Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Trabajar desde el smartphone, una nueva forma de la flexibilidad laboral

La posibilidad de instalar aplicaciones similares a las que hallamos en las PC de la oficina hizo que cambiara para siempre el modo en que muchos realizan sus tareas; en qué rubros ya se aplica

Sábado 24 de enero de 2015
SEGUIR
PARA LA NACION
0

Patricio Traverso tiene por costumbre llevar a Juana, su hija de casi 3 años, a Parque Saavedra. A ella le encanta jugar en la plaza y él disfruta cuando la retira del jardín de infantes para llevarla a la hamaca. Son las 5 de la tarde y este profesional de 38 años se siente afortunado porque sabe que si sucede algo extraño vinculado a sus tareas laborales recibirá una notificación en su celular para que él tome cartas en el asunto en cuestión de segundos.

Como Chief Technical Officer (CTO) de la tienda onlineAvalancha.com, sus responsabilidades consisten en que el website funcione correctamente los 365 días, las 24 horas, y que los sistemas de la empresa estén a disposición de los casi 40 empleados, de manera segura y efectiva. Entre otras apps gratuitas, Traverso utiliza New Relic para monitorear lo que sucede en el website, y Nezumi for Heroku para todo lo que tiene ver con el hosting, mientras que los empleados del área de atención al cliente utilizan Desk.com, una aplicación disponible para dispositivos móviles con sistema operativo iOS y Android para atender consultas y pedidos de los consumidores. "Lo mejor de trabajar con aplicaciones móviles es que uno puede seguir con su vida personal sin tener que estar frente a la computadora. De hecho, uno de mis momentos más productivos es cuando estoy en la cola del supermercado porque aprovecho a responder e-mails y chequear que los sistemas estén en orden. Además, como estas herramientas envían notificaciones, no hay que estar pendiente del teléfono ya que suena una alarma ante cualquier hecho que haya que atender de inmediato."

"Si bien hasta ahora las apps se usaban más que nada para cuestiones lúdicas y de entretenimiento, empezaremos a ver cada vez más las de tipo transaccional y laboral porque las empresas se están dando cuenta de que con esta herramienta los empleados se vuelven más móviles, y por ende más productivos ya que pueden mantener una comunicación instantánea y continua con la organización y con sus clientes, sobre todo si hablamos de personas que trabajan en terreno como encuestadores y visitadores médicos", comenta Nicolás Jodal, CEO de GeneXus International, una empresa uruguaya de software que realizó hace algunas semanas en Montevideo la 24» edición de la conferencia GX24, donde cerca de 4000 personas de 27 países se reunieron durante tres días para analizar este fenómeno.

Uno de los casos más resonantes a nivel mundial es el de la aerolínea China Eastern Corp, que al notar que la mayoría de sus 50.000 empleados contaba con un smartphone desarrolló en 2012 su propia tienda de aplicaciones para que cada uno descargue la app que necesita en función de su puesto, ya sea que trabaje en el área de mantenimiento, aeronavegación o servicio de atención al pasajero.

Conmigo a todas partes

Las condiciones para el avance de esta tendencia laboral en la Argentina están dadas si se tiene en cuenta que en el primer semestre de este año las ventas de teléfonos inteligentes crecieron un 78% comparado con el mismo semestre del año anterior, y actualmente este tipo de dispositivo tiene una penetración del 45%, según cifras de la consultora Carrier & Asociados. "Además, el 50% de los usuarios que utilizan datos desde el celular bajó una app en el último mes", destaca Enrique Carrier, titular de la consultora, refiriéndose a las que están disponibles en las tiendas de aplicaciones en categorías como juegos, noticias, finanzas y bienestar, entre otras.

"El sector agropecuario es uno de los que más se beneficia con esta tendencia", explicó Fabián Bonilla, de la integradora Simplifica, en una de las charlas de GX24. "Por ejemplo, tanto los smartphones como las tablets pueden utilizarse como cámara de fotos y GPS, por este motivo hay muchas personas que trabajan en el campo que utilizan app diseñadas especialmente para saber exactamente dónde están paradas y en qué lugar deben arrojar los fertilizantes, plaguicidas u otros elementos. Además, la información que vuelcan en la aplicación se sincroniza con los datos generales de la empresa para que los ejecutivos que están en las oficinas centrales obtengan una visión más global del proceso. Un dato interesante es que a partir de este sistema, la empresa cuenta con información histórica para saber cuál fue el rendimiento de las cosechas en años anteriores para tomar decisiones en el presente", explica, y menciona que el punto de inflexión para el éxito reside en que funcionen incluso cuando no hay conectividad para evitar la sensación pérdida de tiempo. "Además deben ser amigables para los usuarios, por eso su diseño y funciones son clave", agrega.

Según estas premisas, la empresa láctea uruguaya Conaprole instrumentó una aplicación móvil para sus vendedores de grandes superficies. "Estas personas, que se mueven por supermercados, tiendas e hipermercados, cargan los datos en una tablet de 7 pulgadas desde las góndolas o los depósitos; así ahorran tiempo, facilitan la administración y solicitud de pedidos, y disminuyen el margen de error comparado con el pasado, cuando este proceso se realizaba con planillas de papeles", explica Daniel Osimani, de Hexa, la firma que estuvo a cargo de la implementación.

La aplicación diseñada a medida para Conaprole cuenta con un menú con la lista de los productos, en el orden secuencial tal cual se disponen en la góndola de frío o depósito, y la posibilidad de ingresar las cantidades que se necesitan comprar para el comercio. A medida que se ingresan los datos, la información se almacena offline sin necesidad de tener conexión. Cuando se dispone de acceso a Internet, la app se conecta con el servidor central, envía los datos y su pantalla cambia de colores para notificar al usuario que ya se realizó la sincronización con el sistema central.

Orientada para los trabajadores independientes y contratistas -que en la mayoría de los casos son pymes-, la plataforma online de contratación Freelancer.com lanzó hace unos meses la aplicación gratuita para iOS y Android Freelancer Messenger, que permite a los trabajadores y empleadores mantenerse conectados mientras están lejos de una computadora. "Se trata de una transición del existente chat de escritorio hacia el teléfono que puede ser utilizada para publicar, otorgar o aceptar proyectos, enviar o responder los mensajes a través de su bandeja de entrada, adjuntar archivos y enviarlos, así como ver las listas de contactos en tiempo real. La idea es facilitar, en la forma más amplia posible, la interacción entre los participantes de la plataforma", explica Sebastián Siseles, director para América Latina y España de Freelancer.com. Mariana Paez Escalada, una profesional independiente que vive en Villa Allende, Córdoba, instaló esta app en su celular en cuanto se enteró de su existencia: "Antes recibía los mensajes vía email con cierta demora o debía estar online en la Web para verlos. Ahora me llegan de manera instantánea al teléfono y no tengo que estar pendiente de si me contactan o no. Lo bueno de usar este sistema para trabajar es que se ahorra tiempo. Además, como los clientes me ven online me contactan por este medio, entonces la comunicación fluye más rápido, aunque lo malo es que finalmente uno siempre está conectado, trabajando", admite.

Con o sin permiso

El uso de aplicaciones a nivel laboral es inmenso. De hecho, y sin pedir permiso a sus empleadores, los usuarios ya utilizan para trabajar algunas opciones gratuitas como Evernote, que sirve para tomar notas rápidas, o DropBox, para almacenar documentos y acceder a ellos de manera remota. Al respecto, un estudio reciente de la firma Workshare reveló que el 65% de los usuarios de teléfonos inteligentes de financieras de Estados Unidos usa sus dispositivos para acceder a aplicaciones de intercambio de archivos que no están aprobados por los departamentos de Tecnología de las corporaciones en las cuales se desempeñan.

"Cuando alguien ingresa a trabajar en Avalancha.com le entregamos una notebook. Sin embargo, la gente prefiere utilizar también sus propios teléfonos ya que estos dispositivos ofrecen una capacidad de movilidad superior a la computadora, por eso espontáneamente utilizan aplicaciones móviles para trabajar, sin que nosotros lo impulsemos explícitamente", explica Traverso, y agrega que si un empleado se desvincula de la empresa o pierde su smartphone, en su rol de administrador de tales apps desactiva la cuenta de inmediato para que no pueda acceder un tercero.

Según su visión, el uso del teléfono para realizar tareas que hasta hace poco sólo se hacían desde computadoras tiene que ver con una cuestión generacional: "Cuando se habla de los jóvenes muchas veces se dice que no quieren cumplir horarios estrictos ni estar encerrados en una oficina. En realidad no es que no quieran trabajar, sino que ellos saben que gracias a la tecnología ya no es necesario estar frente a la PC", analiza Traverso, e ilustra: "Como consecuencia de la libertad que tengo los días de semana, no me molesta resolver problemas en tiempo real un domingo si es que recibo una notificación en el teléfono.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas