Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Entre abuelos y nietos

SEGUIR
LA NACION
Viernes 06 de marzo de 2015
0

Los estrenos de la temporada infantil suelen esperar a que su público se haya asentado en el nuevo año escolar. Así es que comienzan a registrarse en abril, para las salas y elencos más establecidos como referentes del teatro de los chicos, y ya entrado mayo e incluso junio para los que entran en escena más que nada calentando máquinas para la minitemporada de vacaciones de invierno.

No así Héctor Presa, al frente del grupo La Galera Encantada. Apenas termina la temporada de verano en los jardines del Museo Larreta, cuando ya presenta su primer estreno en la sala propia de Palermo, Aladino, mi abuela es una genia. "Desde hace diez años comenzamos las funciones en marzo", dice el director y autor teatral, "no es el mes de mayor afluencia de público, pero hay una corriente que nos sigue".

En Aladino... se trata de sacar de la galera un cuento distinto del narrado hasta ahora. "El rol principal es la abuela. Los tres nietos, ya adultos, van a buscar cuadernos y libros que son recuerdos de una infancia plena de cuentos", explica Presa. La abuela aprovecha la ocasión para transformar esos recuerdos que mantenía guardados en un tesoro que hay que rastrear como Aladino, recorriendo un mercado, pasando por una alfombra mágica? "El encuentro entre la abuela y los nietos se convierte en una nueva ocasión de juego."

Aladino, mi abuela es una genia
Aladino, mi abuela es una genia. Foto: La Galera Encantada

Resuena en la descripción la figura del mismo Presa. También él se ha convertido en abuelo a lo largo de los casi cuarenta años de generación de tramas dando siempre una vuelta de tuerca a las historias ya contadas. "Exactamente", confirma el director la sospecha del cronista, "ya cumplí los 60 y sigo creyendo que es divertido hacer lo que hago". Como parece divertirse la abuela de la obra, que hace deportes extremos en jogging y usa peluca de rulos y antifaces.

"Creo que es la distancia entre abuelos y nietos lo que genera el espacio de juego entre ellos." Presa asegura que en Aladino... se pone en juego la veta lúdica como nunca antes en su amplio repertorio. "Veo a mis actores desarrollando toda su capacidad de juego", dice entre ensayos generales. "La abuela es una divina, es la que concede los deseos, como el genio de la lámpara. Ésa es la fusión que quiero hacer: el genio de Aladino... existe en algún rinconcito de todo abuelo."

Para el pequeño espectador significará a la vez, anticipa Presa, la oportunidad de ver a personajes adultos, como sus padres, jugando. Estaban camino al trabajo, iban a pasar apenas por lo de la abuela a buscar algo. Pero los detiene ese personaje que los vuelve a transportar al universo del juego.

Apenas estrenada Aladino..., Presa continuará los preparativos de una nueva edición de Un paseo por el mundo, el concierto didáctico de la Camerata Bariloche enmarcado en un hilo teatral que se presentó la temporada pasada. Esta vez se plantea el mismo Héctor Presa ingresar a escena como geniecillo que pone en movimiento los sonidos de la orquesta. Será en Ciudad Cultural Konex, cerca de vacaciones de invierno.

Y otras historias de abuelos, las de Carlitos y Violeta, protagonistas de varias obras de La Galera Encantada, se están aprestando a dar el salto a las pantallas de cine. El plan es, con los guiones ya escritos, solicitar el apoyo del Incaa y comenzar a filmar a fines de año para estrenar en 2016, revela Presa. ¿Qué más sacará de La Galera?

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas