Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Twitter y el millonario negocio detrás de los 140 caracteres

Cuentas auspiciadas, personas que cobran por promocionar y hasta vendedores de seguidores son algunos de los actores que han sabido lucrar con la popular red social

SEGUIR
LA NACION
Domingo 22 de febrero de 2015
0

En septiembre último, un extraño incidente puso contra las cuerdas a la ya vapuleada imagen del presidente del gobierno español, Mariano Rajoy. En menos de 24 horas, su cuenta oficial de Twitter sumó casi 60.000 seguidores, cifra que le permitió superar en "popularidad" al líder opositor del partido Podemos, Pablo Iglesias.

El problema para Rajoy, que pasó de tener 527.781 seguidores a 587.228 en cuestión de horas -lo que equivalía a un aumento de más del 10% para su ya consolidada cuenta-, fue que este extraño incremento de popularidad fue rápidamente detectado: una gran mayoría de sus nuevos seguidores eran árabes o utilizaban ese idioma en la red social, y no coincidió con ningún anuncio o acontecimiento relevante que lo justifique.

Si bien no confirmada, una posible y muy difundida explicación entre los medios que informaron el hecho es que el equipo de comunicación de Rajoy haya contratado el servicio de alguna compañía para superar en cantidad de seguidores a su rival político.

Sitios como ComprarSeguidores.net o FollowersYA.com se dedican a ofrecer estos servicios.

El primero de ellos, que comenzó a operar en 2011 y trabaja en México y Estados Unidos, ofrece paquetes desde los US$ 25 por 1000 seguidores hasta los US$ 1800 a cambio de garantizar 250.000 nuevos seguidores para la cuenta del cliente. La compañía, que afirma entregar "no menos de cuatro millones de seguidores mensualmente", dijo a LA NACION que en épocas de campañas trabajan mucho con agencias que manejan las estrategias de políticos y que esperan muchas ventas a políticos argentinos en este año. Además, entre su cartera de clientes, figuran empresas y particulares, así como músicos, deportistas, actores o periodistas.

FollowersYA nació en Venezuela a finales de 2010, y desde 2011 opera como sitio web. Sólo en 2014 incorporó más de 10.000 nuevos clientes, alcanzando así a más de 28.000 usuarios que contrataron sus servicios. Sus paquetes oscilan entre los 1000 y los 10.000 seguidores a cambio de 20 o de 100 dólares, respectivamente.

Entre sus clientes, FollowersYA informó que "de cada diez, cinco son particulares, tres son empresas y dos, organizaciones gubernamentales o partidos políticos".

"Este mercado mueve varios millones de dólares anualmente, sólo en Hispanoamérica", informó FollowersYA.

Un negocio multifacético

Claro que ésta no es la única forma de hacer negocios a partir de la proliferación de Twitter. Mariano Tato, especialista en marketing digital, comunicación estratégica y redes sociales, explica: "Es un gran negocio, que se basa en alcanzar a un influenciador adecuado que actuará como medio entre una empresa y un potencial cliente. Comprar seguidores no sirve más que para alimentar el ego del cliente. El negocio real se basa en tres acciones: publicitar, convocar o promocionar".

Son muchas las personas que cobran por escribir tuits en los que mencionan a alguna marca o evento. Un usuario relativamente popular, que tenga entre 5000 y 15.000 seguidores, puede cobrar alrededor de $ 1000 por una acción de cinco mensajes. Mientras que una persona muy popular en la red social, que cuente con más de un millón de seguidores, puede cobrar hasta $ 50.000 por un puñado de mensajes.

Dos deportistas de elite, por ejemplo, firmaron un convenio con una empresa a la que mencionarán en unos pocos mensajes a cambio de $ 35.000 mensuales. Mientras que un afamado conductor de televisión ha alcanzado esa misma cifra por sólo 3 o 4 tuits. Otros, menos afortunados, deben conformarse con escribir mensajes en la red social a cambio de canjes con productos o servicios.

Mariano Feuer, director creativo de EsViral20.com -empresa que se dedica a desarrollar estrategias de comunicación integral para clientes- y profesor de Management Integral de Negocios Digitales en la Universidad de San Andrés, estima que "una campaña publicitaria realizada a través de 20 a 30 personalidades puede costarle al cliente de 200.000 a 300.000 pesos".

"La venta de seguidores, más que una avivada, es un engaño al cliente, algo no deseado en la industria que sí tiene negocios legítimos, como aquellos relacionados a la publicidad o el monitoreo de productos", enfatiza Feuer. El ejecutivo estima, además, que tener una cuenta promocionada puede generar de 60.000 a 200.000 pesos mensuales.

Vendedores de seguidores, empresas que manejan un porfolio de celebridades que ofrecen a sus clientes, personas que cobran por tuitear, cuentas decididamente promocionadas. Nadie quiere quedarse fuera del negocio detrás de los 140 caracteres.

Una red que mueve muchos pesos

$ 50.000

Puede cobrar una persona muy popular en la red social por unos pocos mensajes promocionando un producto o evento

$ 60.000 a $ 200.000

Estima Mariano Feuer que puede recibir una personalidad destacada de Twitter por tener su cuenta auspiciada

$ 200.000 a $ 300.000

Le cuesta a una empresa lograr que 20 a 30 usuarios destacados la promocionen

$ 1000

Podría recibir un usuario que tenga unos 10.000 seguidores por 5 mensajes

$ 830.000

Pagó en 2014 el gobernador de Misiones, Maurice Closs, por conseguir más seguidores de Facebook

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas