Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Tras las intensas lluvias, la autopista que une Santa Fe y Rosario está interrumpida

En algunas localidades llovieron más de 400 milímetros; como ruta alternativa los vehículos van a Paraná y cruzan por el puente sobre ese río hasta Rosario; pérdidas de las producciones

SEGUIR
PARA LA NACION
Lunes 02 de marzo de 2015 • 20:51
0

SANTA FE.- La conexión vial directa entre esta capital y Rosario está totalmente interrumpida desde este mediodía. La impresionante masa líquida acumulada en el centro-oeste de la provincia, después de las intensas lluvias registradas entre el miércoles y ayer (más de 400 milímetros en algunas localidades cercanas al límite con Córdoba), provocó el corte de la autopista Santa Fe-Rosario, y de la ruta nacional 11 –que corre paralela- sobre el arroyo Colastiné, que desagua en el río Coronda, en las inmediaciones de esa ciudad del departamento San Jerónimo, 45 kilómetros al sur de esta capital.

La posibilidad que más comenzó a utilizarse es ir hasta Paraná (Entre Ríos) y desde allí a Victoria, para cruzar el puente sobre el río Paraná, hasta arribar a Rosario.

Esta situación provocará cambios en los recorridos del transporte interurbano de pasajeros, hacia y desde el norte de ambas ciudades.

El agua cortó la autopista Santa Fe - Rosario
El agua cortó la autopista Santa Fe - Rosario. Foto: @dstafe

Autoridades viales consultadas por LA NACION admitieron que el desborde puede permanecer entre 46 y 48 horas, luego de lo cual habrá un período de evaluación de los puentes, calzadas y banquinas.

El cuadro provocado por las intensas lluvias desde el miércoles pasado hasta ayer, también es complicado en los departamentos Castellanos y Las Colonias, donde hay varias localidades aisladas, debido a la acumulación de agua que produce el permanente drenaje desde el este cordobés. Hay mucha incertidumbre en la región porque el último parte del Servicio Meteorológico Nacional anticipa inestabilidad atmosférica hasta el próximo jueves.

"Estamos tratando de brindar la ayuda necesaria a todos los damnificados. El panorama se complicó por las lluvias de ayer (en el centro santafecino alcanzó un promedio de 70 milímetros), que volvieron a inundar ciudades y localidades que comenzaban a normalizarse", admitió esta mañana el director de Protección Civil de la provincia, Marcos Escajadillo.

Pérdidas en el cinturón hortícola

En el cinturón frutihortícola, en el extremo norte de esta capital, las intensas precipitaciones de la semana pasada hicieron que se perdiera entre el 70% y 80% de las plantaciones. "Hay unos 250 productores con sus familias que deben empezar de nuevo. Hay unas mil hectáreas afectadas", informó Guillermo Beckmann, presidente de la Sociedad de Quinteros de Santa Fe.

"A esto lo hemos padecido por años. El problema es que no hay desagües suficientes. Desde diciembre venimos con problemas: el agua no drena porque no hay desagües y las tierras están saturadas, no hay salidas por los canales. Pudre las plantaciones y las raíces. Se complica la producción, se afecta al productor que hoy tiene la moral por el piso, porque tiene que empezar de cero", se lamentó el quintero.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas