Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Tucumán: hay 400 familias aisladas hace 48 horas

Defensa Civil los asiste con agua, comida y medicamento a través de botes

Jueves 05 de marzo de 2015 • 14:45
0

SAN MIGUEL DE TUCUMAN.- Aproximadamente 400 familias que habitan en distintos parajes del sudeste provincial están aisladas desde hace dos días como consecuencia de la crecida de los ríos por la lluvia, que es incesante en la región. El director de Defensa Civil provincial, Fernando Torres, informó la situación afecta a vecinos de las comunas de La Madrid, Monteagudo, Nueva Trinidad y Río Chico, que se encuentran en la zona del perilago del dique El Frontal, que comparten Tucumán y la vecina provincia de Santiago del Estero.

El funcionario precisó que en el paraje Sud de Lazarte hay 140 familias afectadas; 130 en Niogasta y Palomino, 60 en La Madrid, 40 en Los Agudo y 30 en Río Chico. Sin electricidad ni agua potable, estas personas atraviesan una situación dramática. "Estos vecinos están en condición de aislados y a través de embarcaciones y de botes se los está asistiendo con los elementos de primera necesidad, como agua, alimentos y medicamentos", explicó Torres.

El director de Defensa Civil advirtió que "las persistentes lluvias hacen que los ríos de este sector bajo de la provincia tengan un caudal constante, sumado al hecho de que el dique El Frontal ha aumentado su nivel, ocupando zonas donde hay varias poblaciones dispersas que quedaron aisladas". Las cinco escuelas que funcionan en la zona que quedó aislada por el agua están sin clases, debido a que los docentes no pueden acceder a los establecimientos.

400 familias están aisladas en Tucumán
400 familias están aisladas en Tucumán.

La posibilidad de que la situación empeore en las próximas horas genera preocupación, sobre todo en la comuna de La Madrid, donde los ríos Chico y Marapa se desbordaron y mantienen un alto caudal. Según explicó el titular de la Dirección Provincial del Agua, Juan Sirimaldi, esos ríos están recibiendo un flujo constante proveniente del dique Escaba, cuyas compuertas permanecen abiertas completamente desde hace días de manera preventiva por el aumento en el nivel del agua. "La situación es grave, estamos trabajando codo a codo con Defensa Civil. La gente que vive a la vera de los ríos debe tener mucho cuidado", dijo Sirimaldi.

El funcionario indicó que los diques El Cadillal y Escaba llegaron a su nivel máximo, por lo que se está aplicando un procedimiento de control preventivo y de recuperación de la cota mediante la apertura de las compuertas. "Se están erogando hasta 80 metros cúbicos por segundo, es una barbaridad", resumió.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas