Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Convivir con el cáncer: identifican las cinco barreras que impiden acceder al tratamiento

Una coalición de ONG de pacientes relevó los principales obstáculos del sistema de salud

SEGUIR
LA NACION
Miércoles 04 de febrero de 2015
0

"El cáncer no sólo es un signo del horóscopo. Es comparable a la fuerza de un huracán o de un iceberg, que aparece de manera inesperada y rompe a su paso con la ilusión de lo infinito que tiene el presente. La palabra cáncer en el mundo que me circunda tiene el estatus de «mala palabra», de esa que no debe repetirse ni por aquel que lo padece. Escucharla es ofensivo?", le escribió una paciente con cáncer pulmonar a su oncóloga por WhatsApp, en una carta que difundió ayer la Asociación Argentina de Oncología Clínica.

Esto no hace más que reforzar un reclamo de las ONG de pacientes: que el cáncer se incorpore en la agenda política para eliminar los obstáculos de acceso al tratamiento. Incluyen la burocracia y las demoras en los trámites, las distancias hasta los centros de atención, el costo de los traslados y las estadías, la desinformación y la falta de respuesta de las autoridades, según detalla un relevamiento de una coalición de asociaciones locales.

"El paciente oncológico debería tener todo a su disposición porque el cáncer es un problema de salud muy grave. Debería poder acceder rápido a los estudios. Que no pasen 6 o 12 meses para un turno o recibir la medicación porque se les va la vida", dijo Marta Artigas, que preside una de las ONG, la Fundación Asociación Comunitaria Integral al Paciente con Cáncer (Aciapo).

Junto con el Movimiento Ayuda Cáncer de Mama (Macma), la Fundación Pacientes con Cáncer de Pulmón, Linfomas Argentina, la Fundación Tzedaká y la Asociación Civil de Lucha contra el Cáncer de Ovario (Acilco), presentaron un informe sobre las barreras de acceso al tratamiento y sus soluciones. Lo hicieron anteayer, 24 horas antes del Día Mundial contra el Cáncer. "Es una realidad que muchos no conocen si no tienen un familiar o un conocido con cáncer -indicó Ignacio Zervino, responsable de relaciones institucionales de Aciapo-. "Los pacientes son cada vez más y el acceso se dificulta por hechos como la distancia hasta el centro de atención o la falta de educación para comprender cómo seguir un esquema de tratamiento."

Para Haydée González, presidenta de Linfomas Argentina, "estas trabas afectan a los pacientes y los desalientan. Sobre todo a los más carenciados, a los que no pueden reclamar, ya sea por desconocimiento de sus derechos o por falta de recursos. Lo más lamentable es que muchos abandonan el tratamiento o vuelven al médico cuando la enfermedad avanzó tanto que sólo les resta recurrir a tratamientos paliativos".

Elías Benveniste, fundador de Acilco, aseguró que "la falta de información en la comunidad sobre los síntomas y los factores de riesgo está teniendo como consecuencia la detección tardía de la enfermedad, lo que limita las posibilidades de cura".

El Instituto Nacional del Cáncer estima que en el país se diagnostican 115.162 cánceres por año. En América latina, 3 millones de personas reciben un diagnóstico y mueren 1,3 millones. La mitad tiene menos de 70 años, según informó ayer la Organización Panamericana de la Salud (OPS). "Si no se toman medidas, los nuevos casos podrían aumentar un 30% en la próxima década", se informó.

Esas acciones incluyen algunas de las soluciones que proponen las ONG: mejorar el asesoramiento y la asistencia a los pacientes, implementar la detección precoz y el tratamiento temprano, educar a los pacientes, y asignar y ejecutar presupuestos que coincidan con la realidad epidemiológica. "La mayoría de los cánceres son menos letales y más tratables si se detectan en su etapa inicial", indica la OPS, que también insta a mejorar el acceso servicios de atención oncológica eficientes, asequibles y de calidad, además de asegurar su disponibilidad para quienes sobreviven a la enfermedad.

Un relevamiento de siete ONG de Brasil, Chile, Colombia, Perú, México y la Argentina, representada por Aciapo, sobre las trabas en el acceso al tratamiento para los pacientes con cobertura pública identificó deficiencias similares. "Estos problemas no son un invento argentino. Se repiten en otros países. La diferencia es que acá tenemos la ley de cobertura universal del cáncer", señaló Zervino.

En la práctica, aquí, la demora del Estado en entregar los medicamentos se sobrelleva con donaciones e información para reclamarlos, mientras que la asistencia de voluntarios enfrenta la burocracia y los préstamos familiares alivian los gastos extras (desde viáticos hasta insumos) que el Estado no cubre durante el tratamiento. En Perú, por ejemplo, los pacientes pueden asistir a un curso corto de abogacía en la Universidad del Paciente, mientras que en San Pablo, Brasil viajan gratis en el transporte público. "Hay que pensar en una persona que tiene que ir a rayos todos los días durante 45 días. Esto, aquí, sería una gran ayuda para los pacientes", sostuvo Artigas.

Cifras de una enfermedad que exige acciones

Cada vez más casos

A medida que disminuyen las enfermedades infecciosas, aumentan los cánceres y otras enfermedades no transmisibles. Se estima que en 2030 habrá un 62% más de casos

Mortalidad

El cáncer produce el 13% de las muertes en el mundo, más que las que provoca el VIH/sida, la tuberculosis y la malaria juntas. En los países pobres, la mortalidad aumenta 1,6 veces

Detección temprana

La implementación efectiva de los estudios para detectar el cáncer precozmente permitiría evitar un tercio de las muertes

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas