía decidir: seguía pegado al rugby o me dedicaba a crecer profesionalmente. En lo deportivo ya había cumplido mis metas; había jugado en el seleccionado tuve la oprtunidad de estar en un Mundial y sólo me retenía la idea de separarme de mis compañeros del San Isidro club. Pero bueno tuve que definirme... Y aquí estoy estudiando a full haciendo un master de Marketing Finanzas y Comunicación que me obligará a quedarme por lo menos hasta diciembre de 1997" explica.

Del paso de Corral por el seleccionado quedan su regularidad su técnica su movilidad y su solidaridad puesta al servicio del equipo durante las tres temporadas como internacional (de 1993 a 1995). También aquel lindo try ante Italia en la Copa del Mundo de Sudáfrica tras una buena jugada de Cilley y precisamente en la tarde que se vistió de Puma por última vez...

Ahora sus desvelos apuntan a terminar su carrera de posgrado a seguir trabajando en Reebok (lo hace en las oficinas ubicadas en Stoughton en las afueras de Boston) y a compartir azares y desventuras con su novia María Cambiaso. "Ya estamos acostumbrados a la vida en los Estados Unidos. Eso sí acá hay que estudiar en serio todo el día. Sin ir más lejos en el último fin de semana nos juntamos con Pedro Sporleder (otro Puma) en Nueva York y nos quedamos encerrados dándole a los libros sin parar; pero no me quejo."

Corral afirma que mata la nostalgia reuniéndose con otros rugbiers argentinos (Tomás Nores del SIC y Javier Losada de Newman) y consumiendo noticias de nuestro país. "Recibimos diarios revistas y estamos conectados con La Nación vía Internet. Ya me enteré del calendario de Los Pumas y también del éxodo de jugadores como Llanes Noriega o Méndez. En fin suponía que eso iba a ocurrir tarde o temprano. Uno no puede vivir siempre pendiente de la pelota ovalada. Además me parece razonable que haya cambiado la prioridad para varios jugadores."

Admite que hubo acercamientos con un par de clubes locales Mystic River y Boston Rugby Club y no descarta ser tentado para integrar el seleccionado de los EE. UU. "Sé que hace poco un sponsor aportó un millón de dólares para repartir entre el panel y que están evolucionando a pasos agigantados."

Le duele en el bolsillo los 20.000 dólares anuales que paga por sus estudios pero no dudó en reservar un boleto de avión para San Francisco con fecha 7 de mayo: ese día sus ex compañeros de los Pumas se enfrentarán con los norteamericanos por la segunda fecha del torneo Pan Pacific. Y Corral ahora desde la tribuna seguramente estará haciendo más fuerza que un scrum... .

Alejandro Coccia
REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYReforma del Código Procesal PenalPresupuesto 2015El caso de Lázaro BáezDamián Stefanini