Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El Gobierno admitió una suba del desempleo durante 2014

Mercado laboral. En un año, pasó de 6,4 a 6,9%, según el Indec; algunos analistas creen que la cifra es mayor; hay 2,7 millones de personas con problemas de trabajo

SEGUIR
LA NACION
Jueves 19 de febrero de 2015
0

En la Argentina, más de 2,7 millones de personas tuvieron problemas de trabajo a fines de 2014. Pese a las sospechas que pesan sobre los datos oficiales entre los expertos en el mercado laboral, el Gobierno admitió ayer que el desempleo subió a 6,9% en el cuarto trimestre del año pasado.

Consultados por LA NACION, especialistas privados estimaron que si se incluyera "el desempleo oculto", la tasa de desocupación oficial podría trepar hasta un 12 por ciento.

De acuerdo con los datos de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) del Indec , la desocupación se incrementó 0,5 puntos porcentuales en un año, de 6,4% de 2013 al 6,9% registrado en 2014. Por caso, al cierre del año pasado, 1.171.777 de personas no encontraban un trabajo.

La desocupación se incrementó 0,5 puntos porcentuales en un año
La desocupación se incrementó 0,5 puntos porcentuales en un año. Foto: Archivo / Unpueblochico.blogspot

En un año de recesión económica, también se precarizó el trabajo en sí mismo. La subocupación -según datos oficiales- aumentó de 7,8 a 9,1 por ciento (1,5 millones). Sumados a los desempleados, las personas que tuvieron problemas laborales fueron 2.717.164. Se trata de 200.000 más que en 2013.

El cuestionado Indec reconoció además que se registró destrucción de trabajos: la tasa de empleo cayó en un año de 42,7 a 42,1 por ciento. Se trata de una proporción de ocupados respecto a la población total similar a la que mostraba la Argentina en los primeros años de la recuperación económica (2004 y 2005).

Sin embargo, la menor cantidad de puestos de trabajo fue matizada por una baja en la tasa de actividad (pasó de 45,6 a 45,2% en un año). Esto quiere decir que menos personas buscaron empleo en 2014.

Gracias a esta picardía estadística, los desempleados se convirtieron en "desalentados" que se retiran voluntariamente del mercado laboral. Éste es el principal prurito que los analistas privados encuentran en los números gubernamentales.

Es de esta manera que los especialistas en el mercado laboral sospechan que el Indec oculta desempleados. Las estadísticas históricas los avalan: en momentos de recesión y alta inflación, la tasa de actividad suele crecer, ya que la gente se vuelca al mercado laboral en busca de más trabajo o de un segundo sueldo para sostener su consumo. La tasa de actividad actual es la más baja en los últimos diez años, según el Ieral.

"En la Argentina, poco más de 800.000 personas se retiraron del mercado de trabajo entre 2007 y la actualidad. En este antecedente, se excluye a todas aquellas personas que transitaron desde la actividad a dedicarse exclusivamente al estudio y los individuos que pasaron a formar parte de la población pasiva. Este fenómeno se conoce como desempleo oculto", afirmaron los economistas Marcelo Capello y Gerardo García Oro, del Ieral, en un trabajo enviado a este medio.

Sobre la base de esos datos, los especialistas de Ieral estiman que el desempleo actual (6,9%) sería en realidad de 12% y afectaría a alrededor de dos millones de personas en el país, En Idesa son más cautos. Sin un retoque en la tasa de actividad, estiman que la desocupación podría ser de 7,7%, o sea, la mayor desde 2009.

"La falta de empleo todavía no se traduce plenamente en aumento del desempleo abierto, sino que la caída en la participación laboral atenúa el alza de la tasa de desempleo", explicó Jorge Colina, de Idesa. "Si la tasa de participación laboral se hubiera mantenido en el nivel de 2013, el desempleo de 2014 habría sido de 7,7% en lugar del 6,9 por ciento", afirmó.

Jóvenes y mujeres

Los jóvenes son quienes más sufren el desaliento en la actualidad. Sin embargo, los especialistas destacan también la crítica caída de la tasa de actividad entre las mujeres jóvenes, lo que equivale a decir que registran una "progresiva exclusión laboral", voluntaria o involuntaria.

"En la Argentina, la participación laboral femenina entre jóvenes de 20 y 24 años de edad cayó de 58% en 2004 a 46,5% en el primer semestre de 2014, un resultado bastante alejado de, por ejemplo, el 78% de participación laboral de mujeres de ese rango etario en Suiza", afirmó el Ieral.

Entre los jóvenes que declararon encontrarse desocupados en 2013, tan sólo el 14% continuó en tal situación hacia el primer semestre de 2014, 62% pasaron a un empleo informal, un 19% fueron desplazados hacia el segmento "ni-ni" y tan sólo 4% accedió a un empleo formal.

"Respecto de los jóvenes que inicialmente se encontraron en un empleo informal, se observa que la mayoría de ellos accede con suerte a sostener su precarizada condición laboral, con escasas oportunidades de traspaso hacia la formalidad", concluyeron los especialistas del Ieral.

Precarización en la ciudad

La ciudad de Buenos Aires no fue ajena a los problemas laborales que se registraron durante el año pasado. En el cuarto trimestre de 2014, el desempleo mostró una suba de seis décimas (pasó de 4,4 a 5%), según los datos oficiales. Sin embargo, la tasa de empleo se mantuvo en 50,3 por ciento. En ese sentido, no hubo destrucción de puestos, sino que el mayor desempleo se debió al crecimiento poblacional. En cambio, sí sufrió una fuerte suba la subocupación (al 7,4%).

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas