Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

En enero, Ganancias volvió a empujar la recaudación

Aumentó 30,1% interanual, ayudada por ese impuesto, que subió 40,8%; también incidió la falta de ajuste por inflación en balances y en el mínimo no imponible

Martes 03 de febrero de 2015
SEGUIR
LA NACION
0

La recaudación tributaria tuvo en enero un aumento de 30,1% interanual, al totalizar poco más de $ 117.000 millones (versus los $ 90.307 millones recolectados en igual mes de 2014) y superar en 1,5% la meta oficial, según destacaron ayer el secretario de Hacienda, Juan Carlos Pezoa, y el administrador federal de Ingresos Públicos, Ricardo Echegaray .

Ambos funcionarios atribuyeron el incremento al "mantenimiento de la actividad y la fortaleza del mercado interno" y lo destacaron "pese a las dificultades que derivan del comercio exterior". Sin embargo, los analistas privados coinciden en señalar que el resultado devino básicamente "de las distorsiones que generan la sostenida inflación y la falta de actualización de los topes que exceptúan o disminuyen la carga de Ganancias".

Foto: LA NACION

Prueba de ello es que, aunque medida en términos nominales la recaudación de enero pasó a liderar la serie histórica, su crecimiento porcentual "muestra una desaceleración de 13 puntos porcentuales con respecto a la tasa registrada a fines de 2014 (+42,8% en diciembre) y fue el más bajo de los último 12 meses", señaló ayer el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf).

En esa misma línea, Marcelo Capello, economista jefe del Ieral, aporta otro dato: "En términos reales, es decir, deflactando la recaudación nominal por la inflación del último año (índice Congreso, suponiendo inflación de 2,5% en enero pasado), los recursos tributarios habrían sufrido una baja de 4,1 puntos porcentuales en enero/2015 respecto del mismo período de 2014", señaló. Estaría "entre las cuatro mayores caídas a valor constante de los últimos 12 meses", agregó.

"Hay una desaceleración en los ingresos tributarios que está en línea con lo que esperábamos, pese al sostén que a algunos rubros les da la inflación", juzgó el economista Maximiliano Castillo, de la consultora ACM.

La mejora estuvo fuertemente apoyada en las percepciones por Ganancias, que se expandieron a una tasa interanual de 40,8%, promovidas por su componente impositivo (+42,9%) en contraste con la suba de apenas 11,3% que tuvo el componente aduanero.

Echegaray adjudicó esta suba a "los mejores resultados de las corporaciones", hipótesis que abonó Capello, aunque con reparos: si Ganancias fue el único tributo que le habría ganado a la inflación, señaló, fue por "la imposibilidad que enfrentan las empresas de ajustar por inflación el cálculo del impuesto". Otros analistas creen que el sostén principal de Ganancias es el creciente número de asalariados alcanzados por el impuesto y las mayores retenciones que derivan de la falta de actualización de los topes y las escalas (congeladas desde 2000).

De lograr actualizaciones salariales medianamente acordes con la inflación, y no adecuarse los topes, muchos trabajadores pasarán este año a duplicar sus aportes al fisco por este concepto, dado que, por la estructura del impuesto, pasarán a estar alcanzados por niveles de retención más altos, observó el Iaraf en un informe.

El economista Gastón Rossi advirtió que, pese a estas distorsiones que ayudan a impulsarla, la recaudación por Ganancias también "desaceleró". "Había crecido 52% interanual en diciembre y 59% interanual en el último cuatrimestre de 2014", recordó. Lo adjudicó en parte a la última exención en los aguinaldos, "que no se había hecho en 2013 porque se venía de una actualización de topes".

Pero advirtió que la normalización en los términos de comparación colaborará para que los ingresos por Ganancias también desaceleren su crecimiento este año.

De acuerdo con las planillas distribuidas por la AFIP, el sistema de seguridad social fue el mayor aportante, al sumar ingresos por $ 37.845 millones (+ 34,3%). Echegaray destacó que parte de ese avance se logró por "una leve mejora en la cantidad de trabajadores registrados".

Le siguieron los ingresos por IVA (acercó $ 33.544 millones con un alza general de 23,2%, que trepa a 35,5% en su versión DGI) y Ganancias, que atrajo $ 25.875 millones (+40,8%). Bastante más abajo aparecen la retenciones por débitos y créditos bancarios, que recolectaron $ 7266 millones (+26,4%).

Lo más preocupante vino en los impuestos ligados al comercio exterior, que cada vez recaudan menos, en línea con la contracción de exportaciones e importaciones. Los ingresos por retenciones apenas crecieron 8,5% y sólo gracias al complejo cerealero y el acuerdo al que arribaron las exportadoras de este sector con el Gobierno para aportar divisas.

Tal vez eso explique el esfuerzo que el Gobierno hizo el mes pasado por ponerse al día con los exportadores, al devolverles $ 1469 millones, una cifra 390% superior a la reintegrada hace un año.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas