Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La fiscal Fein quedó en el centro del escándalo por el caso Nisman

Admitió la existencia de un borrador en el que el fiscal pedía la detención de la Presidenta; anteayer lo había negado; además, anunció que en 15 días se tomará vacaciones, pese al incierto rumbo de la investigación; recibió fuertes críticas

Miércoles 04 de febrero de 2015
SEGUIR
LA NACION
0

La fiscal Viviana Fein, a cargo de la investigación por la muerte de su colega Alberto Nisman, quedó ayer en el centro del escándalo que rodea al caso desde el primer día. Se enredó en contradicciones sobre la existencia de un borrador con un pedido de detención de la Presidenta, habló de supuestas presiones que después dijo no sufrir y anunció que en 15 días se irá de vacaciones, a pesar de que la causa no exhibe avances claros.

En este contexto, el Gobierno redobló sus críticas contra Fein, que debió ser respaldada por el fiscal general de Cámara, Ricardo Sáenz, mientras algunos referentes de la oposición pidieron su renuncia.

El episodio más controvertido fue la admisión de que existía el texto elaborado por Nisman (dado a conocer por el diario Clarín), en el que solicitaba la detención de Cristina Kirchner y del canciller Héctor Timerman, documento cuya existencia ella misma había negado un día antes.

"Se transmitió en forma errónea e involuntaria una información que fue rectificada. No hubo una manipulación de la Procuración General. Se debió a una mala interpretación o un error involuntario en la información brindada, ya sea por la fiscal o la Procuración, que interpretó mis palabras erróneamente. No hubo intención", dijo Fein. Así intentó aventar sospechas sobre la intervención del organismo que conduce la cuestionada procuradora general, Alejandra Gils Carbó.

La aclaración no fue bien recibida por el Gobierno. "Es un papelón fenomenal a lo que estamos asistiendo", sostuvo el secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández. En la Casa Rosada no están conformes con la tarea que viene llevando adelante Fein. Le adjudican poca dedicación y lentitud en la toma de decisiones.

Pese a la rectificación de Fein, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, no dio marcha atrás. Anteayer, después de calificarlas de "basura" y "mentiras", había roto en público dos notas de Clarín, una de las cuales informaba sobre el borrador de Nisman que primero fue negado y después, confirmado. Ayer volvió a criticar al diario. "Esto forma parte de operaciones de prensa burdas y sistemáticas", dijo.

Habían pasado pocos minutos de las 16 de ayer cuando la fiscal a cargo de la investigación de la muerte de Nisman quiso explicar el comunicado de prensa que se publicó anteayer en la página web del Ministerio Público, donde se desmentía una nota del diario Clarín que había informado que en un cesto de basura del departamento de Puerto Madero donde vivía Nisman se encontró un borrador en el que se analizaba pedir el desafuero y la detención de la presidenta Cristina Kirchner.

Desde tempranas horas de la mañana Fein decidió salir a dar explicaciones sobre el comunicado de anteayer, en el que se desmentía a Clarín y se afirmaba que no se había secuestrado ningún borrador en el departamento de Nisman.

La fiscal no tuvo otra alternativa que admitir su error, sobre todo después de que Clarín publicara el facsímil de la documentación hallada por la División Homicidios de la Policía Federal en el tacho de basura de Nisman.

Primero en FM Vorterix explicó: "Fue un error de terminología e interpretación, yo asumo que incurrí en un error quizás. Los borradores están incorporados en el marco de mi actuación, foliados con el acta de incautación con todo lo que se encontró. La palabra que yo hubiera usado es: «Me consta que hubo borrador». Fue un error de interpretación no imputable a la oficina de prensa del Ministerio Público".

En todo momento, Fein quiso desligar del "error de interpretación" a la oficina de comunicación de la Procuración General de la Nación, conducida por Luis Villanueva.

"Tal como lo explicó Fein, hubo un error de comunicación y de interpretación. En las últimas semanas me he acercado a la fiscalía para redactar los comunicados con los avances de la causa. Ayer [por anteayer], por primera vez, la fiscal me pidió hacerlo por teléfono porque estaba muy atareada, e incurrimos en una equivocación. Pero creo que todo esto busca desviar la atención de lo importante, que es averiguar por qué murió el fiscal Nisman", sostuvo a LA NACION Villanueva.

El encargado de la comunicación del Ministerio Público recibió duros cuestionamientos. La oposición culpó a la Procuración de "truchar" el comunicado de la fiscalía y el superior inmediato de Fein, el fiscal Sáenz, apuntó contra Villanueva: "Es un militante que ningunea a Clarín, es un empleado del Gobierno. No podemos permitir que sea quien difunda la actividad de los fiscales".

Villanueva respondió a las acusaciones, al decir: "Es completamente mentira que yo falsifiqué los comunicados oficiales. Lo que dicen terceros con un interés que desconozco no me interesa, pero sí me preocupa porque el Ministerio Público Fiscal tiene que estar abocado a averiguar lo que le pasó a Nisman y pone en riesgo la propia intervención en la causa, lo que no es bueno".

Cerca del mediodía, Fein continuó con sus aclaraciones. Esta vez con un nuevo comunicado de prensa publicado en la web de la Procuración, www.fiscales.gob.ar, en el que se sostuvo: "La fiscal aclara también que el contenido del comunicado publicado no fue alterado sin su consentimiento luego de dicha comunicación. En el domicilio de Nisman se secuestró diferente tipo de documentación que aún se encuentra en etapa de análisis".

Y se agregó: "Además, se recuerda que toda la documentación incautada tanto en la UFI-AMIA, procedimiento dispuesto por la jueza Fabiana Palmaghini, como también todo el restante material incautado en el procedimiento policial ordenado por la fiscalía se encuentra debidamente resguardado".

Frente a los periodistas que hacían guardia en la puerta de su fiscalía, Fein negó presiones. "Estoy al margen de toda postura política y no sufro ningún tipo de presión, soy una persona independiente en mi forma de pensar y de actuar, que quede muy claro."

Para cerrar el día de las aclaraciones, Fein tuvo que explicar por qué se va de vacaciones en medio de una investigación transcendental como la causa Nisman. La fiscal sostuvo: "No me tomo vacaciones desde 2014. Esta licencia compensatoria de 15 días me la otorgó el doctor Sáenz. Yo elegí los dos fiscales que van a cubrirme. Son dos fiscales independientes".

Fein se refería a sus colegas Fernando Fiszer y Adrián Peres, que desde el 18 de este mes se harán cargo de la Fiscalía de Instrucción porteña N° 45 y de la investigación de la muerte de Nisman durante 15 días.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas