Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Convierten en ley los acuerdos polémicos con China

El oficialismo impuso su mayoría y sancionó los convenios comerciales; aval para la estación espacial

Jueves 26 de febrero de 2015
SEGUIR
LA NACION
0

Pese a los duros cuestionamientos que formularon sectores de la industria y del sindicalismo, el bloque oficialista de la Cámara de Diputados convirtió en ley anoche el polémico convenio marco de cooperación en materia económica y de inversionesentre la Argentina y China.

Entre otras cosas, este acuerdo permitirá que, a cambio de financiamiento del país asiático, nuestro país se comprometa a la compra exclusiva de tecnología china, permita el ingreso a la mano de obra de ese país y habilite la adjudicación de obras públicas sin necesidad de realizar una licitación.

Todo el arco opositor votó en contra de la iniciativa, pues, a su juicio, se le conceden amplios beneficios a China y se habilitan decisiones discrecionales al gobierno nacional. En las antípodas, el oficialismo exaltó la "alianza estratégica integral" con el gigante asiático, y enfatizó que el convenio modernizará la industria y facilitará el financiamiento de obras públicas. La pulseada la ganó la mayoría kirchnerista, como era previsible, que cosechó 133 votos a favor frente a 108 en contra.

En el mismo trámite, el oficialismo también aprobó otro controvertido acuerdo con China, el que prevé la instalación de una estación espacial de ese país sobre un predio de 200 hectáreas en Neuquén que contempla una exención impositiva por 50 años para los chinos. La oposición también rechazó esta iniciativa por considerarla una "inadmisible cesión de soberanía". "Esta base tiene una condición dual: civil-científica y militar", alertó Alberto Asseff (Frente Renovador) entre las voces que se opusieron.

La mayor parte del debate se lo llevó, no obstante, el acuerdo marco comercial con China, que le permitirá a Pekín invertir, con adjudicación directa y beneficios impositivos, en los más diversos sectores como energía, minerales, productos manufacturados, tecnología, agricultura, entre otros rubros.

Es así como, bajo este convenio, la Argentina y China ya firmaron una treintena de proyectos conjuntos; en la esfera económica se destacan la construcción de Atucha III y las represas Kirchner y Cepernic; la modernización del ferrocarril Belgrano Cargas; la compra de barcos y dragas; los proyectos de riego en la provincia de Entre Ríos, y la instalación de la Estación de Espacio Lejano. Además, se delineó un swap financiero de monedas por US$ 11.000 millones.

"Este acuerdo es un paso fundamental no sólo para el fortalecimiento de la relación bilateral con una importante potencia mundial, sino para el posicionamiento pleno de nuestro país en la multipolaridad", enfatizó el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, el oficialista Guillermo Carmona.

Comparación

El diputado kirchnerista insistió en que este convenio va en línea con los que, en su momento, suscribió el ex presidente Raúl Alfonsín con Italia y España. El diputado Ricardo Alfonsín, hijo del fallecido mandatario, tomó el guante.

"Este acuerdo perjudica el interés nacional: se posterga la industria argentina en manos del capital chino", enfatizó el radical. En la misma línea, el jefe de su bloque, Mario Negri, atribuyó la firma del convenio "al contexto de debilidad por falta de financiamiento" de la Argentina. "Los chinos vienen con capitales, empresas, tecnología y mano de obra china y eso produce un desequilibrio en cualquier contexto de negociación", aseveró.

Sobre este punto, Federico Sturzenegger (Pro) precisó que el déficit en el comercio bilateral con China alcanza los 5800 millones de dólares. "En vez de buscar con este acuerdo ampliar mercados, el Gobierno quiso salvar el cepo, trocando swaps por adjudicación de obra pública", criticó. "Aquí hay una clara renuncia a las industrias argentinas en detrimento de los productos y de la tecnología chinas", advirtió Felipe Solá, del Frente Renovador.

A su turno, Margarita Stolbizer le achacó al Gobierno que, con este acuerdo, "hipotecará nuestro futuro y condicionará al próximo presidente".

Al cierre del debate, el diputado oficialista Roberto Feletti respondió a las críticas. "Es lógico que en esta etapa del comercio internacional la Argentina firme un convenio bilateral con China", enfatizó, y objetó a quienes insisten en privilegiar la relación con Estados Unidos.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas