Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Novak Djokovic superó a Andy Murray y se quedó con el primer Grand Slam del año

Es la quinta vez que el serbio se queda con la final del Abierto de Australia; venció al escocés por 7-6 (5), 6-7 (4), 6-3 y 6-0; es la quinta vez que

Novak Djokovic superó a Andy Murray y conquistó su quinta corona en Australia. Foto: AFP
Novak Djokovic superó a Andy Murray y conquistó su quinta corona en Australia. Foto: AP
Novak Djokovic superó a Andy Murray y conquistó su quinta corona en Australia. Foto: Australian Open
Novak Djokovic superó a Andy Murray y conquistó su quinta corona en Australia. Foto: AFP
Novak Djokovic superó a Andy Murray y conquistó su quinta corona en Australia. Foto: Australian Open
Novak Djokovic superó a Andy Murray y conquistó su quinta corona en Australia. Foto: Australian Open
Novak Djokovic superó a Andy Murray y conquistó su quinta corona en Australia. Foto: Australian Open
Novak Djokovic superó a Andy Murray y conquistó su quinta corona en Australia. Foto: AFP
Novak Djokovic superó a Andy Murray y conquistó su quinta corona en Australia. Foto: AFP
Novak Djokovic superó a Andy Murray y conquistó su quinta corona en Australia. Foto: AFP
Novak Djokovic superó a Andy Murray y conquistó su quinta corona en Australia. Foto: AFP
Novak Djokovic superó a Andy Murray y conquistó su quinta corona en Australia. Foto: Australian Open
Novak Djokovic superó a Andy Murray y conquistó su quinta corona en Australia. Foto: AFP
Novak Djokovic superó a Andy Murray y conquistó su quinta corona en Australia. Foto: AFP
Novak Djokovic superó a Andy Murray y conquistó su quinta corona en Australia. Foto: AFP
Novak Djokovic superó a Andy Murray y conquistó su quinta corona en Australia. Foto: Australian Open
Novak Djokovic superó a Andy Murray y conquistó su quinta corona en Australia. Foto: AFP
Novak Djokovic superó a Andy Murray y conquistó su quinta corona en Australia. Foto: AP
Novak Djokovic superó a Andy Murray y conquistó su quinta corona en Australia. Foto: AP
Novak Djokovic superó a Andy Murray y conquistó su quinta corona en Australia. Foto: AP
Novak Djokovic superó a Andy Murray y conquistó su quinta corona en Australia. Foto: Australian Open
Novak Djokovic superó a Andy Murray y conquistó su quinta corona en Australia. Foto: AP
Novak Djokovic superó a Andy Murray y conquistó su quinta corona en Australia. Foto: AP
Novak Djokovic superó a Andy Murray y conquistó su quinta corona en Australia. Foto: AP
Novak Djokovic superó a Andy Murray y conquistó su quinta corona en Australia. Foto: AP
Novak Djokovic superó a Andy Murray y conquistó su quinta corona en Australia. Foto: EFE
Novak Djokovic superó a Andy Murray y conquistó su quinta corona en Australia. Foto: EFE
Novak Djokovic superó a Andy Murray y conquistó su quinta corona en Australia. Foto: EFE
Novak Djokovic superó a Andy Murray y conquistó su quinta corona en Australia. Foto: Reuters
Novak Djokovic superó a Andy Murray y conquistó su quinta corona en Australia. Foto: Reuters
Novak Djokovic superó a Andy Murray y conquistó su quinta corona en Australia. Foto: Australian Open
Novak Djokovic superó a Andy Murray y conquistó su quinta corona en Australia. Foto: Reuters
Novak Djokovic superó a Andy Murray y conquistó su quinta corona en Australia. Foto: AFP
Novak Djokovic superó a Andy Murray y conquistó su quinta corona en Australia. Foto: Reuters
Novak Djokovic superó a Andy Murray y conquistó su quinta corona en Australia. Foto: Reuters
Lunes 02 de febrero de 2015 • 01:45
SEGUIR
LA NACION
 
  • N. Djokovic
  • -
  • -
  • -
  • -
  • -
  • -
  • A. Murray
  • -
  • -
  • -
  • -
  • -
  • -
0

MELBOURNE, Australia.- A esta altura, no es casualidad. De los ocho títulos de Grand Slam que conquistó, cinco los obtuvo en el Abierto de Australia . Así como Roger Federer hizo historia en Wimbledon (7 coronas) y Rafael Nadal en Roland Garros (9 consagraciones), Novak Djokovic convirtió el Rod Laver Arena en su fortaleza. Con cinco títulos en Melbourne -donde ganó 32 de sus últimos 33 partidos-, está a un paso de igualar a Roy Emerson , el único que ganó seis veces allí. Por otra parte, y desde bien temprano, se encargó de sacar más distancia como N° 1, esa posición que sólo Federer le discutió el año pasado. Es evidente, entonces, que Djokovic es hoy, a los 27 años, el mejor del circuito, en este tramo en el que el Top 4 vuelve a estar copado por los cuatro nombres que más se distinguieron en la última década, con Federer, Nadal y Murray tras los pasos del serbio.

La historia fue la misma. Como en las finales de 2011 y 2013, como en la semifinal de 2012. Andy Murray hizo cuanto pudo, pero no le alcanzó. El escocés llegaba en muy buenas condiciones, pero Djokovic, en este duelo entre dos estrellas que se conocen desde hace 17 años, sacó una amplia ventaja (16-8 en el historial). En esta ocasión se impuso por 7-6 (5), 6-7 (4), 6-3 y 6-0, en 3h39m de un partido dinámico, con algunos pasajes brillantes, cambiante en el desarrollo y al resultado, hasta que Nole torció el codo del escocés en esa pulseada mental. No le faltaron oportunidades a Murray: en el tie-break del primer set se adelantó 4-2, pero cometió una doble falta, falló una volea sencilla, y dilapidó esa ventaja; en el tercer parcial, se adelantó 2-0 y tuvo un break-point para colocarse 4-3. No pudo capturarlo, y desde allí no ganó un solo game más, superado mentalmente por un adversario capaz de desquiciar a cualquiera.

El festejo de Nole
El festejo de Nole. Foto: AFP

Ese Djokovic que parece fatigado y confundido, que a veces realiza algún movimiento falto de coordinación o parece trastabillar, o se lamenta mientras mira a sus allegados en el box, es también el hombre elástico capaz de deslizarse donde nadie puede resbalar, el mismo que puede devolver pelotas desde el rincón más recóndito y sorprender con una sutileza en cualquier momento, todo incluso dentro del mismo game; todo eso es parte de Nole. Es su estilo y su personalidad; así como no hay nadie parecido a Federer o Nadal, tampoco es posible encontrar alguien de la clase de Djokovic.

Aunque supo ganarse el papel protagónico, también. En 18 de los últimos 19 Grand Slams estuvo siempre entre los cuatro mejores; conquistó 7, perdió 6 definiciones y cayó en 5 semifinales. Federer (17) y Nadal (14) están muy lejos en la tabla de campeones de Grand Slam, pero Djokovic escala, en busca de su propio espacio. Sus 8 títulos le permiten alcanzar la línea de Andre Agassi , Jimmy Connors, Ivan Lendl , Fred Perry y Ken Rosewall, nada menos. No está nada mal si se tiene en cuenta que le ha tocado compartir una época con dos de los mayores vencedores en Majors como rivales. Bien visto, es un mérito enorme; Djokovic ha sabido reinventarse y evolucionar para llegar muy lejos.

Aquel muchacho frágil, que se retiraba de los partidos con problemas físicos, se convirtió en un atleta prácticamente irrompible; en esos lapsos en los que más vulnerable se lo ve, es cuando más temible se vuelve. "En el tercer set me distraje un poco cuando él parecía tener calambres. Aparentaba estar en mala forma en el comienzo y terminó jugando de manera increíble. No sé si fue algo deliberado, espero que no. Pero estoy decepcionado por haber dejado que eso influyera en mi juego", contó Murray. "En el final del segundo set tuve una crisis física, estaba exhausto, me sentía débil, necesitaba unos minutos para recargar mi energía, y es lo que hice. No es algo que me haya sucedido a menudo, pero algo parecido sentí en la final de Australia 2013, en un partido similar a éste. No me gusta buscar excusas, ni es fácil estar al 100 por ciento todo el tiempo. Hubo una interrupción -por incidentes-, una demora, y al volver yo perdí el saque, y enseguida el set", respondió el campeón.

Para algunos, Djokovic es un prestidigitador, un ilusionista. Aunque su tenis es auténtico, muy real. Impredecible, como sus salidas humorísticas. En la sala de conferencias lo esperaba una copa de champán. "¿Está libre de gluten?", bromeó, respecto de su condición de celíaco, y se permitió un sorbo antes de decirles a los periodistas: "Okey, muchachos, disparen". Durante la premiación felicitó a Murray y a su novia Kim Sears, y les deseó "un feliz casamiento y que tengan muchos niños", aunque el escocés, visiblemente frustrado, no sonrió ni un poco.


Octavo. Este es el octavo Grand Slam para el serbio, que ganó también dos veces Wimbledon (2011, 2014) y una el US Open (2011).

2,4 millones de dólares recibió Djokovic como campeón en Australia. Ahora suma 13.045 puntos en el ranking mundial, con 3800 de diferencia sobre Roger Federer.

187 es el total de sus victorias en partidos correspondientes a Grand Slams. Está a cuatro de Rafael Nadal (191). El récord, por lejos, lo ostenta Roger Federer: 281.

50 el total de sus triunfos en Melbourne; está 3º en la lista de máximos ganadores en la era abierta, detrás de Federer (75) y Stefan Edberg (56). Fue el 49° título para Djokovic.

Incidente en un descanso. La final se interrumpió unos minutos, cuando Djokovic dominaba 4-3 en el segundo set, y una persona saltó a la cancha en el descanso, pero fue capturada enseguida por los guardias de seguridad. Al mismo tiempo, un grupo de manifestantes por los derechos de los refugiados despegó una bandera y también fueron retirados por la policía

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas